Un debate con Rajoy

“Señor Rajoy, le emplazo a debatir en un cara a cara sus propuestas para España”. El candidato o candidata que elijan los militantes del PSOE debería pronunciar una frase similar a esta, si no en la noche electoral, en la primera semana de campaña. Rubalcaba o Chacón podrían sacar ventaja en un eventual cara a cara con el líder de la oposición. Y para ello, deberían conseguir un compromiso antes de que las encuestas puedan desaconsejarlo, especialmente en Génova 13.

Rajoy aceptó debatir con el presidente del Gobierno en dos ocasiones durante los días previos a las elecciones de 2008. No se producía un debate de estas características desde 1993. En un país en el que los debates electorales son la excepción y no la norma, el componente estratégico del cara a cara tiene mucha relevancia. Y ahí, a priori, el PSOE saldría con ventaja.

La estrategia de debates del PP en 2008 no tuvo el efecto deseado. Ni el debate de Pizarro con Solbes ni los dos de Rajoy con Zapatero ayudaron a convencer al acotado sector del electorado que decide el voto gracias a este tipo de cara a cara. De ellos, Rajoy repetirá como candidato.

Si el candidato o candidata socialista pide debatir y el PP se niega, tendrán en ello un argumento de campaña para atacar al candidato que va en cabeza. Si Rajoy acepta debatir y sigue la estela de 2008, podrán atestarle un golpe importante. El PSOE lo necesita.

Dos debates interesantes

Si tomamos a los dos candidatos que se cree pueden ganar las primarias, Rubalcaba y Chacón, los debates con el líder de la oposición mostrarían matices muy interesantes. Un debate con Rubalcaba daría pie a un enfrentamiento intenso. El socialista es uno de los mejores oradores de la política española y lo demuestra en sus intervenciones en las Cortes.
Chacón, sin embargo, daría paso a una imagen muy parecida a la del debate de Ségolène Royal con Sarkozy en 2007. La diferencia principal es que Sarkozy fue mucho mejor en ese debate que Rajoy en los cara a cara con Zapatero en 2008. En todo caso, ambos debates mostrarían dos tipos de candidatos muy diferentes y, a priori, superiores al candidato del Partido Popular.

La decisión de Rajoy

Si el candidato o candidata socialista le pide un debate, ¿qué debe hacer Rajoy? Declinar la invitación puede ser arriesgado, pero más puede serlo exponerse a los pobres resultados de 2008. Si no tiene la seguridad de poder mejorar, anunciar su decisión sin tapujos y volver a centrar la campaña en sus temas es lo más aconsejable.

Sin embargo, Rajoy puede hacer de la necesidad, virtud. Cualquier análisis de debilidades constata sus dificultades en un cara a cara. Por ello, una buena preparación y una buena estrategia de debate podría tener buenos resultados. En su partido tiene precedentes: el primer cara a cara de Aznar con González mostró como un buen juego de expectativas y una preparación intensa decantaron la balanza hacia el conservador. ¿Estará preparado para ello?

Los debates como tema de campaña

La campaña de las elecciones catalanas de 2010 es un claro ejemplo de cómo los debates pueden convertirse en un tema de campaña. PSC y CiU no llegaron a un acuerdo para la celebración de debates cara a cara entre José Montilla y Artur Mas. La oferta del PSC incluía un debate en castellano y en una televisión privada. El acuerdo no fue posible. Durante el debate a seis celebrado en TV3, Montilla reprochó a Mas que no se hubiera celebrado el cara a cara y, en su cierre del debate, emplazó a Mas a celebrarlo. El moderador del debate, Josep Cuní, se ofreció a celebrarlo en ese mismo momento y la discusión entre los candidatos tras el debate dejó una imagen para el recuerdo.

Los días posteriores al debate a seis, el cara a cara estaba en el aire. Los análisis sobre ese tema desviaron la atención de lo que realmente había ocurrido en el debate celebrado –nada favorecedor para Montilla- y dejó que ese tema dominara la agenda de dos días enteros de campaña.

Los debates, como los clásicos de futbol entre Barça y Madrid se empiezan a jugar mucho antes del pitido del árbitro. Rajoy lo sabe. Y el futuro candidato o candidata del PSOE también. Un debate con Rajoy puede ser el tema.

Zapatero anuncia la retirada de las tropas de Irak

El domingo 18 de abril de 2004, el recién investido presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convocó a los medios. Su primer acto público como presidente fue el anuncio de la retirada de las tropas españolas de Irak.

Compareció por la tarde en el palacio de La Moncloa junto al ministro de Defensa, José Bono, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Consiguió que las televisiones cortarán sus emisiones dominicales para informar de un hecho que cambió la relación con Estados Unidos y supuso uno de los primeros golpes de efecto de Zapatero en sus primeros 100 días de gobierno.

Han pasado siete años tras ese acto y esa decisión. Los puentes con Estados Unidos parecen más o menos reconstruidos. Uno de los momentos más relevantes de la historia reciente de España que recordamos hoy.

“He dado la orden de que disponga lo necesario a fin de que las tropas españolas destinadas en Iraq regresen a casa en el menor tiempo y con la mayor seguridad posibles.”

