Mas, Puigcercós y Rivera piden el voto en 140 caracteres

Cuando quedan pocas, muy pocas, horas para el final de la campaña electoral, recojo los tweets finales de campaña de los candidatos. Artur Mas, Joan Puigcercós y Albert Rivera nos piden el voto.

Artur Mas (CiU)

Catalunya debe cambiar. Trabajaré cada día con rigor, ilusión, entusiasmo y humildad para levantar el país y conseguir una Catalunya mejor

Joan Puigcercós (ERC)

2 razones: después del TC y el 10J hay que avanzar nacionalmente con un referéndum de independencia y porque no hay que retroceder en políticas sociales

Albert Rivera (Ciutadans)

Si quieres, libertad, convivencia y q la politica este al servicio de los ciudadanos, REBELATE, Vota Ciutadans (C’s)

Como en el caso de las entrevistas de campaña, todos los partidos con representación parlamentaria fueron invitados a participar. Recogemos en este post los recibidos. Aprovecho este post para agradecer la paciencia y la colaboración de los equipos de los candidatos.

Microentrevistas de campaña: Artur Mas

“Soy más partidario de la seducción que de la imposición”

Artur Mas es el candidato de Convergència i Unió a presidir la Generalitat. Lo es por tercera vez consecutiva. No lo consiguió en 2003 ni en 2006, pese a haber ganado en esas dos ocasiones las elecciones. Las elecciones del próximo domingo son su auténtica prueba de fuego. ¿Lo conseguirá a la tercera?

Esta parece ser la definitiva. Las encuestas auguran un buen resultado a la coalición que preside y, ya sea en solitario o con algunos apoyos puntuales, parece tener asegurada la gobernabilidad del país. No hay mejor veredicto que las urnas, como es evidente, pero la espiral del cambio parece imparable.

En el aire quedan los efectos de la abstención en las aspiraciones presidenciales de Artur Mas. El resultado final. El reparto de los escaños. La efectiva movilización de todos los que, en las horas finales de la campaña, afirman que votarán por él y por Convergència i Unió.

Los retos que le aguardan a Mas si llega a ser Molt Honorable –y a juzgar por las encuestas y por su actuación en el debate a seis parece estar muy cerca de conseguirlo- son muchos y difíciles. Por ello, el candidato responde en escrupulosos 140 caracteres al cuestionario remitido a los seis candidatos de los partidos con representación parlamentaria.

Si Artur Mas llega a presidente…

¿Cuál será la primera medida que pondrá en marcha para acabar con la crisis?

Hacer una administración más austera y aliada de nuestro tejido productivo para que se pueda crear empleo, que es la primera de las políticas sociales.

¿Qué solución propone para acabar con el paro?

Ayudar a nuestras empresas y emprendedores, no poner trabas a su crecimiento, reducir costes contratación, mercado laboral propio, reforma SOC.

Se multará a las personas que no rotulan sus negocios en catalán?

Todas las leyes tienen su régimen sancionador, pero yo soy más partidario de la seducción que de la imposición.

¿…Independencia?

Proponemos el derecho a decidir de los catalanes, sin más límite el de nuestra cohesión como pueblo. Ahora creemos que es el momento de un nuevo pacto fiscal que es el que genera más consenso social y político.

Utilizará internet para comunicarse directamente con los ciudadanos durante su mandato?

Sí, ya hace tiempo que se ha demostrado que es una herramienta muy útil, no sólo para hacer llegar nuestro mensaje, sino también para escuchar lo que nos dice la gente.

Microentrevistas de campaña: Joan Puigcercós

No eliminaremos el Impuesto de Sucesiones para las rentas más altas como plantean CiU y PP

Las encuestas vienen alertando desde hace meses del castigo electoral que los votantes de ERC podrían infligir al partido de Macià y Companys. Esquerra plantea estas elecciones como un momento vital en el que pueda seguir siendo una fuerza decisiva en la política catalana. La cuestión no es menor: el PPC podría volver a ser la tercera fuerza con más escaños y arrebatarle a Esquerra ser bisagra en la próxima legislatura.

