¿Por qué Twitter asusta a la política?

La presidencia de la comisión de investigación sobre el espionaje en la Comunidad de Madrid ha prohibido a la diputada Reyes Montiel twittear en directo sobre los contenidos de las sesiones que se producen a puerta cerrada, por la negativa del PP a dejar que los medios de comunicación pudieran cubrirla.

¿Por qué se produce esta censura? ¿Por qué ha tomado esta decisión la presidencia? Veamos a continuación los 5 factores que alarma en la política tradicional, offline, 0.0; de la comunicación online. ¿Por qué Twitter ha asustado al PP de la Comunidad de Madrid, como asusta a muchos políticos offline?

Twitter es …

… transparente: permite una comunicación directa y sin intermediarios, con menos coste para emisor y receptor y un mayor beneficio mutuo.

… rápido: la alimentación es inmediata, sin filtros previos de publicación o líneas editoriales, basado en experiencias personales que se viven y se explican de forma directa en el servicio de microblogging.

… próximo: tiene capacidad de conversación ilimitada con tus seguidores y sensación de primicia en las informaciones que se dan.

… veraz: además de próximo, también es importante tener en cuenta que creemos más a una persona que tiene cara y ojos, un nombre en la red y que se comunica con el usuario de forma constante que las crónicas en los diarios o las declaraciones de los mismos políticos en televisión. Los usuarios de Twitter tienen nombre y apellidos y participan de forma constante.

… debate: las informaciones, opiniones, etc. que se producen en Twitter pueden ser rápidamente contrastadas, acompañadas de links, etc. Además, se favorece el debate entre los usuarios.

En definitiva, Twitter es una oportunidad para establecer relaciones basadas en la mutua confianza con los usuarios-votantes, relaciones de comunicación directa y de pulso constante a la opinión de los usuarios. Twitter es la oportunidad de la política para aparecer más cercana.

La censura no es 2.0

Hace algunas semanas os informé que la diputada de IU en la Asamblea de Madrid, Reyes Montiel, había abierto una cuenta en Twitter para informarnos del desarrollo de la Comisión de Investigación sobre la red de espionaje en la Comunidad. Con 328 seguidores ha demostrado el interés que nos suscita un tema de vital importancia para nuestra democracia.

Ayer supimos que la presidencia de la Comisión le había prohíbido el uso de esta herramienta pese a no haber una base legal en el reglamento de la cámara para hacerlo. Este hecho sin precedentes pone de relieve la importancia creciente de la red, la comunicación online, en definitiva, internet; en nuestra vida diaria. También en la política.

Los mensajes de apoyo a la diputada y de estupefacción por la decisión no se han hecho esperar. Hora tras hora són más los tweets sobre el tema. Y seguirán creciendo.

Mañana podréis leer en este blog por qué la Asamblea de Madrid, pero en general la política offline, tiene miedo a este tipo de herramientas.

Política y Twitter. Twitter y política

Si tirar de hemeroteca en la crónica y el análisis político es una actividad que suele reportar sorpresas, hacer lo mismo en la red aún lo es más. Hace poco más de un año y medio -una eternidad en el propio tiempo de la red- el blog Política en Red se preguntaba por el futuro de Twitter y la política. Enmarcado en el contexto argentino, pero una reflexión muy válida para cualquier democracia.

Twitter ha llegado para quedarse. No sé por cuánto tiempo, pero jugará un papel muy importante en la comunicación política en la red. Pero comencemos por el principio: ¿qué es Twitter? Twitter es un servicio de microblogging gratuito donde se llevan a cabo conversaciones de un máximo de 140 caracteres. Por eso se afirma que es microblogging, ya que con 140 caracteres se resume una idea, un enlace … Es menos intrusivo que un chat, más ágil que un blog al uso y cada usuario puede aceptar quien lee sus actualizaciones. Esta red social es, en definitiva, una poderosa herramienta de comunicación.

La pregunta de Política en Red queda hoy respuesta: sí, nuestros políticos usan Twitter. Y los que la utilizan consiguen dirigirse de una manera más directa, clara, concisa y transparente a los ciudadanos. Por lo tanto, parecería bastante claro que si existe una herramienta fácil, directa, rápida y que consigue acercar a ciudadanos y políticos y todos los políticos deben estar llenando la red de twitter. ¿No?