“Buenas tardes.

Esta mañana, una vez que el Ministro de Defensa ha jurado su cargo, le he dado la orden de que disponga lo necesario a fin de que las tropas españolas destinadas en Iraq regresen a casa en el menor tiempo y con la mayor seguridad posibles.

En marzo de 2003, hace más de un año, formulé un compromiso público que he reiterado nuevamente el pasado mes de febrero. Dije entonces que, en caso de ser elegido Presidente del Gobierno por los ciudadanos, ordenaría el regreso de las tropas españolas en Iraq si la ONU no se hacía cargo de la situación política y militar.

Con la información de que disponemos y que hemos recabado a lo largo de las últimas semanas, no es previsible que se vaya a adoptar una Resolución de la ONU que se ajuste al contenido al que quedó condicionada nuestra presencia en Iraq.

Tanto las manifestaciones públicas de los principales actores implicados en este conflicto, como los contactos mantenidos por el Ministro de Defensa a petición mía en el curso del último mes, no aportan indicios que permitan prever una variación sustancial en la situación política y militar existente en Iraq en los plazos previstos y en el sentido reclamado por el pueblo español.

Estas circunstancias me han llevado a adoptar la decisión de ordenar el regreso de nuestros soldados con la máxima seguridad y, por consiguiente, en el menor tiempo posible.

Esta decisión responde, antes que nada, a mi voluntad de hacer honor a la palabra dada hace más de un año a los españoles. El Gobierno, animado por las más hondas convicciones democráticas, no quiere, no puede y no va a actuar en contra ni de espaldas a la voluntad de los españoles. Ésta es su principal obligación y es también su principal compromiso.

La decisión responde también al propósito de contribuir a la lucha que libra la Comunidad Internacional contra el terrorismo desde el más estricto respeto a la legalidad internacional.

El Gobierno español seguirá apoyando firmemente la estabilidad, la democratización, la integridad territorial y la reconstrucción de Iraq, y de acuerdo con este principio promoverá cuantas actuaciones de Naciones Unidas y de la Unión Europea ofrezcan un marco de cooperación internacional que contribuya eficazmente a que los iraquíes recuperen su soberanía y puedan organizar, libre y democráticamente, sus elecciones para construir su propio futuro en paz, independencia y seguridad.

El Gobierno mantendrá la condición de España como aliado fiel de sus socios. Cumpliremos los compromisos internacionales de nuestro país, muy especialmente los relacionados con nuestra participación en misiones internacionales de paz y seguridad.

Quiero expresamente mostrar mi reconocimiento a las Fuerzas Armadas españolas que día a día cumplen sus misiones en España y en los lugares más diversos del mundo, y que en Iraq han dado muestras constantes de su preparación, profesionalidad y disciplina, así como de su humanidad y entrega en ayuda a la población civil iraquí. Vaya, pues para ellos, y en nombre de todos los españoles, mi agradecimiento y afecto personal y el del Gobierno.

El Ministro de Defensa les dará cuenta en los próximos días del proceso de vuelta de las tropas.

Por mi parte, les anuncio que, de acuerdo con lo que he manifestado en el reciente discurso de investidura, hoy mismo he solicitado la convocatoria urgente del Pleno del Congreso de los Diputados para que el Gobierno informe a los Grupos Parlamentarios sobre las razones y el alcance de esta decisión que, por otra parte, hace unos minutos ha comunicado personalmente al líder de la oposición.

Muchas gracias.”

Fuente: La Moncloa.

Discurso de proclamación de la República de Niceto Alcalá Zamora

“Con el corazón en alto os digo que el Gobierno de la República no puede dar a todos la felicidad, porque eso no está en sus manos, pero sí el cumplimiento del deber, el restablecimiento de la ley y la conducta inspirada en el bien de la patria.”

“En nombre de todo el gobierno de la República española, saluda al pueblo una voz, la de su Presidente, rendida por la emoción e impulsada por el entusiasmo ante el espectáculo sin igual de una reacción casi imposible de imitar que esta nación ha dado al mundo resolviendo el problema de su revolución latente y cambio indispensable de su estructuración, en medio de un orden maravilloso y por voluntad y vía perfectamente legales. El Gobierno todo, en nombre del cual hablo, está compenetrado por su amor al país y dispuesto a resolver los ideales nacionales y ofrece que pronto, muy pronto, tan pronto como las circunstancias lo permitan, dictará el modelo de su estructuración política. Pero mientras tanto, el Gobierno realizará un programa de justicia social y de reforma administrativa de supresión de injusticia, depuración de responsabilidades y restablecimiento de la ley. Dará con todo ello la satisfacción que el pueblo anhela… El acto del domingo con ser admirable y perfecto, ha tenido complemento grandioso con el requerimiento que ayer hizo la opinión al régimen monárquico para que desaparezca y la implantación en el día de hoy de la República por un acto de voluntad soberana, de iniciativa del país, sin el menor trastorno, completando aquella empresa de tal manera que el mundo entero sentirá y admirará la conducta de España, ya puesta en otras manos con un orden ejemplar, que ha de completar su eficacia.