Quizás por lo importante del momento, el partido que lidera Joan Puigcercós ha optado por despertar a sus bases con una campaña centrada en historias personales, en la gente valiente. Dar relevancia a la gente. Mucho tiene que ver con esa necesidad de no esconder el voto o las simpatías hacia ERC, especialmente cuando en el ámbito independentista han aparecido nuevas ofertas electorales como Solidaritat Catalana, con Joan Laporta al frente, y Reagrupament, con un ex consejero de Esquerra como líder, Joan Carretero. Y es especialmente importante porque reclama la valentía de la gente de Esquerra ante la tentación de optar por las otras ofertas.

Puigcercós tiene el reto de amortiguar la caída y jugar en una campaña bipartidista. Así, consiguió su hueco con unas polémicas declaraciones sobre las inspecciones fiscales, que en Catalunya eran, según él, muy superiores al resto de España. Y ahí soltó su famosa frase que en Andalucía no pagaba impuestos ni Dios. Le siguió una actuación positiva en el debate a seis que ya casi nadie recuerda y retó a Mas a un compromiso preelectoral.

Pero… ¿qué piensa Puigcercós de otros temas? Le preguntamos. ¿Si fuera presidente…?

¿Cuál será la primera medida que pondrá en marcha para acabar con la crisis?

No tengo un remedio milagroso contra la crisis, y soy consciente de las limitaciones de la Generalitat. Ahora bien, debemos saber exprimir los recursos de los que disponemos. Tenemos la necesidad de fortalecer el tejido productivo de este país que es una de sus fortalezas, de incentivar a los emprendedores, de seguir potenciando la investigación y la innovación, de incentivar el crédito a la pequeña y mediana empresa … y puedo decir que no haría: eliminar el Impuesto de Sucesiones para las rentas más altas como plantean CiU y PP.

¿Qué solución propone para acabar con el paro?

Las grandes decisiones en política económica se toman en España. Y allí no tienen la clave para acabar con el paro. En este caso, necesitamos mejorar e incentivar la formación, mejorar los programas de inserción laboral y crear mejores condiciones para la proliferación de empresas en nuestro país haciendo más atractiva la apertura de sedes de otras empresas en Catalunya. Esto pide una política fiscal propia, más y mejores recursos que pasa por gestionar y administrar desde Cataluña todos los tributos que se generan.

¿Se multará a las personas que no rotulan sus negocios en catalán?

La gente tiene derecho a poder ser atendida e informada en catalán en Catalunya. Y por eso se deben hacer leyes y todas las leyes, todas, prevén una sanción ante su incumplimiento. Por otra parte, hay cientos de disposiciones que multan por no rotular en español, ¡cientos!

¿… Independencia?

Sin duda, si disponemos de una mayoría en el parlamento sería el paso natural y necesario y, posteriormente, ratificarlo en un referéndum.

¿Utilizará internet para comunicarse directamente con los ciudadanos durante su mandato?

Ya lo estoy haciendo. Pero tampoco quisiera engañar a nadie. Tengo unas limitaciones para responder y hablar con los ciudadanos, a todos individualmente no puedo llegar. Pero hasta allí donde soy capaz lo hago.

El penalti más largo del mundo

Esto del cara a cara me ha recordado a la película “El penalti más largo del mundo”. Esa en la que Fernando Tejero acaba siendo el portero que debe parar un penalti de un partido determinante que acaba suspendiéndose. Al cabo de unos días el partido se celebra y entre un partido y otro se arma la de Dios es Cristo. Lo del cara a cara entre Mas y Montilla, algo parecido.

No hubo debate. Dicen los otros partidos del arco parlamentario que dicho debate atentaba contra la pluralidad. Dice la Junta que esos debates deben solicitarse con cinco días de antelación. Dice Montilla que él lleva pidiéndolos toda la campaña. Y dice el Grupo Godó que ellos ofrecían sus cadenas. Incluso la consellera Geli proponía hacerlo en Andorra. Sí, ese oasis electoral que es algo así como las aguas internacionales de la política catalana. Solo falta que los directores de pistas de esquí casen pactos post-electorales.