Nada más lejos de la realidad. En nuestro país algunos políticos se atreven con esta herramienta, y los que lo hacen, estoy convencido de que gozan de más credibilidad que los que no lo hacen. Ojalá el CIS, el CEO u otros institutos demoscópicos pudieran corroborar la idea de que tiro: a mayor uso de Twitter, más credibilidad. Les emplazo a debatir este punto.

Pero como decía, no todos lo utilizan. Es especialmente notorio el caso de las elecciones en Galicia y País Vasco, donde sólo Patxi López dispone de Twitter y actualiza con mucha frecuencia. López, de hecho, lleva un fin de semana de trabajo más que considerable, ya que está respondiendo a las preguntas que, en un acto nuevo en campaña electoral, le hicieron los usuarios de Twitter.

La situación que encontramos con López nos deja entrever una cosa: hay una masa crítica de ciudadanos que cada día usan Twitter para debatir, conversar, compartir conocimiento … y agradecen infinitamente poder obtener respuestas de primera mano sobre temas que les afectan. Cada vez que hay sesión en el Parlament de Catalunya alguien pregunta a Montserrat Capdevila, Carles Puigdemont o José Antonio Donaire. El president Benach también responde a diario, sobre temas muy diversos. Los usuarios-ciudadanos-votantes quieren respuestas y piden que alguien esté presente.

Las elecciones vascas o gallegas no se decidirán sólo por el hecho de estar presente en Twitter, pero estoy convencido de que si pudiéramos hacer encuestas a pie de urna sobre esta cuestión, nos sorprendríamos mucho.

Vía César Calderón descubro que el uso político de Twitter no acaba aquí. No sé si están al corriente de unos supuestos casos de espionaje en la comunidad donde resido, la Comunidad Autónoma de Madrid, pero si han seguido las noticias, sabrán que hay una comisión de investigación en el Parlamento autonómico y que el PP ha vetado la entrada de medios de comunicación a esta. En el mundo offline aquí acabaría nuestra posibilidad de estar informados. Pero en el mundo online la cosa es bien distinta: la diputada de IU Reyes Montiel ha abierto una cuenta en Twitter para informar a los ciudadanos de lo que pasa en esta comisión. En un día, ha conseguido 109 seguidores.

Y podríamos seguir. Podríamos hablar del contenido de la ponencia de Marc Cortés en la Maratón de Comunicación Lecciones Obama, donde mostró el uso de esta red para Obama. O de cómo el Primer Ministro holandés ha reprendido a su ministro de asuntos exteriores por haber hecho una foto al Consejo de Ministros y colgarlo en Twitter; ministro muy activo en la red … sí, podríamos seguir.

Si la política es la discusión, el diálogo, el debate y la conversación, no hay nada más cercano que Twitter.

Internet post-electoral: 5 reflexiones

¿Es posible mantener la presencia y la acción en Internet después de unas elecciones? ¿Es posible mantener el esfuerzo de campaña cuando se llega al gobierno? Yes, you can.

Si eres un político este post te interesa. Si no lo eres, también, para que veas lo que otros líderes hacen y no encuentras en tus representantes políticos.

Se ha hablado mucho del uso de la red del presidente Obama ha hecho, de cómo su decidido uso ha comportado toda una serie de cambios en el planteamiento de campañas electorales en la democracia americana. Como ya comentaba en este post, la campaña de las presidenciales de 2008 será recordada como la campaña de transición. No nos alargaremos en esto, sino que observamos ahora porque hay esperanza en el uso de la red una vez hemos celebrado la victoria de nuestro candidato. O cuando ya hemos reflexionado sobre nuestra derrota.

1. Sigue hablando: la campaña electoral es agotadora. Hablas, comunicas, durante 24 horas, en todas partes. Seguramente la web de campaña habrá sacado humo. ¿Porque callar de golpe y porrazo? Si crees que el día después de las elecciones en tu blog o web deben morir estrepitosamente, todavía no has entendido nada. Explica cómo van las negociaciones para el pacto de gobierno, cuáles serán tus prioridades, con quien te has reunido … Piensa que será una herramienta importante en la gestión de los 100 primeros días de gobierno.