Asistid al gobierno con vuestra confianza, vigiladle en sus actos y, si incurrimos en responsabilidad, exigidlas; y con nuestro amor y con nuestra conciencia prometemos llenar todas vuestras aspiraciones. Si esto es así, no os reclamamos vuestro aplauso, sino vuestra confianza, para la satisfacción de la conciencia de todos nosotros. Nuestra autoridad sólo puede existir con vuestro apoyo, seguir unidos sin alborotos en las Calles y respetad el derecho de todos; pero vigilad, pues sois la guardia nacional del Gobierno que acompaña al pueblo. Procurad que en vuestra conducta no haya nunca la menor protesta que sirva de pretexto para una reacción contraria y, si ella surgiere, quede ahogada.

La normalidad en el país es completa, y nos hemos posesionado sin el menor incidente. El primer acto del Gobierno ha sido la concesión de una amplia y generosa amnistía.

Estamos todos seguros de que España goza de un completo amor en todas las regiones, que servirá para hacer una España grande, sin que ningún pueblo se sienta oprimido, y reine entre todos ellos la confraternidad.

Con el corazón en alto os digo que el Gobierno de la República no puede dar a todos la felicidad, porque eso no está en sus manos, pero sí el cumplimiento del deber, el restablecimiento de la ley y la conducta inspirada en el bien de la patria. ¡Viva España y viva la República!”

¿Se ha preparado Rajoy para ser presidente?

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Citar este verso de Machado no puede ser más ocurrente al hablar de Mariano Rajoy. Tras la renuncia de Zapatero y las voces que señalan que la estrategia popular podría verse dañada, es necesario preguntarse algo. ¿Ha hecho camino Rajoy? ¿Se ha preparado para ser presidente? Quizás la respuesta sorprenda.

Rajoy no ha preparado bien su carrera presidencial. Quizás la gane, pero no lo hará debido a una gran preparación por su parte. Cuando el 78,8% de la población confía poco o nada en ti, tienes un problema. Y Rajoy lo tiene. La alternativa al Gobierno no gusta a los españoles. No les da confianza. De hecho, según los mismo datos del barómetro de enero del CIS, el 62,3% cree que si Rajoy fuera presidente, lo haría igual o peor que Zapatero.

Estos datos muestran que el Partido Popular tiene un candidato débil para las elecciones de 2012. Y la interpretación de estos datos nos permite observar porqué Rajoy ni es proactivo, ni propositivo… ni protagonista. La debilidad es tal, que lo mejor es no arriesgarse. No asistir a la manifestación de las víctimas del terrorismo de este sábado, es una muestra más.

Rajoy, a verlas venir

No han sido años fáciles en el Partido Popular. La derrota electoral de 2004, pero especialmente la de 2008, generaron tensiones internas. Movimientos lógicos en un partido político que no hubieran tenido más importancia si no fuera por los graves casos de corrupción que han salpicado al partido.

Las tramas Gürtel, Brugal y los casos de espionaje en la Comunidad de Madrid, entre otros, han sido un auténtico vodevil. Rajoy no ha podido o querido aplicar la mano dura y es cómplice de los efectos de la obra que da lugar a momentos tan esperpénticos como la firma de Camps de un compromiso contra la corrupción sin que Rajoy tenga las agallas para pararlo. Rajoy ha aceptado una lista con 11 implicados por casos de corrupción en la Comunidad Valenciana y no ha sabido o querido ser proactivo.

La prensa ha llevado la batuta y el líder popular se ha escondido bajo las ruedas de prensa sin preguntas y dejando en otros portavoces la lucha contra estos temas más espinosos. Es un líder débil que no ha sabido o querido dar un puñetazo en la mesa.

Las propuestas de Rajoy

Rajoy ha vivido una tormenta perfecta que puede beneficiarle. La crisis económica es tal, que los propios indicadores macroeconómicos, unidos al recuerdo de la gestión económica de Aznar, le llevan hacia la Moncloa. Así lo marcan las encuestas. Pero a diferencia de otros líderes como Cameron o Obama, el detalle de sus propuestas es una gran incógnita.

Rajoy no tiene un gobierno en la sombra. Ni un programa claro al que aferrarse. La diferencia con Artur Mas, que conmemora sus 100 primeros días en el gobierno catalán, es abismal. Ambos líderes comparten muchas cosas: optar al mandato por tercera vez, compitiendo con líderes socialistas muy mal valorados y con un contexto de crisis. El catalán preparó a conciencia su campaña durante 4 años. Propuso y explicó, por ejemplo, con las DOC Sessions, lo que quería hacer en Catalunya. Rajoy, no.

Muchos líderes con gran carisma no necesitan la parte más racional o propositiva para arrastrar votos. Pero con un 78,8% de desconfianza, Rajoy necesita contar qué va a hacer y por qué. Saber por qué, como reza su eslogan, podemos confiar.

Muchos gallos en el corral

La situación está mucho más controlada que en otros momentos recientes. Pero en algunos momentos, a Rajoy le han hecho sombra desde el partido. El enfrentamiento con Esperanza Aguirre o el papel protagonista de Camps en el congreso de Valencia son el peaje que Rajoy está pagando.

