El blog político

Tras mi participación, junto a Trina Milan y Montse Cebrián en el debate sobre blogs en el programa «Al Dia» de Com Ràdio, aprovecho para traducir el post más leído de E-Campanya, cuando este blog estaba escrito únicamente en catalán. De forma periódica, rescataré los posts más leídos de esa etapa y los traduciré al castellano.

Entrada original en catalán del 1 de junio de 2008:

Maite Gutiérrez publica hoy en La Vanguardia un interesante artículo sobre el fenómeno blog. Hace un repaso a la vida de este medio y enumera las principales fortalezas del medio, augura un futuro esperanzador y pone énfasis en el elevado contenido de cambio, casi revolucionario, que estas bitácoras han generado.

Y es cierto: los blogs han supuesto una auténtica revolución en la manera de comunicarse. Han pluralizado las voces, han hecho grande la conversación, en definitiva, han permitido que entre todos podamos enriquecer nuestro conocimiento colectivo. Hay grandes bloques que permiten un aprendizaje casi privilegiado en ciertas áreas. Otros, son puntos de encuentros para colectivos. Hay blogs que nos permiten conocer el interior de las organizaciones. Incluso algunos nos dejan conocer la vertiente más personal y profesional de nuestros representantes electos. Y eso en un sistema parlamentario que nunca se ha caracterizado por un elevado contacto con los representados es más que reseñable.

Pero como ya reflexionábamos hace unas semanas, los blogs necesitan una estrategia que sirva a nuestros objetivos comunicativos. Todos tenemos alguno, incluso el fan de un grupo de música que quiere demostrar que nadie sabe más que él en la temática o quiere saber que no está solo en el mundo.

El artículo de La Vanguardia incide en los blogs políticos, y señala los grandes males -vicios, podríamos decir- de los blogs políticos. Creados sólo para buscar votos antes de las elecciones, falta de compromiso de sus autores, abandono tras ser elegidos … Males que conocemos de sobras y que no profundizaremos en ellos ahora. Os vuelvo a recomendar un artículo de Gutiérrez-Rubí que encuentro esencial para entender las reflexiones de futuro que tenemos que hacer sobre los blogs políticos, así como otro muy interesante de José-Luis Prieto.

Anna Lara, como el resto de compañeros y compañeras del máster en marketing político del año pasado, ha entregado su memoria donde ha reflexionado en torno al lustro de las webs políticas 2.0. Espero que nos dé su opinión a los comentarios sobre este fenómeno.

Que los blogs están cambiando la manera que tenemos de comunicarnos, es cierto. Que incluso ya tenemos herramientas de micro-blogging, también es cierto. Pero que tenemos muchos blogs sin un objetivo concreto también es cierto. Que necesitamos repensar para qué los queremos, como trabajamos, como conseguiremos comunicar… que hay que hacer algo para evitar que esto, al fin y al cabo, sea una conversación entre convencidos. Que nos hace falta dar un paso mayor para llegar, no a más personas sino a las personas adecuadas.

Por eso nos quedamos siempre con la tarea de los pioneros, que han abierto camino, ya vengan del mundo de la política o de la empresa.

Internet post-electoral: 5 reflexiones

¿Es posible mantener la presencia y la acción en Internet después de unas elecciones? ¿Es posible mantener el esfuerzo de campaña cuando se llega al gobierno? Yes, you can.

Si eres un político este post te interesa. Si no lo eres, también, para que veas lo que otros líderes hacen y no encuentras en tus representantes políticos.

Se ha hablado mucho del uso de la red del presidente Obama ha hecho, de cómo su decidido uso ha comportado toda una serie de cambios en el planteamiento de campañas electorales en la democracia americana. Como ya comentaba en este post, la campaña de las presidenciales de 2008 será recordada como la campaña de transición. No nos alargaremos en esto, sino que observamos ahora porque hay esperanza en el uso de la red una vez hemos celebrado la victoria de nuestro candidato. O cuando ya hemos reflexionado sobre nuestra derrota.

1. Sigue hablando: la campaña electoral es agotadora. Hablas, comunicas, durante 24 horas, en todas partes. Seguramente la web de campaña habrá sacado humo. ¿Porque callar de golpe y porrazo? Si crees que el día después de las elecciones en tu blog o web deben morir estrepitosamente, todavía no has entendido nada. Explica cómo van las negociaciones para el pacto de gobierno, cuáles serán tus prioridades, con quien te has reunido … Piensa que será una herramienta importante en la gestión de los 100 primeros días de gobierno.

Ejemplo: Barack Obama siguió hablando desde su web Change.gov. Creó los vídeos semanales dirigidos a la ciudadanía y siguió enviando correos electrónicos.

2. Sigue escuchando: ¿por qué razón tienes que dejar de escuchar a los ciudadanos, cuando lo has hecho las semanas y meses anteriores a la cita electoral? ¿Ya no son importantes? La mejor manera de acabar con el alejamiento entre políticos y ciudadanos es escenificar que su contacto no ha acabado.

Ejemplo: La web Change.gov anunció la semana antes de la toma de posesión de la creación de un espacio para que los ciudadanos pudieran proponer y votar temas que llegarían al Presidente para su consideración.

3. No pongas barreras: no pongas barreras para que la gente se acerque a ti. Tampoco pongas para que tú puedas llegar a ellos. Haz el contenido de tu espacio accesible, respeta las lenguas de tu territorio y abre las puertas de tu casa a aquellas personas de fuera de tu país te quieran conocer más.

Ejemplo: La nueva web de la Casa Blanca se pasa al Copyleft y deja que los buscadores indexen toda la web.

4. Anticípate: si dispones de las herramientas para hacer que los ciudadanos y ciudadanas se queden sorprendidos por su rapidez, por la utilidad del contenido de tu web y por un atractivo diseño, no esperes a que alguien se dé cuenta. Comunica que estás presente y que te importa el medio.

Ejemplo: Justo cuando el presidente Obama juraba su cargo, la nueva web de la Casa Blanca, con blog incluido, se ponía en marcha. Es noticia, capta la atención mundial y hace que todo el mundo lo tenga en cuenta.

5. Que la acción no pare: si has usado la web para pedir acción a tus seguidores, no dejes de hacerlo. Haz que participen tanto dentro como fuera de la red. Crear y mantener un movimiento no es nada fácil … por qué mantener una concepción de corto plazo? ¿Por qué no mantenerlo y alimentarlo?

Ejemplo: desde el pasado 4 de noviembre, Obama y Hillary no han dejado de pedir contribuciones a sus seguidores. Tampoco lo ha hecho John McCain, que ha anunciado la creación de un nuevo movimiento.

Si eres un político en activo me dirás que tienes demasiadas cosas a hacer como para preocuparte por eso. Supongo que tienes razón, eso es un lujo innecesario y estamos alejados de donde está la «opinión pública de verdad». Supongo que los 24 millones de internautas en España no te hacen cambiar de opinión. Supongo que el hecho que el 80% de los usuarios afirme que está buscando información, que necesita información, tampoco te hacen pensar en nada. Supongo que el hecho de que el 50% de la gente de 25 a 50 años sean usuarios de internet tampoco te hace cambiar tu concepción. Tú mismo, tú misma.