Ejemplo: Barack Obama siguió hablando desde su web Change.gov. Creó los vídeos semanales dirigidos a la ciudadanía y siguió enviando correos electrónicos.

2. Sigue escuchando: ¿por qué razón tienes que dejar de escuchar a los ciudadanos, cuando lo has hecho las semanas y meses anteriores a la cita electoral? ¿Ya no son importantes? La mejor manera de acabar con el alejamiento entre políticos y ciudadanos es escenificar que su contacto no ha acabado.

Ejemplo: La web Change.gov anunció la semana antes de la toma de posesión de la creación de un espacio para que los ciudadanos pudieran proponer y votar temas que llegarían al Presidente para su consideración.

3. No pongas barreras: no pongas barreras para que la gente se acerque a ti. Tampoco pongas para que tú puedas llegar a ellos. Haz el contenido de tu espacio accesible, respeta las lenguas de tu territorio y abre las puertas de tu casa a aquellas personas de fuera de tu país te quieran conocer más.

Ejemplo: La nueva web de la Casa Blanca se pasa al Copyleft y deja que los buscadores indexen toda la web.

4. Anticípate: si dispones de las herramientas para hacer que los ciudadanos y ciudadanas se queden sorprendidos por su rapidez, por la utilidad del contenido de tu web y por un atractivo diseño, no esperes a que alguien se dé cuenta. Comunica que estás presente y que te importa el medio.

Ejemplo: Justo cuando el presidente Obama juraba su cargo, la nueva web de la Casa Blanca, con blog incluido, se ponía en marcha. Es noticia, capta la atención mundial y hace que todo el mundo lo tenga en cuenta.

5. Que la acción no pare: si has usado la web para pedir acción a tus seguidores, no dejes de hacerlo. Haz que participen tanto dentro como fuera de la red. Crear y mantener un movimiento no es nada fácil … por qué mantener una concepción de corto plazo? ¿Por qué no mantenerlo y alimentarlo?

Ejemplo: desde el pasado 4 de noviembre, Obama y Hillary no han dejado de pedir contribuciones a sus seguidores. Tampoco lo ha hecho John McCain, que ha anunciado la creación de un nuevo movimiento.

Si eres un político en activo me dirás que tienes demasiadas cosas a hacer como para preocuparte por eso. Supongo que tienes razón, eso es un lujo innecesario y estamos alejados de donde está la “opinión pública de verdad”. Supongo que los 24 millones de internautas en España no te hacen cambiar de opinión. Supongo que el hecho que el 80% de los usuarios afirme que está buscando información, que necesita información, tampoco te hacen pensar en nada. Supongo que el hecho de que el 50% de la gente de 25 a 50 años sean usuarios de internet tampoco te hace cambiar tu concepción. Tú mismo, tú misma.

Internet y política 2.0

En los últimos meses he tenido oportunidad de hablar con mucha gente, de edades, sectores, profesiones y partidos muy distintos; sobre el uso de las nuevas tecnologías y la comunicación. Las reacciones pasan desde los convencidos, a los ignorantes, los incrédulos y, por qué no decirlo, los reticentes a ver cómo las cosas cambian.

Desde septiembre de 2007, cuando terminé mi estudio sobre el uso de internet en la política española y catalana (que os podéis descargar aquí) hasta hoy, las cosas han cambiado. Sobre todo en el uso por parte de partidos y políticos de estas herramientas, aunque las reacciones hayan cambiado muy poco. No obstante, poco a poco, las percepciones se van modulando.

La campaña electoral estadounidense ha tenido mucho que ver con el movimiento, muchas veces táctico, de la clase política en nuestro país. Y seguirá jugando un papel esencial. Tal y como señalaba Ravi Singh, uno de sus asesores, en el Seminario de MAS Consulting el pasado mes de noviembre, el uso de Internet en la política no tiene marcha atrás.

Es evidente que a los más convencidos en sus capacidades, entre los que me incluyo, nos gustaría ver una mayor actividad de nuestros líderes en la red. Nos gustaría ver como el presidente Zapatero nos habla y nos escucha desde internet. Lo mismo con el presidente Montilla. Nos gusta la presencia de Benach, o compartir debates parlamentarios con Carles Puigdemont, José Antonio Donaire o Montserrat Capdevila.