Esperpéntica espera. Terrible show. Dos días de campaña perdidos, dicen algunos. ¿Perdidos? ¿Sí? ¿Seguro? Dos días muy bien aprovechados por el PSC y CiU. Dos días de protagonismo absoluto de los grandes. Al final va a resultar que haber dicho sí al debate y organizarlo como Dios manda hubiese sido lo mejor para los pequeños. Se han quedado con menos aire que si se hubiese celebrado. Porque a estas alturas… ¿quién recuerda las buenas actuaciones de los terceros en discordia?

Estas horas pasaran a la historia como el ejemplo paradigmático que los debates son, sobretodo, el antes y el después. La teoría y la práctica del después, de los spin doctors “contaminando” la opinión pública, del poder del que ganó… la conocemos de sobra. La del antes es más rara. Y este caso, un rara avis. Un debate que no se celebró que tendrá tanto protagonismo (o incluso más) que los matamoros del siglo XXI y las voces contra los olvidadizos en eso de pagar impuestos.

De este penalti más largo del mundo, en versión catalana y con votos de por medio, me quedo con la llamada que tuve hace un rato con mi madre. Debate en el aire, menos de una hora y media para su virtual celebración. “¿De qué debate me hablas?”. Ahí tienen la clave. Mucho ruido y pocas nueces. Atentos a la abstención del domingo.

¿Cómo ganar el cara a cara?

Si la Junta Electoral Central no dice lo contrario, esta noche Catalunya presenciará el primer cara a cara entre los líderes de los dos partidos mayoritarios. Nunca se ha celebrado un debate similar desde que en 1980 se celebraran las primeras elecciones autonómicas. Si el debate tiene lugar, estaremos ante un hecho histórico.

¿Por qué hemos llegado a este punto? Como en 1993, cuando se dio el primer cara a cara entre Felipe González y José María Aznar, se dan las circunstancias para que los dos líderes se enfrenten en un debate a dos:

  • Llegamos al cara a cara porque Montilla lo quiere. No es habitual que quien ostenta el cargo ceda a debatir con quién lo quiere, pero la situación del PSC en las encuestas hace que Montilla solo pueda ganar en este debate.
  • Artur Mas es un buen orador. Aunque tiene más a perder que Montilla, tiene la seguridad que puede salir airosa de un cuerpo a cuerpo.
  • La más elemental: los dos quieren. Las negociaciones se rompieron ante la formula que proponía el PSC, pero Montilla puso a Mas en la tesitura de aceptar el cara a cara… pero si debaten es porque quieren hacerlo.

Ante el debate, son múltiples los aspectos que deben cuidar. Sin duda, el hecho de repetir ante las cámaras en 48 horas permitirá que ambos líderes tengan aún en la memoria los consejos de sus asesores para hacer un buen cara a cara. Pero por si les falla en el último momento, proponemos tres consejos para cada uno de los candidatos.

Tres consejos para Artur Mas:

  1. Cuidar el lenguaje no verbal: en el debate a seis fue más fácil ceder protagonismo a otros, pero en un cara a cara las cámaras captarán todos los detalles. Mas debe procurar no aparecer altivo, ni sobrado ni confiado.
  2. Ser más directo en las respuestas: Mas es un buen orador pero cuando le hacen una pregunta complicada da vueltas para argumentarlo. Lo vimos en la comida con bloggers. Pero en televisión las frases cortas y memorables valen su precio en oro. Debería ir por ese camino.
  3. Mostrar interés en todo momento: Mas no debe dejar que un detalle sea usado para mostrar una imagen de él como una persona despreocupada o irrespetuosa con el president. Debe luchar por ser cazado distraído.

