Lo que ya no te dirá Rajoy: nadie tiene derecho a acosarte por ser gay

“No estás solo. No has hecho nada malo. No has hecho nada para merecer ser acosado. Hay todo un mundo ahí fuera, lleno de posibilidades para ti”. Es parte del mensaje que el presidente Obama grabó en 2010 en un vídeo de la campaña “It Gets Better” contra la homofobia. Ayer, el presidente Rajoy y su Consejo de Ministros acordaron quitar la mención a la homofobia o las desigualdades de Educación por la Ciudadanía. Si no se menciona, el problema desaparece.

Una semana antes de suprimir la homofobia del temario, el mismo Consejo de Ministros aprobó una declaración para este Día Internacional: “el Gobierno de España está absolutamente comprometido en la defensa de la igualdad, como derecho fundamental y como valor democrático capital” y declaraba que la homofobia y la transfobia son “dos formas de discriminación que no deben tener cabida en ningún ámbito de la sociedad”. No habían pasado ni 24 horas de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia cuando tomaron la decisión de dejar de hablar del tema. De dejar de comprometrse como habían prometido.

Quizás ese sea el modo de solucionar las cosas. Dejar de hablar de ellas. Pero la realidad es que miles de personas en nuestro país necesitan saber que no son diferentes. Ni raros. Ni malos. Ni peores. Que son, sencillamente, iguales. Que les amparan todas las leyes y todos los derechos. Que los que acosan, insultan o vejan son los que deberían ser castigados. No ellos o ellas.

El Gobierno anunció cambios en Educación por la Ciudadanía por su contenido “adoctrinador”. Aunque vistos los resultados no me queda claro si en realidad lo que querían era cambiarla para introducir ese adoctrinamiento. La homosexualidad dejó de ser una enfermedad hace 22 años. La Declaración de los Derechos Humanos ensalzan la igualdad. También lo hace la Constitución. Los Derechos Fundamentales que nos igualan. Porque somos iguales. Decir y querer hacer lo contrario sí es adoctrinamiento. Adoctrinamiento hacia el estigma y la violencia. Pero, como dijo Harvey Milk, “todos los hombres son creados iguales. No importa cuanto lo intenten: nunca podrán borrar estas palabras.”

It gets better

Este tema no saldrá nunca en los medios cuando se hable de redes sociales. En la próxima tertulia en radio o televisión, cuando el sabelotodo de turno ataque a las redes sociales e internet con esa monserga de la seguridad, de la suplantación de identidad… incluso con aquello de la responsabilidad de Facebook, Tuenti o chats en los crímenes más variopintos; nadie saldrá con esto. Y es que la campaña “It gets better” para apoyar a los adolescentes homosexuales que sufren un brutal acoso en Estados Unidos es la muestra que las redes ayudan. Crean y no destruyen.

Me gusta mucho esta iniciativa que tiene en Youtube su espacio de referencia. No es para menos: la plataforma supone el 10% del tráfico de Internet a escala mundial y es un entorno especialmente usado por los jóvenes… pero ahí viene lo más importante: algo que se comparte de forma abundante en las redes sociales. El espacio de referencia para este grupo en el que se sitúa el problema.

Los graves casos de abusos a personas por su condición sexual no es un tema menor. Y el mejor modo de combatirlo, es visualizarlo y denunciarlo. Pero para ello, para que eso sea posible y se puedan evitar fatalidades, como los suicidios registrados en Estados Unidos (aunque no es para nada un problema estadounidense, que conste), es necesario crear un espacio en que quién lo sufre, pueda ver que no está solo. Para que luego digan que esto de Internet es frío. Para que digan que aísla.

Crear un entorno de complicidad, de respuesta a las dudas y de confianza. Y por otro, mostrar que esa realidad puede ser superada, que la lucha lleva a una victoria personal y colectiva. Evidenciar que nuestras sociedades no pueden permitirse ni un segundo más ese tipo de discriminación. Para ello, esta experiencia no sólo cuenta con testimonios de gays o lesbianas: también de voces de peso como el presidente Obama, representantes políticos o la ex primera dama, Laura Bush. Testimonios de la gente de Facebook o Google. Experiencias personales.

“It gets better”. Sí, será mejor con la ayuda de esta iniciativa.