Nos gusta ver cómo los militantes son activos en sus congresos. Nos gusta poder participar en sus actos como invitados. Nos gustan los vínculos políticos que se establecen y nos gusta tener una comunicación directa.

Por ello, la política sólo puede hacer una cosa: abrazar este mundo comunicativo.

Pero por la misma regla, no nos gusta que nos tomen el pelo. Nos faltan al respeto cuando se utilizan bloques sólo durante los quince días de campaña. O cuando un político que se abre la esfera, no responde. No, no nos gusta.

No obstante, la situación es la que es. En la vieja Europa, y en especial en la piel de toro, nos hemos dado cuenta que la acción política en Internet funciona, sirve para algo. Tenemos dos oportunidades de oro para verlo en las elecciones gallegas y vascas del próximo mes de marzo. También veremos qué pasa con las elecciones europeas de junio.

La situación hoy tiene dos ejemplos claves. Jueves 15 de enero. El Mundo da la portada a una noticia que tiene la comunicación política en su punto de mira. Bueno, en realidad tiene en punto de mira a Rajoy y su vulnerabilidad, pero lo que más importa es que el segundo diario en difusión en España y uno de los más visitados en la red, abre con un rotundo “Rajoy reúne un grupo asesor para mejorar su imagen pública “. El candidato popular ha decidido, al margen de los canales oficiales del partido y con una reunión informal sin su principal asesor de comunicación, pedir ayuda para hacer una comunicación más directa con las nuevas tecnologías.

De hecho, ya han presentado la web “Queremos“, que busca la participación de los jóvenes usuarios de internet. Y los próximos 24 y 25 de enero, están moviendo una quedada a través de Facebook, en el marco del primer Foro Abierto del partido.

Estos aires de cambio también llegan a Moncloa. Encuentro muy interesante la web del Plan E que ha presentado el ejecutivo. Interesante sobre todo por las carencias que tiene, es decir, va vestida con un vídeo del presidente, pero no deja de ser una web estática donde el ciudadano no puede ser escuchado.

Todo lo contrario de la última iniciativa del equipo Obama. Si el presidente-electo ya rompió moldes al afirmar que haría un video semanal en YouTube, cambiando la tradición del discurso radiado del Presidente, el equipo de transición informó esta semana de la creación de un nuevo mecanismo de comunicación entre la ciudadanía y el presidente.

Con un claro mail titulado “Give your ideas directly to the President”, han creado el llamado “Citizen’s Briefing Book“, un espacio donde los usuarios, registrados, pueden aportar ideas, comentarlas y votarlas. Las más votadas, serán presentadas al Presidente. Toda una novedad, mucho más directa que -me viene a la cabeza- las iniciativas legislativas populares -aunque con menos protección jurídica-, más fácil, más interactiva y más comprensible.

Tendremos que prestar especial atención a la experiencia Obama, porque tiene todos los números de convertirse en el primer presidente que tendrá internet como una herramienta de trabajo real y no como un compromiso; traspasando el propio eje de campaña electoral con el medio. Sarkozy puso un espía en la red, pero Obama pone la red a trabajar. 

Se reconoce la resistencia al cambio a simple vista. El pasado martes tuvo lugar un acto muy interesante en Convergència. Una mesa redonda sobre política y las herramientas 2.0, con tres ponentes de excepción: Antoni Gutiérrez-Rubí, Toni Aira y Jordi Segarra. El acto, organizado por la sectorial de nuevas tecnologías, apuntó a todas estas cuestiones. Las personas que organizaron el acto, como Roc Fernàndez o Marc Pallarès saben muy bien de qué se trata … pero entre el público aún existían preguntas que ponían el freno o quitaban importancia al medio. Normal, pasa en cada casa. Pero estoy convencido de que en un período más corto que largo, estas reacciones habrán dejado paso a otras: ¿cómo profundizar en el medio?. Tiempo al tiempo.

Un 2009 electoral

En este primer post del 2009 abordaremos un tema completamente anual: la definición del calendario electoral del año que acabamos de estrenar. Y es que el viernes pasado, cuando aún teníamos el sabor a uvas en la boca y el recuerdo presente del último atentado de ETA contra las instalaciones de EITB en Bilbao, el lehendakari Ibarretxe anunció la convocatoria de elecciones para el próximo 1 de marzo.

