Los cinco errores del político en Twitter

Desde el aterrizaje de Oprah a Twitter, este servicio de microblogging no ha hecho nada más que estar en boga de propios y extraños. En las últimas semanas hemos vivido una auténtica explosión en el número de usuarios en Twitter, algo que ha llegado también a la política.

Aunque podrían ser más, a día de hoy empezamos a contar con un nutrido grupo de representantes del pueblo que usan Twitter para comunicarse. Iba a decir para comunicarse con los ciudadanos, pero creo que no todos lo usan con ese fin en mente…

Diputados y diputadas, presidentes de cámaras legislativas, alcaldes y concejales. También instituciones. Todos ellos se van abriendo camino en este servicio. Pero, ¿están usando bien Twitter? ¿Saben por qué y para qué están presentes?

Estos son los cinco errores más cometidos por los políticos que se atreven a entrar en Twitter:

No conversar: el mundo online es muy distinto del offline, es bidireccional. No está bien que si alguien te pregunta algo no respondas. O que todas tus actualizaciones sean mensajes que no tienen el más mínimo interés en conversar.

No seguir a nadie: no pensaba en que siguieras a todos los que te siguen, aunque como figura pública quizás sería conveniente pensarlo. Pero no seguir a nadie es un error que puede afectar gravemente a tu reputación, sobretodo porque muestra que no te interesa lo más mínimo lo que piensen los usuarios. Twitter tiene ventajas, pero hay que mostrar un mínimo compromiso.

Abusar de Twitter: quizás alguien de tu staff actualiza tu Twitter durante una hora determinada del día. Encontrarnos con 6 o 7 actualizaciones seguidas nos muestra que no estás al otro lado… y al final creemos que eres algo así como spam legal.

No ser natural: si pones tu nombre a un perfil, no te maltrates a ti mismo. Nos gusta saber de tu actividad diaria (siempre que sea relevante), pero sobretodo qué piensas y a qué dedicas tu tiempo. Y sobre todo, a no ser que tengas el don de la ubicuidad, no le pidas a un colaborador que twitee por ti si estas en un acto público, medio, etc.

Tratarnos como a un medio: la agenda de los miembros de tu partido es muy interesante, pero generalmente no visito 15 provincias el mismo día. Las notas de prensa tampoco son lo mío, si quieres decirme que tienes un plan contra la crisis, enlázame a ese plan.

Seguramente hay más, así que no dudes a comentarlos.