Convencer participando más de 15 días cada 4 años

La estrategia online debe estar por escrito, con unos objetivos claros: si no, no la cumpliremos. Debemos tener en cuenta qué comunicaremos, cómo y dónde. Con qué medios contamos y de cuanto tiempo disponemos para participar en las conversaciones de la Red.

Podemos participar en numerosos espacios: blogs, microblogging, redes sociales… Vamos a ver cómo han participado los partidos y sus candidatos en estas elecciones europeas. Eso sí, sin ánimo de ser exhaustivo: con más de 2.066 candidatos seguro que me dejo a alguien fuera del radar.

Participar en Redes Sociales

Tanto PSOE como PP disponen ya de páginas públicas en Facebook que funcionan, en cierto modo, como un mashup de los perfiles de varios miembros del partido y además como centro emisor de comunicaciones y mensajes. Las valoraciones desde los partidos son buenas: se ha traspasado la participación por perfiles a aumentarla en estas páginas.

El PP estrenó antes que el PSOE su página, pero la de los socialistas rápidamente superó a los conservadores en número de seguidores. En todo caso, es quizás una de las formas más usadas y más actualizadas para ambos partidos.

Otros partidos como IU, ERC, ICV o CiU no disponen de páginas propias en Facebook. Algunos de sus candidatos, como Junqueras, Badia, Tremosa o Romeva disponen de perfiles. Y otros como Vidal-Quadras o Mayor Oreja, grupos de apoyo.

Podríamos decir que la participación en redes sociales es la niña bonita de los partidos. Tanto es así, que PP y PSOE han creado sus propias redes sociales. La de los populares, desarrollada expresamente para ellos y abierta a la participación de todos, pese a algunos problemas iniciales de seguridad. El PSOE, en cambio, optó por servicios gratuitos de la Red, como Ning, para desarrollar su plataforma de movilización. La de los socialistas limitada a militantes y simpatizantes.

Participar en Microblogging

Durante la campaña electoral (o algunas semanas antes, para ser exactos) asistimos a uno de los crecimientos más importantes registrados del uso de Twitter en nuestro país. A la sombra de ello, muchos políticos y partidos se subieron al carro.

De esta manera, PSOE, PP, Izquierda Unida o CiU han usado sus perfiles de partido para relatar sus actos, enviar mensajes, etc. No obstante, se han podido observar conductas poco respectuosas con la propia participación. La más común ha sido la de no responder a las preguntas que otros usuarios hacían al partido.

Algunos candidatos como Junqueras, Tremosa o Salvador Sedó han abierto cuentas propias en Twitter. En ellos también se da el mismo caso: no responden a los usuarios. Respetar esta regla de conducta es esencial ya que estas herramientas permiten acercarse al ciudadano como otro medio de comunicación no es capaz de hacer.

Caso a parte es la cuenta creada para seguir a Jaime Mayor Oreja, que ha sido ya borrada. Si su uso ya fue controvertido, con twitts en tercera persona y sin interacción con nadie, la decisión de cerrarlo es aún más irrespectuosa: los usuarios deberían poder seguirlo en lo más importante, el ejercicio del cargo por el que ha sido elegido.

Aunque a juzgar por el silencio generalizado de los candidatos con Twitter, observamos como la concepción tacticista del medio es más común de lo esperado. Si ya hay un cementerio de blogs políticos, ya podemos inaugurar el cementerio de las cuentas caídas en desuso.

Podéis repasar algunos errores de los políticos en Twitter en esta entrada de hace unos meses.

Participar en blogs

El fenómeno de participación en blogs experimenta tendencias curiosas. Algunos candidatos han optado por no alimentar un blog, como Tremosa (pero sí algunos de los candidatos de CiU, como muestra esta página, con un ritmo muy desigual de actualizaciones), Mayor Oreja, López Aguilar, Meyer o Badia.

Izaskun Bilbao o Carmen Romero han creado blogs para esta campaña, deberemos ver si los siguen alimentando o pasan al citado cementerio.

El caso de Junqueras y Romeva son especialmente relevantes. Mientras que el republicano escribe regularmente en su blog del diario digital Directe.cat, Romeva mantiene actualizado con asiduidad su blog. En este sentido, el eurodiputado español más trabajador también lo es en la Red, ya que nos explica regularmente qué hace y por qué hace lo que hace en el Parlamento Europeo.

Tomarse en serio la participación es algo esencial para conseguir los objetivos. Hacerlo bien y durante algo más que 15 días cada 4 años.

Se busca experto en preguntas difíciles

La pregunta que nos asalta hoy es saber si tras 10 ediciones del popular programa “Tengo una pregunta para usted”, los partidos políticos españoles disponen ya de alguien especialmente formado para adiestrar a los líderes que se aventuran a las interpelaciones ciudadanas.