El president Montilla, en cambio, debería atender a estos tres consejos:

  1. Más sonrisas: Montilla debería hacer un esfuerzo por comunicar con su cuerpo. Debe poner todo su ahínco en acompañar su mensaje con un lenguaje no verbal adecuado.
  2. Sorprender: las expectativas sobre su capacidad para ganar el cara a cara son bajas. Por ello, tiene campo para poder crecer y sorprender al votante. Mucho tiene que ver la gestión de las expectativas en estas horas previas.
  3. Dejar de lado las notas y ser más natural: Montilla gana mucho al natural. Cuando no tiene una cámara enfrente, se suelta y dice las cosas como las piensa. Si esta noche dejará las notas a un lado y se comunicara directamente con el espectador, tendría mucho ganado. Tras semanas de campaña, los mensajes están más que interiorizados. No le sería demasiado difícil.

Estos son los consejos para los candidatos. Aunque, si me lo permiten, añadiría uno para los dos: ir al debate con corbatas mejores a las que llevaron en el anterior debate. Puede parecer una frivolidad, pero el modo de vestir comunica mucho de nosotros. Ni la corbata de un rojo extraño del president ni el mantel de picnic de Mas estuvieron a la altura de lo que querían expresar. Y si este consejo no lo toman los candidatos, que algún miembro del equipo se plantee hacer lo que hizo la Abigail Bartlet…

Foto de Andreu Dalmau (EFE)

El zoom, Iniesta y un cara a cara. Crónica de un debate

Fue en el último minuto, como Iniesta en Stanford Bridge. En los últimos suspiros del debate. Ahí se jugó todo y se decidió el resultado. Un último minuto –por favor, no me lo tomen al pie de la letra- de infarto que empezó con la tensión por ver si Montilla era capaz de despertar de una vez por todas tras un debate gris. El president se puso el sombrero sureño y retó a su contrincante. Ni blancas ni al alba, dejó la elección de los detalles del duelo en manos de Artur Mas.

Siguió ese minuto final de infarto. Ese minuto de más de sesenta segundos. Mas habló a los catalanes y el realizador de TV3 empezó un lento zoom que nos acercaba a su mirada. Parecía hablar directo a todos. No necesitaba el zoom durante su última intervención en el debate electoral para ganar. Pero no le vino mal. ¿Trato de favor? Quizás, pero el dramatismo del momento será recordado durante años. Y justo ahí, Mas eligió armas, lugar y hora. Aceptó el reto y se sacó otro as de la manga. Debatir ahí, en ese momento. El presentador estaba atónito. Como lo estaban los espectadores en sus casas.

Esa es la escena clave del debate. Ganar el post-debate desde él. La pobre presencia de Montilla se ve eclipsada por su reto. La gran actuación de Mas, la antesala de un cara a cara que se producirá mañana. Dicen hoy algunos que los debates ni se ganan ni se pierden. Mas lo ganó ayer no hay duda de ello. Pero Montilla marcó un gol valioso para el partido de vuelta. De esos en campo contrario.

Más adelante volveremos al cara a cara. Sigamos con el debate coral a seis en que todos hicieron muchas cosas que quizás no deberían haber estado en su actuación, pero ahí quedarán. Albert Rivera empezó bien, sabiendo que podía ser el Nick Clegg de la política catalana. Pero no entendió la etiqueta de la fiesta. Agresivo y desmesurado, interrumpió por doquier. En un debate así, perder las formas no es lo más adecuado. Tendrá suerte de una sociedad tan hastiada de políticos que incluso verán con gracia que uno falte al respeto a otro.

Sánchez-Camacho hizo bien en traerse un objeto al debate. Nunca olvidaremos como un carnet del PSC pudo servir para hilvanar una respuesta –torpe, por otro lado- a la cuestión lingüística. Ni el mismo Pedro J. podría haber imaginado una historia mejor que la del militante socialista que se da de baja del partido porque su hija le dice que deben hablar en catalán porque el castellano está prohibido. Un objeto que no ha logrado eclipsar debilidades en su discurso. En el terreno económico le ganó Mas. En el lingüístico, Rivera. Joan Herrera lo resumió gráficamente en su respuesta a Sánchez-Camacho: “¿Por qué me hablas en castellano si siempre lo haces en catalán?”.