La debilidad interna de Rajoy es evidente y el equilibrio que ha conseguido necesita la victoria electoral de 2012 como agua de mayo. Esta realidad explica decisiones relevantes que el partido ha tomado, como en las listas electorales, así como para entender el propio papel mediático de Rajoy y la necesidad de confiar en el papel de Alberto Nuñez Feijoo y Alicia Sánchez-Camacho para que el partido no ponga en tela de juicio su gestión.

Rajoy lleva años sin prepararse. Camina, no corre sus kilómetros diarios para preparar la maratón de las elecciones de 2012. Hace unas semanas analizaba en este post el vídeo de presentación de Mariano Rajoy en la Convención de Sevilla. La metáfora del camino y del andar. Una gran pieza de comunicación que mostraba el nivel de preparación de la maquinaria de comunicación de los populares. Una pieza en la que Rajoy afirmaba estar preparado. Parece que más que caminar, siga desde el 15 de marzo de 2004 sentado en su despacho, fumando un puro, esperando que caiga Zapatero.

5 reflexiones sobre las primarias

“Os propongo que sea el Comité Federal, en la próxima reunión que tengamos, después de las elecciones autonómicas y municipales, el que fije el momento de activar el proceso de primarias previsto en los Estatutos del partido para elegir nuestra candidatura a las próximas elecciones generales.” De esta manera, Zapatero ha puesto las primarias en el punto de mira tras anunciar que no será candidato a la reelección. Tras este anuncio, observamos algunas reflexiones sobre el proceso:

1. El PSOE es el partido de las primarias

Si finalmente se dan las condiciones para celebrar un proceso de primarias que culmine con la elección del candidato o candidata a la presidencia del Gobierno, el PSOE habrá demostrado que es el partido de las primarias. Aunque no es el único partido que las celebre, es el único de los dos grandes partidos que lo hace. A diferencia de Rajoy, que en su día fue designado sucesor a dedo, el candidato socialista habrá sido elegido por los votos directos de los militantes. No será la única experiencia. En el recuerdo quedan las primarias para elegir el candidato a las elecciones del año 2000 –aunque el final no fue el esperado- y en la memoria reciente, las primarias en la Comunidad de Madrid o en Barcelona; entre otras.

2. Un verano con monopolio informativo

Todo apunta a que el 28 de mayo se fijará el calendario de las primarias y que podrían celebrarse antes de que termine julio. Cuando se celebren 11 años de la elección de Zapatero como secretario general del PSOE (22 de julio) el partido puede tener ya un candidato. Aunque no un nuevo secretario general. En todo caso, el PSOE marcará la agenda mediática de este verano. Tanto por el proceso como por el despegue del nuevo candidato que culminaría en septiembre con la vuelta al curso político, la atención que recibiría el PSOE podría ser muy bien aprovechada. Y esta vez de verdad: hablamos de primera división y no de los efectos que se esperaban en otras primarias como en la Comunidad de Madrid.

3. Ruido. ¿Resultados?

El PSOE puede sacar tajada del aumento de atención y comentarios. Si elije a un buen candidato y diseña bien los pasos hasta la convocatoria de elecciones, estar en el centro de la agenda le puede beneficiar. Pero para ello, debe huir del triunfalismo. Es cierto, esta vez va en serio. Va a tener a toda la opinión pública pendiente, pero ser más notorio no significa que los problemas que han llevado al PSOE al lugar que ocupan en las encuestas desaparezcan de un plumazo.

4. ¿Quién controla el partido?

En la Comunidad de Madrid y en Barcelona, los candidatos que controlaban los aparatos del partido ganaron. ¿Quién controla el PSOE? Los candidatos que se postulen, ¿qué apoyos tendrán? Seguramente esa sea la clave de las primarias. Y ahí radicará el gran punto de diferencia respecto a esas experiencias previas: ¿votarán los socialistas en clave de querer una victoria electoral o buscarán alguien de transición próximo al aparato?

5. Un líder que no sabe a quién atacar. Pero un líder al fin y al cabo

Algunos apuntan a que el gran perdedor de este contexto es el Partido Popular. De hecho, personas próximas al PSOE se manifiestan de este modo. La verdad es que en estos momentos, el único de los dos grandes partidos que tiene claro su liderazgo es el PP. Puede que no tener a alguien a quién atacar sea una debilidad para los populares, pero ellos tienen a un líder dispuesto a atacar. La euforia no puede nublar los datos que se tienen en estos momentos sobre la mesa: una abismal diferencia en intención de voto a favor de los populares y un líder dispuesto a ser presidente.

Twitter en las elecciones autonómicas del 22 de mayo

En dos meses, 13 comunidades autónomas y 2 ciudades autónomas elegirán a sus diputados. Y entre ellos, a los presidentes o presidentas de esas comunidades. Con una campaña en ciernes, es momento de observar cómo están usando Twitter los líderes autonómicos.

En el informe que podéis leer a continuación observamos como Twitter es un espacio que tienen en cuenta 6 de cada 10 candidatos. Casi el 57% tiene una cuenta personal y el 78% de ellos, la actualiza personalmente.