Coincidirán en el tiempo con las elecciones gallegas que el Presidente Touriño había anunciado hace ya algunas semanas, y dibujan marzo como el mes electoral per excelencia en España. Hoy se procede a disolver la cámara vasca y se oficializa más que nunca la precampaña electoral. Ésta ha tenido en Internet un soporte ineludible, como demuestra la frenética actividad del candidato del PSE, Patxi López, y el interés de su homónimo en el PP, Antonio Basagoiti, de darse a conocer en la red. Esta última campaña ha sido ampliamente criticada por la copia de vídeos, diseños y soportes de otros candidatos y elecciones, desde la web de campaña de Mariano Rajoy a vídeos de Bill Richardson, el gobernador de New Mexico que había sido nombrado Secretario de comercio por Barack Obama pero que finalmente ha decidido retirarse del cargo por problemas con su nominación.

Pero volvamos al calendario electoral. Estas dos elecciones tienen una especial importancia para uno de los grandes partidos españoles: el PSOE. Si tradicionalmente las elecciones de segundo orden tienen un gran poder interpretativo de la situación política global, en un contexto de crisis económica como la actual, esta condición será más perceptible. A pesar de la concurrencia de otros elementos definidores del voto y la participación que son circunstanciales al territorio donde se celebran estas elecciones y al respectivos sistemas políticos.
Sin embargo, parece evidente que el ejército de opinadores, estrategas y expertos estarán muy atentos a lo que pase en ambas comunidades. Los contextos no pueden ser más alentadores: en Galicia nos encontramos con la reválida o no del primer gobierno donde el PP de Fraga no tiene responsabilidad y que está formado por la coalición del PSdG y el partido nacionalista BNG. Un bipartito que, a pesar de las tareas pendientes, es innegable que ha impreso una estela de cambio en un territorio conservador, con una población envejecida y con graves problemas estructurales. Saber si los gallegos dan un mayor margen de confianza a la coalición (recordemos que el gobierno se formó por el hecho de que el PP no alcanzaba la mayoría absoluta, a pesar de ganar los comicios en votos y escaños) será una de las claves interpretativas de una de las zonas más fieles a la actual dirección del PP nacional.
Euskadi es otra cosa. Euskadi es Euskadi y punto. Por eso las elecciones del 1 de marzo levantan tanto interés. Con el terrorismo como el invitado que se ha colado en la fiesta-como, por desgracia, ha pasado durante todo el período democrático-el PSE encabezado por Patxi López está situado de manera excepcional para disputarle la presidencia al PNV. Las encuestas marcan esta tendencia y la expectació es creciente: son muchos los elementos que lo hacen, desde el hecho de que el lendakari se presenta después de haber sido derrotado políticamente con dos procesos soberanistas, concurrir separados de Eusko Alkartasuna y con un empate técnico con López en las encuestas.
Lo más interesante de Euskadi son los escenarios que se dibujan con los virtuales resultados. Os recomiendo la lectura de este artículo aparecido ayer en El País. Y es que estas elecciones, más que nunca, serán claves una vez hayan acabado con las negociaciones que se llevarán a cabo. Recordemos que en 1986 el PSE de Patxi Benegas ya dio la lehendakaritza al PNV pese a haber ganado las elecciones. López ha pedido manos libres a Zapatero, para evitar llevar a cabo acciones como la de finales de los 80.
Tendremos un invierno electoralmente interesante, pero la primavera no lo será menos: las elecciones europeas se celebrarán el 7 de junio con muchos interrogantes abiertos. Algunos se disipan, como el anuncio formal que Jaime Mayor Oreja será el cabeza de cartel del PP en estos comicios. Pero quedan abiertas aún muchas candidaturas, como la del PSOE, pero también la de CiU, donde Guardans está pendiente de la decisión del partido de optar de nuevo por él o por López Tena. Si los nacionalistas optan por López Tena, se abraza el espectro más soberanista. Esto es de especial importancia si atendemos a las pocas posibilidades de ERC de situar a su representante en el Parlamento Europeo.
El otro gran interrogante será la participación en unas elecciones ya de por sí poco activas. La crisis económica y la desafección nos podrían conducir a una participación récord en términos mínimos. Elecciones que, más que nunca, tendrán una lectura transportable a la política española. Si el PP las gana, el camino hacia la Moncloa los vecinos de Génova 13 estaría un poco más libre de obstáculos.
De aquí a un año, con estas elecciones ya celebradas y una precampaña en marcha para las elecciones catalanas de 2010, podremos hacer balance de un año que será política y electoralmente activo. ¡Abróchense cinturones!

