Nombre propio #2: Lula da Silva

La historia del presidente brasileño es un relato de superación y aspiración. El mismo relato que tiene hoy Brasil, uno de los países más dinámicos de América Latina que está marcando su senda de crecimiento y progreso. Y además, se está encaminando con paso decisivo a ser una de las potencias económicas mundiales.

2009 ha sido un año dulce para Brasil. Y para Lula. Si cuando el presidente llegaba al poder en 2003 afirmaba “E eu, que durante tantas vezes fui acusado de não ter um diploma superior, ganho o meu primeiro diploma, o diploma de presidente da República do meu país.”, ese año su país ha ganado uno de los grandes diplomas mundiales: organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

Es muy destacable observar como una persona humilde como Lula consiguió enmudecer al mundo entero con su defensa de la candidatura de Río de Janeiro, demostrando que la gestión de las emociones es clave en comunicación, es necesario para persuadir y es algo casi obligatorio para convencer.

Lula tiene por delante los dos últimos años de su mandato. Dos años para hacer real su misión: “Si al final de mi mandato los brasileños pueden desayunar, almorzar y cenar cada día, entonces habré realizado la misión de mi vida”.

Nombre propio #6: Solbes y Salgado

Pedro_Solbes_Elena_Salgado

O lo que es lo mismo, la crisis. España ha tenido este año dos personas al frente del Ministerio de Economía y Hacienda… y parece que no ha servido para mucho. Solbes murió pidiendo públicamente que lo mataran. Dejará para la posteridad una de las mejores respuestas de un ministro. Tras la dimisión-destitución de Bermejo, Solbes afirmó que lo envidiaba porque era ya “exministro”. Poco tiempo pasaría hasta que Zapatero se deshiciera de él.

En el cambio del ejecutivo llegó Salgado, que pasó de ministra de Administraciones Públicas a ser la ministra que finalmente acordó la financiación autonómica y aprobó los presupuestos. Salgado sigue sembrando dudas y hasta que los españoles no vean signos de recuperación, seguirán desconfiando. Por el momento, nos quedamos con el cuento: seremos la última economía europea en salir del pozo.

Nombre propio #8: Ángeles González-Sinde

gonzalez-sinde_big

Ha sido la ministra sorpresa de la remodelación del gobierno sorpresa que todos sabían gracias a una filtración. Y seguramente es uno de los grandes errores de Zapatero. González-Sinde fue recibida ya con elevada hostilidad en el mundo de Internet. Miles de personas pedían ya su dimisión antes que tomara posesión del cargo.

Llegó e intentó llevar las riendas de su departamento. Empezó triangulando y atrayendo al defenestrado eurodiputado de CiU Ignasi Guardans. Pero al cabo de poco, volvió a alinearse con la SGAE y llegó el caso de la Ley de Economía Sostenible y la disposición que propone cercenar los derechos fundamentales en Internet.

Tras ello, la protesta en la Red intentó ser atajada torpemente por su ministerio. Todos recordaremos durante tiempo la reunión de la ministra con líderes de opinión de la Red, su plante y las protestas. Y como el presidente Zapatero tuvo que contradecirla por el lío que se había armado.

Por el bien de la cultura –mejor dicho, de las culturas que hay en el país- esperemos que el 2010 sea un poco mejor en el ministerio. Pero sin duda, este año la ministra merece ser personaje reseñable.

Nombre propio #9: Esperanza Aguirre

Esperanza_AguirreLa presidenta de la Comunidad de Madrid, o Lideresa como se la suele llamar, repite en esta clasificación. Sigue demostrando que es una de las pocas personas en España que tiene la capacidad de ejercer un fuerte liderazgo y que domina como nadie sus dotes de comunicación. No gustan a todos, pero a quiénes gusta, encandila.

Aguirre ha demostrado ser una superviviente nata. No sólo por su episodio en Bombay que reseñábamos el año pasado en este espacio, sino porque este año ha tenido que hacer frente a lo indecible y ella sigue allí, con sus apoyos casi intactos. Ni la trama Gürtel, ni la crisis o el espionaje en la Comunidad de Madrid la han achantado. Y eso, en política, vale su peso en oro.

Aguirre es sin duda uno de los personajes del año. Y seguramente lo será del siguiente. Es la apuesta más solvente de la oposición popular, la única que realmente puede plantar cara al presidente Zapatero. Eso lo sabe Rajoy y lo sabe el propio presidente. Quizás por ello, no le dejan volar. O quizás por ello, no se atreve a dar aún el salto. Aunque está preparada. Con o sin zapatos planos.

Te puede interesar:
El teleprompter de Esperanza Aguirre
¡Quiero tener los abdominales de Aznar!
Himno a la Esperanza
Thatcher: ¿un espejo para el PP?

Nombre propio #10: Van Rompuy y Ashton

van-rompuy-achtun

Son los nuevos líderes de Europa. Con permiso de los Estados miembros, claro. El pasado mes de noviembre conocíamos los nombres del nuevo presidente de la Unión Europea y la nueva ministra de Asuntos Exteriores y vicepresidenta de la Comisión: Herman Van Rompuy y Catherine Ashton.

Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 ponían en las manos de un belga y una inglesa el futuro de la Unión. Bueno, no vamos a ser tan optimistas, ponían en su mano el futuro inmediato de la Unión y la posibilidad de darle más estabilidad institucional y más peso político al difícil entramado comunitario.

La elección fue, si más no, significativa. A diferencia de otras cuestiones –como el presupuesto comunitario o la PAC- la decisión se tomó relativamente rápido, los grandes nombres cayeron de la quiniela y la unanimidad se hizo patente. Algunos opinan que eso es una mala señal: si le juntamos a ello el bajo perfil comunicativo de ambos tenemos un resultado previsible. Los Estados han elegido a alguien que no les haga sombra.