Para conocer más datos sobre el uso de Twitter, consulta el informe:

Twitter en las elecciones autonómicas del 22 de mayo

Crónica de una noche electoral

Hoy se celebra el tercer aniversario de la segunda victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente, revalidó la confianza de los españoles la noche del 9 de marzo de 2008, tras una primera legislatura marcada por los cambios y la crispación.

Esa noche la pasé en Ferraz, la sede del PSOE, junto a Pau Canaleta. Nuestro amigo Ferran Fernandez-Pintó, seguía la noche electoral desde el cuartel general del PP. Aquella noche, actualicé este blog desde allí, con las impresiones, sensaciones e informaciones que iban llegando. Recupero en este post esas entradas.

No deja de sorprender lo rápido que pasa el tiempo –más, si cabe, en política- y cómo releer hoy, con lo que hemos visto en estos tres años; lo que se dijo y se escuchó en esa sede ese día. Ahí va la crónica de una noche electoral.

18:56. El poder de los trackings

Esta semana ha estado protagonizada por los trackings que El Peròdic d’Andorra ha publicado diariamente, aunque su capacidad de influencia se preveía limitada.

Durante el día de hoy diversas fuentes han informado de nuevos trackings a lo largo de la jornada electoral que dibujan escenarios bastante divergentes entre ellos.

Han circulado algunas encuestas que indican la posibilidad de que el PSOE obtenga la mayoría absoluta, pero otras han sido más precavidas y muestran una victoria más ajustada del partido de Zapatero, en todo caso son rumores que sólo el resultado de las urnas podrá confirmar.

Es posible que el escrutinio empiece por feudos socialistas y acabe en los populares.

Zapatero ya está en Ferraz, recluido en la quinta planta del edificio acompañado de José Blanco. El ambiente en la sede del PSOE es de una cierta confianza y poco a poco algunos simpatizantes se van acercando a la sede, donde los periodistas ya han ocupado sus puestos y empiezan a informar. En menos de una hora, los resultados de los exit-poll.

20:30. El ambiente.

El ambiente es un gran indicador para prever un resultado electoral, las sensaciones, los ánimos cuentan más que cualquier otro indicador. Y por el momento en la sede del PSOE los ánimos están altos. Son varias las personalidades, candidatos y cargos públicos socialistas que muestran su satisfacción y su confianza en los resultados de esta noche.

El portavoz parlamentario Diego López Garrido está en este momento paseando por la planta baja de la sede, conversando con simpatizantes y, aunque su expresión no explique nada, si los resultados no fueran buenos un portavoz no se pasearía por la sede y en medio de periodistas ávidos de información.

Ferran nos informa de las caras de Esperanza Aguirre y Ruiz-Gallardón. Según el amigo Fernández, eran un poema. Nosotros tenemos un margen de maniobra bastante grande, en estos momentos podemos ir a los sets de TV de la entrada de la sede y acercarnos a diversas zonas. La sede del PP tiene los periodistas en la sala de prensa y no les permiten moverse. Rajoy está en la séptima planta con su staff.

En Ferraz, se han abierto las puertas a los simpatizantes a las 19:30 y esperan el cierre de los colegios y la comparecencia de José Blanco.

Las 8. Las encuestas aparecen y Blanco comparece en una sala de prensa llena a rebosar. Primeros pensamientos para la familia de Carrasco y congratulación por la elevada participación, así como valoración positiva de las encuestas que dan al PSOE como ganador de las elecciones generales. Y la sede del PSOE rompe en aplausos.

A las 21:15, nueva comparecencia de Blanco.

21:02. Preguntas sin respuesta.

La espera de los primeros resultados oficiales hace que no podamos dejar de pensar en varias cuestiones que nos rondan por la cabeza. Las encuestas dan una mayoría absoluta al PSOE, o casi mayoría absoluta.

Pero la participación en tradicionales feudos socialistas ha bajado hoy, y en cambio en lugares como Valencia o Madrid, donde el PP tiene un auténtico bastión de votos -esta mañana en el barrio de Salamanca hemos conocido de primera mano que es una marea de votantes azul, con perlas en las orejas y cabellos oxigenados-. ¿Cómo podemos explicar esto? ¿Cómo puede bajar la participación y mejorar resultados si la participación es la clave?

Ferran ha podido hablar con Aleix Vidal-Quadras y le comenta que hay que esperar. Que los resultados se ajustarán a medida que avance la noche y muestra su estupefacción por la cuestión que le planteaba.

Mientras, en la sede socialista se sigue de manera intermitente el recuento en TVE1. Simancas, Trinidad Jiménez y otros dirigentes se mezclan entre los simpatizantes, la calle Ferraz ya está cortado al tráfico y los gritos de “Presidente, presidente” ya se multiplican.

En breves momentos, comparecencia de Blanco.

21:39. En el balcón de Ferraz.

La calle Ferraz ya está cortada al tráfico rodado y cientos de seguidores del PSOE se han acercado a la sede del PSOE para dar ánimos y celebrar la victoria.

“Con talante, España va pa’lante” y “se nota, se Siente, Zapatero presidente” o “donde está la niña de Rajoy” esperan que de aquí a un rato aparezca el presidente a saludar.