Nombre propio #4: Internet

Internet es un protagonista del campo de la comunicación durante este año. Y no nos basamos en Rodolfo Chiquiliquatre para sostener esto, no.

Nos basamos sobre todo en el extraordinario uso que Barack Obama ha hecho de la red para conseguir tejer los soportes necesarios para llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Se ha hablado mucho sobre este tema, especialmente en este blog. Pero es conveniente volver a citar y ver como el que apuntaban expertos como Antoni Gutiérrez-Rubí en el campo político, o lo que ya sabían otros expertos de la comunicación 2.0, como el Adolfo Corujo, se está cumpliendo.

Revista de prensa (14/12)

Podría empezar apuntando varios temas… pero la noticia del día es una: el 2-0 del Barça-Madrid de ayer en el Camp Nou. Partido que, como vistéis, seguí por Twitter.

El anuncio de los 33.000 millones de euros que el Gobierno español invertirá el próximo año, está ampliamente cubierto en El País, La Vanguardia y El Mundo, entre otros.

Si paramos en Estados Unidos, encontramos una interesante entrevista a Doris Kearns Goodwin, autora del libro “Team of Rivales” y en El País Semanal un reportaje con unas fotografías muy curiosas sobre George G. Bush. En El País, analizan el escándalo por la venta del escaño de senador del presidente-electo Obama en su estado.

ERC tiene su papel hoy en  El País, así como la decisión sobre el candidato del PP en las elecciones europeas, en La Vanguardia.

Us recomiendo también un artículo en el Avui del fin de semana pasada sobre el icono Obama. Así como el artículo que Expansión publicó este jueves hablando del informe de posicionamiento en Internet de las 35 empresas del Ibex que la empresa donde trabajo, LLORENTE & CUENCA ha presentado. Podéis ampliar la información en el siempre interesante blog del director sénior de comunicación on-line de la compañía, Adolfo Corujo.

2008: la campaña de transición

Si alguien tenía alguna duda sobre la importancia de internet a la hora de diseñar una campaña electoral, que mire el resultado de las elecciones norteamericanas. Si alguien creía que esto de internet era una cosa pasajera, poco útil para plantear campañas en que se pide el voto, que mire quién será el presidente de los Estados Unidos a partir del día 20 de enero. Si alguien creía que en internet sólo hay porno, votantes demasiado jóvenes y que es un riesgo para candidatos y partido, que mire lo que ha pasado en Estados Unidos.

Empiezan a existir voces que afirman que la importancia del medio es comparable a la que tuvo la televisión en las elecciones de 1960, especialmente en el debate entre Nixon y Kennedy de esa elección. Aquí lo hemos defendido ampliamente en el último año de existencia de este blog. Pero ya no es una locura sostener esto, al contrario, esto no ha hecho más que empezar. Internet ha venido para cambiar las campañas electorales. Lo ha hecho para quedarse una temporada, por mucho que algunos políticos y asesores no se lo crean (y no hay que tener 60 años para no creer en ello).

Los números en Estados Unidos son ya una conclusión en sí misma: Obama ha tenido más de 20.000 grupos de apoyo, 2.300.000 voluntarios on-line, miles de blogs, contenido realizado por los usuarios que han enriquecido su campaña … En palabras de uno de los responsables del Partido Republicano, 2008 es la campaña de transición.

Obama ha sido el auténtico vencedor de esta campaña. Se calcula que sólo el 36% de los usuarios votó por McCain, dejando un margen muy grande entre los dos senadores. Si atendemos a la financiación de la campaña, las magnitudes son impresionantes: Obama ha encontrado en la red la manera de financiar una campaña a la que le ha costado muchos ingresos. ¿El secreto? Centrarse en donaciones pequeñas, 10, 20 o 30 dólares de personas que tradicionalmente no han participado en política y lo ha hecho a través del uso de correos electrónicos.