Y hablo de alguien formado especialmente porque éste programa tiene ya su propia dinámica a la vista de todos: diferentes tipos de preguntas (desde el “que hay de lo mío” a los ataques sin saber de lo que se pregunta; pasando por las preguntas soft), diferentes personalidades entre el público (el que no sabe de lo que habla, el informado, el peleón…) e incluso diferentes modos de pasar de puntillas sobre todo.

Prepararse para afrontar este programa con éxito debería ir siendo una prioridad, no tanto por el efecto de este show televisivo, sino por las lecciones que pueden aprenderse para posibilitar nuevas formas de interacción con los ciudadanos.

En otros países, los políticos suelen someterse a este tipo de intervenciones en actos de campaña, muchas veces sin los focos delante. Es un ejercicio rico, ya que pide al político en cuestión una capacidad de síntesis y concreción que no tienen en los mítines. Pero vaya, esto es sólo una idea: si algún político –me consta que algunos lo han hecho ya- quiere cambiar las plazas de toros por este tipo de formatos, hará un gran favor a su campaña.

Ayer, no obstante, pudimos observar en el espacio de algo más de dos horas las grandes diferencias entre los tres líderes. No me refiero a una diferencia ideológica, como es evidente, sino al modo de encarar las intervenciones de cada uno de ellos. Los tres iban suficientemente preparados: sabían qué tenían que decir y cuales eran los mensajes clave que debían llevar a puerto tras cada pregunta. Pero la diferencia en presentarse a la sociedad fue abismal.

En esto, la experiencia vital de cada uno de ellos tiene mucho que ver. Pudimos ver el político profesional (Duran i Lleida), el amateur (Cayo Lara) y el académico (Joan Ridao). Diferentes tonos y diferentes respuestas. Quizás Cayo Lara fue el que sonó más convincente, tanto por un discurso cómodo (hablar de ricos y pobres, simplificar la crisis financiera a blanco o negro es una baza para decantar al gran público que la sufre) como por la ausencia de titubeos o ejercicios forzados de marketing. Creía en lo que decía y así lo demostró.

Duran i Lleida hizo acopio de su experiencia, tanto para explicar su argumentario político como para ganarse un aplauso tras explicar su experiencia con el cáncer. Ridao, por su parte, pecó de falta de carisma (o al menos pecó de no ser la persona más odiada del país) y tuvo que hacer frente sin demasiado éxito a las preguntas de varios ciudadanos sobre Catalunya, España, naciones y federaciones.

En el fondo, y como en todo, la cuestión no es lo que decimos sino cómo lo decimos, y para muestra, el programa de ayer.

Más información:

La Vanguardia

ABC

El País

Diario Crítico

El Periódico de Aragón

La censura no es 2.0

Hace algunas semanas os informé que la diputada de IU en la Asamblea de Madrid, Reyes Montiel, había abierto una cuenta en Twitter para informarnos del desarrollo de la Comisión de Investigación sobre la red de espionaje en la Comunidad. Con 328 seguidores ha demostrado el interés que nos suscita un tema de vital importancia para nuestra democracia.

Ayer supimos que la presidencia de la Comisión le había prohíbido el uso de esta herramienta pese a no haber una base legal en el reglamento de la cámara para hacerlo. Este hecho sin precedentes pone de relieve la importancia creciente de la red, la comunicación online, en definitiva, internet; en nuestra vida diaria. También en la política.

Los mensajes de apoyo a la diputada y de estupefacción por la decisión no se han hecho esperar. Hora tras hora són más los tweets sobre el tema. Y seguirán creciendo.

Mañana podréis leer en este blog por qué la Asamblea de Madrid, pero en general la política offline, tiene miedo a este tipo de herramientas.

Revista de prensa (16/11)

La Cumbre del G20 que albergó ayer la ciudad de Washington es el tema del día en todos los diarios, pueden leer aquí las crónicas de La Vanguardia, El País, ABC y El Mundo. También se hacen eco  la prensa americana, aunque está más  enfocada a seguir hablando de la transición y del nuevo gobierno. Precisamente, en referencia en la transición y en la economía, en El País leemos esta crónica sobre los hombres del Presidente-Electo Obama.

Otro de los temas que llenará espacio será el desenlace de la Asamblea de IU. Según La Vanguardia, Eberhard Grosske se perfila como nuevo líder de la formación, como también indica El Mundo.

Seguimos en clave española. La Vanguardia reflexiona sobre les claves que hacen de Carme Chacón la ministra más bien valorada del ejecutivo español.