El lugar está preparado, justo encima de donde estamos situados. He salido al balcón de Ferraz y la sensación es brutal, aunque haga frío.

Sin embargo, habrá que recordar a los socialistas que falta la mitad de votos por escrutar y que la distancia entre PSOE y PP se va reduciendo…

22:23. Comparecencia.

En esta ocasión vamos un poco perdidos, eso de no poder ver qué pasa en las otras sedes, que dicen los demás líderes… pero tiraremos de manual: es importante hacer las comparecencias en el momento justo, y si puedes, atribuir la victoria a tu candidato.

La Fox lo hizo en las presidenciales de 2000 y hoy José Blanco, con casi media hora de retraso, ha comparecido en la sala de prensa del PSOE para anunciar que, con los datos de las que dispone el partido, el PSOE ha ganado las elecciones. Ha prometido 4 años más de cambio y políticas sociales y que España estará mejor en 2012 que en 2008. También ha anunciado la comparecencia de Zapatero, que ahora esperamos todos.

La sede hierve de actividad, entrevistas, dirigentes que se pasean. Incluso me han entrevistado para Hora Hache y hemos empezado a hacer networking con periodistas italianos.

Sin embargo, el resultado se va ajustando cada vez más, a un 30% a escrutar y el 50% de los votos en Madrid. Rosa Díez entra en el parlamento y se intuye la derrota de ERC, así como la de ICV-IU. Habrá que hacer un análisis con calma los resultados, porque el wifi de la sede del PSOE no nos permite ser tan cuidadosos como quisiéramos.

Hay canapés nuevos…

23:06. Discurso de victoria.

Baja el vicepresidente Solbes a la sala de prensa y comienza una valoración off-the-record de los resultados electorales, se extiende el rumor como la pólvora: Zapatero saldrá a la calle.

Carreras por los pasillos para llegar a la sala de prensa donde, desde las ventanas, sentimos el himno del PSOE. Zapatero se hace de rogar y aparece, como seguramente has visto, con Blanco, López-Garrido, Zerolo, Caldera, Sonsoles…

El Presidente hace un recordatorio a las víctimas del terrorismo de esta legislatura y de todas las víctimas, mientras el público rompe en aplausos.

La jornada, constata, ha tenido una elevada participación. Agradece de “corazón” a los ciudadanos y ciudadanas que han dado una victoria clara al PSOE, a nivel estatal y en Andalucía. Zapatero afirma que no ha fallado a los electores, estos responden diciendo que no está solo.

Zapatero hace referencia a Rajoy y al resto de candidatos, expresando su reconocimiento. Según Zapatero, los españoles han decidido abrir una nueva etapa sin crispación y acuerdo en los asuntos de Estado.

Zapatero quiere profundizar las cosas bien hechas y corregir errores, diálogo social y político, así como el apoyo más amplio posible. Afirma que gobernará para todos pero pensando, ante todo, en los que no lo tienen todo (referencia al primer debate). Gobernará por las aspiraciones de las mujeres, los jóvenes, para las personas mayores, para asegurar el compromiso de España con Europa, la paz y la cooperación al desarrollo.
Gobernará firmemente con la mano extendida.

Hace referencias a la diversidad y la unidad, así como la colaboración.

23:07. Zapatero, presidente

Magnicidios en Madrid: asesinatos de Prim, Canalejas, Dato y Carrero Blanco

Los que vivimos o visitamos Madrid pasamos muy a menudo por lugares que, hace ya varias décadas, marcaron la historia del país. Lo hacemos casi sin darnos cuenta. Quedar con alguien en la Puerta del Sol sin ser conscientes que en ese mismo lugar un presidente del Gobierno fue asesinado. O pararnos en un semáforo en la Plaza de la Independencia, lugar donde el coche de otro presidente fue tiroteado. ¿Quieres saber más de los magnicidios que tuvieron lugar en Madrid?

A lo largo de los siglos XIX y XX, Madrid fue el escenario de los asesinatos de cuatro presidentes del Gobierno. Prim, Canalejas, Dato y Carrero Blanco perecieron en sendos atentados en varios puntos de la capital no demasiado lejos los unos de los otros. La Puerta del Sol, la Puerta de Alcalá, el barrio de Salamanca y Cortes son los escenarios.

Calle Marqués de Cubas: el atentado contra el General Prim

El General Prim, tras ocupar varios cargos políticos, fue presidente del Consejo de Ministros desde junio de 1869 hasta su muerte el 30 de diciembre de 1870. Su llegada a la presidencia del Gabinete se da tras la Gloriosa Revolución de 1868 y fue uno de los máximos valedores de Amadeo de Saboya como Rey de España. De hecho, murió horas antes de la llegada del breve monarca.

El 27 de diciembre de 1870 se terminaron de decidir en las Cortes algunos aspectos relacionados con la Casa Real. Un mes antes, las Cortes habían elegido por mayoría dar la corona de España al duque de Aosta, Amadeo de Saboya, que reinaría bajo el nombre de Amadeo I. Prim abandonó el Palacio de las Cortes, el actual edificio del Congreso de los Diputados, para preparar su viaje a Cartagena para recibir al nuevo rey.