Herrera dirigió el mensaje a una bolsa de votos muy determinada. Se notó en las argumentaciones y en los ataques que dirigió. Tuvo sus debates paralelos con Mas y Sánchez-Camacho y fue a alternando el ataque y el apoyo a un Montilla desaparecido. Joan Puigcercós dio la primera estocada a Artur Mas a cuenta del ofrecimiento de un pacto para ir juntos a por el concierto… y el compromiso que si eso fallaba, Mas apoyaría un referéndum de independencia. Mas titubeó. No fue el único pacto ofrecido a Mas.

Mas dio un paso más para poder ser el nuevo Molt Honorable. El partido de ida fue rotundo. Montilla marcó ese tanto importante y mañana en la vuelta veremos si todo forma parte de una estrategia o si el resultado puede ser aún peor para el president. Cuestión de expectativas que alejaran o acercaran a uno u otro a Palau como ese zoom al candidato de CiU, en el último minuto.

Microentrevistas de campaña: Alícia Sánchez-Camacho

La independencia es el peor negocio que podría hacer Catalunya

¿Realmente piensa lo que dice? ¿Realmente el uso de la inmigración en campaña está en el ADN de la propuesta del Partido Popular de Catalunya? Aunque esta pregunta no estaba incluida en el cuestionario remitido a todos los candidatos, poder tener respuestas directas de Alícia Sánchez-Camacho era necesario.

Sánchez-Camacho es la única candidata de los partidos con representación parlamentaria a la presidencia de la Generalitat. Senadora, diputada, madre soltera. De Blanes y con Rajoy. No ha dudado en hacer de estas elecciones una prueba de fuego para lo que le espera al presidente de su partido de aquí a 2012.

Con las polémicas sobre la inmigración, el videojuego en el que se mataban a inmigrantes y a independentistas, etc. como telón de fondo, Alícia responde. Si fuera presidenta de la Generalitat…

¿Cuál será la primera medida que pondrá en marcha para acabar con la crisis?

Reducir la administración y facilitar la recuperación económica a los ciudadanos y las empresas con menos burocracia y menos impuestos.

¿Qué solución propone para acabar con el paro?

Más inversión en educación y menos burocracia y rigidez por las empresas. Reformar el Servicio de Ocupación de Catalunya

Multará a las personas que no rotulan sus negocios en catalán?

Rotundamente no. Todo el mundo debe tener libertad para rotular como quiera. Y el consumidor que sea quien elija.

…¿Independencia?

Nunca. El peor negocio que podría hacer Catalunya. Necesitamos en el resto de España tanto como el resto de España en Cataluña.

Utilizará internet para comunicarse directamente con los ciudadanos durante su mandato?

Sí, ya lo hago ahora. Creo que es una herramienta de comunicación muy directa que hay que potenciar y una manera de acercar políticos y ciudadanía.

50 enlaces para 1 semana de campaña

Lo más relevante de la primera semana de campaña en 50 enlaces:

Situaciones atípicas

  • Un Montilla en tejanos toma una caña tras un mitin relámpago en Cerdanyola (ABC)
  • ‘Espe’ tiene miedo, pero habla catalán (El País)

Merchandising y elementos de campaña

Los candidatos por dentro

Lo más freak

  • Carmen de Mairena: “Montilla, te vamos a hacer papilla” (La Vanguardia)

Mitines

Promesas, actos… campaña al fin y al cabo

  • El PP promet desgravar 600 euros anuals als que portin els fills a l’escola concertada (El Periódico de Catalunya)
  • Mas quiere seducir al votante del PSC con el concierto económico (El País)
  • El PP monta una Galeusca en la cuna del tripartito (El Periódico de Catalunya)
  • Los programas electorales del 28-N (Sandra Bravo)
  • ERC apoyará a Mas si no recula en políticas sociales y en la normalización del catalán (La Vanguardia)

Vídeos en campaña

  • Votar és un plaer (Youtube)
  • El vídeo porno de Montse Nebrera (Youtube)
  • Un dia amb Artur Mas (CiU)
  • Montilla y el mensajero (YouTube)
  • Spot electoral de la CORI (Youtube)