Los números de esta campaña servirán para esta campaña, sólo el futuro nos dirá si elección tras elección se irán batiendo récords como éste. No obstante, hay una cosa que ha cambiado y que atender a esta cuestión será central para el futuro de las campañas: las campañas ya no las dirige el candidato (o el partido, en nuestro caso), a partir de ahora lo hará la gente. Habrá que ver qué efectos tendrá esto sobre la agenda política, y lo más importante, cuál será la reacción de los medios.

Otra cuestión que no tardaremos en resolver será el papel que jugará el capital que Obama ha conseguido durante el mandato. La red creada, el movimiento que ha hecho de Internet su medio de combate… ¿qué hará durante los próximos cuatro años? De momento, las decisiones tomadas nos hacen creer que jugará un papel importante. La web creada por el período de transición es el buque insignia. Change.gov incluye los temas principales, noticias … y un espacio de participación para que todo el mundo explique cómo ha sentido el cambio. Todo un cambio, es evidente. El segundo, a partir de ahora Obama hará un video semanal que se suman al discurso radio de los sábados.

Habrá que estar atentos, porque la ola de cambio se prevé fuerte. Memorable. No hablo de políticas, sino del uso de un medio que más que nunca, es el mensaje.

Más información:

César Calderón

Facebook y la política 2.0

Hace unos meses, con mucha ilusión, hicimos de Cansladeries Medrán -la empresa familiar- la primera tocinería 2.0 de Sabadell. Recuerdo especialmente unos mails con Genís Roca sobre la comunicación on-line dentro de las pequeñas empresas, y sobre todo, la sensación que al menos en Sabadell esto de la web 2.0 no estaba demasiado arraigado.

De hecho, son muy pocos los concejales del Ayuntamiento de Sabadell que tengan al menos un blog (y la mayoría socialistas, como el alcalde Bustos, Montserrat Capdevila o Lluís Monge). Podríamos decir que de hecho las nuevas tecnologías son una anomalía entre la clase política sabadellense. Sólo tengo el radar de Twitter en Montserrat Capdevila, por ejemplo.

No es de extrañar que, cuando hice unos carteles para hacer amigos de Facebook offline, la mayoría de preguntas de clientes en la parada fuera, ¿y qué es Facebook?

Se hacía difícil explicar a mis propios padres qué es una red social. Y qué es Facebook. La investigación dentro de Facebook de usuarios sabadellenses no fue demasiado exitosa. La mayoría, jóvenes, como no puede ser de otra manera. No clientes potenciales.

El hecho es que hoy España ya cuenta con 1.400.000 usuarios de esta red social que es muy activa políticamente. Algunos políticos como Esperanza Aguirre, Daniel Sirera, José Luis Ayllón, Ernest Benach, Artur Mas, Dolors Camats, Marta Farrés, Joan Herrera, Miquel Iceta, José Antonio Donaire, etc. son miembros de la red. Algunos de ellos, “amigos” míos.

En algunos países ya se han puesto en marcha campañas de comunicación y marketing desde esta red social, y es que su poder de penetración, de información del usuario y de segmentación de audiencias es brutal. Y si no, que le digan a Barack Obama, que tiene casi 10 veces más seguidores de McCain. De hecho, uno de los creadores de Facebook es asesor de Obama. Nada que ver con España, aunque en la última campaña electoral española los candidatos contaban con Facebook.

El creador de la red social, Mark Zuckerberg está de visita en España, donde ha evidenciado el crecimiento que Facebook ha tenido en nuestro país. Y es gracias a Facebook, Twitter y los bloques, podemos hacer una mejor comunicación de la política hacia los ciudadanos. Me gustaría enlazar-en este post de Xavier Peytibí sobre la pregunta que lanzó José Antonio Donaire.

¿Hacia dónde debe caminar la comunicación política 2.0? ¿Qué puede aportar Facebook a esta comunicación en nuestro país?

Porque, al menos esta herramienta, tiene unas particularidades que la hacen muy especial. ¿Cómo comunicar nuestra tarea sin parecer abusivos, sin profanar la intimidad-si es que en Facebook hay-?

Quien tenga la clave de estas cuestiones en nuestro sistema podrá sintonizar con toda una generación de nuevos votantes. Que ya les conviene a algunos …

Mientras tanto, la red irá creciendo e iremos viendo como día a día antiguos compañeros de trabajo, escuela o facultad nos saludan virtualmente.