Sobre las 19:30 horas, el General subió a su carruaje y siguió el camino habitual, girando a la izquierda en la calle del Turco, hoy conocida como calle del Marqués de Cubas. En la esquina de esta calle con la Calle Alcalá, en una de las puertas actuales del Banco de España y a escasos metros del Palacio de Buenavista –residencia, por aquel entonces, del presidente-, dos carruajes impedían el paso de la berlina presidencial.

Aprovechando la confusión, tres individuos se acercaron al carruaje y abrieron fuego, hiriendo de gravedad al presidente. Tras el ataque, el carro del presidente pudo seguir por la calle hasta llegar a Alcalá y se dirigió al Palacio. Prim entró por su propio pie y fue atendido por sus heridas. Moriría tres días más tarde a consecuencia de la infección de las mismas.

Puerta del Sol: Canalejas cae abatido

Canalejas ocupó cuatro carteras ministeriales, la presidencia del Congreso de los Diputados y la presidencia del Consejo de Ministros hasta su muerte en 1912. Destacado miembro del Partido Liberal, vivió años políticamente convulsos. Inició una serie de reformas, como el impuesto de consumos, creó el servicio militar obligatorio e intentó dar respuesta a las aspiraciones catalanas con el proyecto de Mancomunidad catalana con Enric Prat de la Riba. Presidió tres gobiernos distintos y tuvo que hacer frente a una sublevación republicana.

Pese a ello, las reformas no pudieron continuar, ya que el 12 de noviembre de 1912, mientras miraba el escaparate de la librería San Martín, fue tiroteado por el anarquista Manuel Pardiñas Serrano. La librería estaba en el número 6 de la Puerta del Sol, donde hoy encontramos una joyería y una efigie del presidente asesinado recuerda el trágico suceso. A las 11:25 horas, el anarquista disparó dos tiros certeros a la cabeza del presidente, acabando con su vida.

Se cree que en realidad el objetivo del asesinato era el rey Alfonso XIII, que debía estar en la Puerta del Sol a esa hora. El asesino de Canalejas trató de huir pero fue perseguido por un policía que le abatió, muriendo también ese día.

Canalejas fue enterrado el 13 de noviembre en el Panteón de los Hombres Ilustres. Con su muerte, el Partido Liberal perdió a su líder, siendo el origen de su fin como partido tras una larga pugna por el liderazgo.

Plaza de la Independencia y el atentado a Eduardo Dato

Nueve años después del asesinato de Canalejas, el presidente Eduardo Dato sufrió otro mortal atentado. Dato, al igual que Canalejas, también fue ministro en varios gobiernos de Su Majestad y presidió el Congreso de los Diputados.

Gobierna desde octubre de 1913 y lo hará hasta su muerte, con un paréntesis de algo más de dos años y medio. Fijó la política de neutralidad de España durante la I Guerra Mundial, accedió a la formación de la Mancomunidad Catalana y aprobó las Juntas Militares. Vivió años socialmente convulsos, con la tensión social como pauta. La recesión posterior a la Gran Guerra y el auge de la lucha del movimiento obrero –el pistolerismo catalán– son el telón de fondo de su asesinato.

El 8 de marzo de 1921, los anarquistas Pedro Mateu Cusidó, Luis Nicolau Fort y Ramón Casanellas Lluch atentaron contra el presidente. Salió, bien entrada la tarde, del Senado que está en la Plaza de la Marina Española, y se dirigió en el coche presidencial hasta su casa en la zona del inicio de la calle Serrano.

Desde las 19 horas, los anarquistas daban vueltas en Cibeles. Esperaban la llegada del coche presidencial. Justo en Cibeles, el coche de Dato siguió su camino hacia la Plaza de la Independencia, mientras el Ministro de Guerra, que iba en el coche trasero, cambiaba de dirección. El coche subía por Alcalá y al llegar a la Puerta de Alcalá debía girar a la izquierda hacia Serrano. Era el recorrido habitual. Los anarquistas identificaron ese momento como el más vulnerable.

Así, a las 19:14 el “Hudson” de color negro con matrícula ARM-121 frenaba y el sidecar de los asaltantes se acercó para disparar al vehículo durante más de dos minutos. Agotaron la munición a gritos de “¡Viva la anarquía!” y escaparon por Serrano hasta Ciudad Lineal con un sidecar Indian de color gris con un motor de 7 cv. El presidente murió en el acto: 18 balas impactaron en el coche. Los tres asesinos se beneficiaron de una amnistía durante la II República.

La operación Ogro: Luis Carrero Blanco y el atentado en Claudio Coello

El del almirante Luis Carrero Blanco es el último magnicidio de la historia de España. Participó en el bando fascista durante la Guerra Civil y fue uno de los hombres de confianza del dictador. Por ello, ocupó varios cargos gubernamentales hasta llegar a la presidencia del Gobierno en 1973, llamado a ser el responsable de continuar la obra del Caudillo tras su inminente muerte.

La “Operación Ogro” de la banda terrorista ETA acabó con su vida en diciembre de 1973, dando lugar a uno de los momentos clave del tardofranquismo, por la trascendencia política del asesinato, así como la espectacularidad del atentado.