Pero por lo importante del nombramiento y, porque estamos en Navidad y es momento de esperanza, quién sabe si consiguen salirse del guión y poner a Europa en una senda mejor.

Los nombres propios de 2009

Turrones, décimos de Navidad y felicitaciones. Electrónicas o por correo postal, a gusto del consumidor. Colas en casi todas las tiendas, centros urbanos a rebosar. Frío y algo así como buen rollo generalizado aunque tu horizonte más cercano sean interminables comidas familiares. Una tras otra. Y los resúmenes del año. Sí, estamos en Navidad. Y a punto de cerrar este 2009.

Para seguir con las tradiciones, ahí van los 10 nombres propios del mundo de la comunicación online, comunicación política y… la política en sí misma. Cada día, uno nuevo

Nombre propio #1: Barack Obama

No podemos ir en contra de la revista Time. Ni de El País, ni La Vanguardia. Tampoco podemos plantar cara al Washington Post, a la CNN … el nombre propio del 2008 es un nombre africano que significa esperanza y se llama Barack Obama.

No hay espacio para la originalidad cuando se trata de recoger el hito que este hombre ha conseguido. Está (casi) todo dicho sobre él cuando queda menos de un mes para que tome posesión de su cargo, pero nos atrevemos a marcar las 10 puntos que hacen de Obama el nombre propio del 2008:

1. Barack Obama es el primer presidente electo afroamericano, a pesar de tener una historia atípica y no proceder de los típicos círculos de poder.
2. Ha conseguido articular una campaña exitosa donde internet ha jugado un papel fundamental.
3. Ha sabido dar un tono trascendente a su mensaje, donde la superación de las diferencias y la inspiración juegan un papel central.
4. Obama ha conseguido acabar con un período republicano y romper las estadísticas.
5. La decisión del presidente-electo de alejarse de los grupos de presión le ha dado el favor de los ciudadanos.
6. Obama representa la política del siglo XXI, tanto por objetivos como por medios usados y discurso utilizado.
7. El presidente-electo ha sabido crear uno de los mejores equipos de campaña de la historia electoral americana.
8. Ha conseguido un récord de participación en un país tradicionalmente abstencionista.
9. Nuevos sectores sociales han entrado al sistema electoral y han expresado su opinión.
10. Ha sabido dar esperanza, como su nombre indica, no sólo en su país, sino a millones de personas en todo el mundo.

Nombre propio #2: la crisis

La omnipresente crisis económica es, tras muchos años, protagonista otra vez de un año que se cierra. La crisis, sin embargo, ha tenido dos grandes momentos de importancia: cuando no existía (o creíamos que no era tal) y cuando ella misma hizo acto de presencia con una fuerza inusitada.

Y como política y economía van tan de la mano como las aceitunas y los berberechos o el sol y la sombra, durante la campaña de las elecciones generales de marzo vimos el intento desesperado del PP de hacer entrar el tema en la agenda de aquellas elecciones. No quiero decir que les faltase razón o no, sencillamente que la ciudadanía no percibía la crisis como algo plausible en aquel momento.

Después fuimos testigos del negacionismo del Gobierno ante los efectos tempranos de la crisis, hasta que la burbuja estalló tras las vacaciones, el día que Lehman Brothers cayó y McCain dijo que la economía americana era fuerte.

A partir de ese momento se decidieron unas elecciones presidenciales americanas, el mundo se puso a hacer rescates financieros multimillonarios, reuniones multilaterales, fotos, palabras y efectos devastadores para la economía a escala mundial.

Ya sé que estáis cansados de oír la palabra crisis, pero que le vamos a hacer … ¡es uno de los nombres propios del año!

Nombre propio #3: Sarah Palin

Sarah Palin, la candidata de los republicanos a la vicepresidencia de los Estados Unidos, llegó a todos los rincones de la tierra cuando el senador John McCain la eligió como compañera de viaje en la campaña presidencial.

Palin se convertía en la segunda mujer candidata a la vicepresidencia y rápidamente hizo enloquecer el país. Enloquecer y seducir. Palin creó opiniones favorables y contrarias en proporciones similares, y es que para entender la esencia del personaje había que saber primero su historia.

Nacida en Idaho, Palin había jugado al baloncesto y había sido miss durante su juventud, dos etapas que marcaron su carácter. Y así, Sarah Barracuda entró en política en los años 90, primero en la política municipal y luego como gobernadora de Alaska.

Palin es un personaje de gran controversia: conservadora, defensora de la NRA y del creacionismo, jugó más en contra que a favor de McCain. Su inexperiencia y las estrambóticas primeras declaraciones como candidata, apostando para declarar la guerra a Rusia; fueron la música de fondo que marcó la carrera presidencial republicana.

La gobernadora de Alaska ha mostrado su interés en liderar el partido de cara a las elecciones de 2012, aunque la prudencia es poca a la hora de hacer pronósticos. En todo caso, su actuación será recordada durante muchos años.

Nombre propio #4: Internet

Internet es un protagonista del campo de la comunicación durante este año. Y no nos basamos en Rodolfo Chiquiliquatre para sostener esto, no.

Nos basamos sobre todo en el extraordinario uso que Barack Obama ha hecho de la red para conseguir tejer los soportes necesarios para llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Se ha hablado mucho sobre este tema, especialmente en este blog. Pero es conveniente volver a citar y ver como el que apuntaban expertos como Antoni Gutiérrez-Rubí en el campo político, o lo que ya sabían otros expertos de la comunicación 2.0, como el Adolfo Corujo, se está cumpliendo.