Los terroristas alquilaron un semisótano en el 104 de la calle Claudio Coello, en el corazón del barrio de Salamanca. Excavaron un túnel por debajo de la calzada de la calle. Esa operación les permitió colocar los explosivos (unos 100 kg de Goma-2) que estallaron al paso de su coche oficial.

Ese 20 de diciembre, el almirante hizo su recorrido habitual. Salió de su domicilio en el número 6 de la calle Hermanos Bécquer y fue a misa en la iglesia de San Francisco de Borja en el 104 de la calle Serrano, en frente de la embajada americana. A las 9:25 horas, subía al coche tras salir de misa. Minutos más tarde, el coche presidencial saltaba por los aires y se elevaba más de 30 metros hasta llegar a la terraza interior del convento adyacente a la iglesia.

Carrero moría en ese atentado a pocos días de las fiestas navideñas y el mismo día que se iniciaba el proceso 1.001 contra el sindicato clandestino Comisiones Obreras.

Hoy puede encontrarse una placa en memoria del presidente. En el blog de David Martos podéis escuchar un reportaje sobre el asesinato.

Ver
Ver
Magnicidios en Madrid en un mapa más grande

Zapatero perderá el debate sobre los 110 km/h

Viernes. Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Alfredo Pérez-Rubalcaba anuncia la decisión del Gobierno de reducir la velocidad máxima permitida en autopistas y autovías a 110 km/h. Siempre me preguntaré porqué los viernes. Y siempre creeré que lanzar tantas bombas informativas en un día busca que no se hable de todas. Pero de esta se ha hablado y se hablará.

No soy un experto en la materia. Seguramente tengan razón tanto ellos como el Gobierno y la reducción suponga un ahorro para la balanza comercial del país. Pero soy conductor. Formo parte de esa clase media que hace perder o ganar elecciones. Las percepciones de cómo se ha planteado el debate y de cómo seguirá en los próximos meses, con una poderosa trinchera digital terrestre, nos lleva a un escenario virtual de derrota para Zapatero… y Rubalcaba. El presidente y el vicepresidente que querían una España más lenta. ¿Por qué Zapatero perderá este debate?

1. Razón contra emoción

Me gusta conducir. Mucho. Puedo hacerlo poco y, como a muchos, me gusta la velocidad. Sentir esa comunión con la máquina a través de las manos y los pies. No sé si por ir algo más despacio, ese solo gesto, mejorará la economía del país. Lo único que sé, es que iré más lento. Y puedo comprender lo que leo y me cuentan expertos. Pero sigo sintiendo un punto de tensión interna entre el deseo de correr más y la necesidad de correr menos por un gran tema. Es una tensión entre razón y emoción y la segunda tiene muchos números de ganar, como en la mayoría de los casos.

2. Un debate muy básico

Es un debate básico. No básico de necesario, sino en el sentido de ser un debate casi pueril. Catalunya es el ejemplo de ello: cuando CiU propuso terminar con la limitación de velocidad en el entorno de Barcelona, muchos lo celebraron y los apoyaron. Las consecuencias de ello y la ejecución de esa promesa electoral ha llevado a varios quebraderos de cabeza al gobierno de Mas. La experiencia catalana nos muestra como, en muchos casos, el debate se sitúa en extremos en los que los partidarios de la reducción tienden a perder.

3. ¿Recaudatorio?

El argumento de ver en la medida un afán recaudatorio ya corre como la pólvora. Y no se podrá parar. Siguiendo la terminología que suelo aplicar en una categoría de este blog, es una palabra que funciona. Este caso no es la excepción. Si esta medida supone un aumento de multas por exceso de velocidad, la culpa no será de la medida. Será de los ciudadanos que, conscientes de la disminución de la velocidad máxima, sigan pisando el acelerador. Una medida no es recaudatoria si el ciudadano cumple con la norma. Y ahí entra la responsabilidad individual de cada uno. Pero es una palabra que funciona porque pone nombre y apellidos a la imagen del Estado papá malo, limitador y perseguidor. Contra eso, poco podrá hacer Zapatero.

4. El Gobierno de la prohibición

No han faltado los argumentos de la oposición y los opinadores sobre la naturaleza prohibicionista del Gobierno. No se cumplen ni dos meses de la entrada en vigor de la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y llega la medida de la reducción de velocidad. Reducción es la palabra del Gobierno. Prohibición la de la oposición. Y ahí la etiqueta pesa. A nadie le gusta que le prohíban cosas. Lo hemos vivido desde nuestra infancia. Así, el ejecutivo de Zapatero se gana día a día una imagen ancorada en la capacidad de prohibir ante otras opciones más liberales. Les pasará factura.

5. Un beneficio intangible

Quizás esta sea la clave más relevante: el beneficio de la medida es intangible. Por mucho que los ciudadanos la apliquen, no verán el resultado. No lo notarán. Ante esa situación, se abona el campo para que todas las percepciones anteriores se conviertan en una oposición a la medida del Gobierno. No poder tocar, notar, observar los efectos de los esfuerzos que nos piden tiene sus consecuencias. Y si el desencadenante de la medida es algo que pasa muy lejos, en un país del que el gran público sabe muy poco, el desconcierto y la incomprensión están servidos.