Hablemos de pactos

  • Jordi Pujol: “La señora Camacho se autoexcluye con algunas de las cosas que dice” (La Vanguardia)
  • El PP advierte a Mas de que su apoyo no será “gratis total” (El País)
  • Mas pide un apoyo ‘masivo’ para no tener que gobernar con ‘muletas’ (El Mundo)

Encuestas y predicciones

  • CiU mantiene su amplia ventaja aunque algo más lejos de la mayoría absoluta (La Vanguardia)
  • El CIS prevé la victoria clara de Mas, pero lejos de la mayoría absoluta (La Voz de Galicia)
  • CiU guanya per la caiguda d’ERC (El Periódico de Catalunya)
  • Convergència i Unió manté les distàncies a menys de dues per les eleccions segons l’últim Racòmetre (RAC 1)

Las polémicas

  • El PP sigue ‘cazando’ a independentistas (El País)
  • Puigcercós: ‘Madrid es una fiesta fiscal y en Andalucía no paga ni Dios’ (El Mundo)
  • Todos contra la “deriva xenófoba” del PP (Público)
  • El vídeo del orgasmo no gusta ni en el PSOE (El Mundo)

Seguimiento de la campaña

Apoyos

  • Sala i Martín cambia de opinión (E-Noticies)
  • Rajoy vuelve mañana a Cataluña para volcarse en la segunda parte de campaña (ABC)
  • Mas: “El PSOE es el primo de Zumosol del PSC, ‘tot i que’ el zumo está caducado”(La Vanguardia)

Aquí no paga ni Dios… será catalán. Votos y tópicos en campaña

Al llegar a Madrid descubrí dos cosas. La primera, que tenía –o mejor dicho, tengo- acento catalán. La segunda, que además de polaco, era un gafapasta catalán. ¡Y yo sin conocer este genial modo de definir a los modernos de Barcelona que campan por Madrid! Compartir mesa con una gallega. Maloserá. Y una auténtica gata con raíces en Navalcarnero. Más de un valenciano campa por la oficina y discutir sobre nación, soberanía e independencia con un granadino tiene su qué. Eso sí, con una caña en la mano. ¿Tópicos? Unos cuantos. ¿Y qué?

Hay dos maneras de tener en cuenta esos tópicos cuando los queremos usar en comunicación. Es arriesgado hacerlo. Con ellos, se rasga algo de los sentimientos de muchos. Será por eso de haber nacido en una familia charnega y de botiguers (que mezcla más buena) que siempre he creído que su uso no es lo más recomendado para hacer llegar un mensaje. El que los usa acaba generando el efecto contrario. Sí, los adeptos lo aplaudirán, pero el resto lo verá con desprecio.

“Tenemos la Agencia Tributaria instalada en Cataluña. Y mientras tanto, Madrid es una fiesta fiscal y en Andalucía no paga ni Dios”. Con esta frase, el candidato de Esquerra Joan Puigcercós quitaba el polvo al mito del andaluz vago y subvencionado. Es la magia del uso del lenguaje: por mucho que la matización a las declaraciones del mitin en La Seu d’Urgell vengan acompañadas de datos que puedan, en cierto modo, justificar lo dicho; la parte emocional del mensaje ya ha hecho su trabajo.

El riesgo viene, precisamente, en las consecuencias incontrolables de lanzar un mensaje que depende del grosor de la piel de quien lo recibe. Parte de su electorado apoyará sus declaraciones. Otra lo reprobará. Pero otra gran parte del electorado, el que puede apoyar a su socio de gobierno, puede movilizarse. Por un exceso verbal. Aunque también por un exceso verbal, Puigcercós debe haber subido algunos puntos en su nivel de conocimiento por parte de los ciudadanos. Si el 15,5% de los catalanes no lo conocía hace unos días, seguro que ahora lo hace. Para bien o para mal.

Aunque para ser justos, deberíamos tirar de hemeroteca y observar como el despertar de los tópicos no es un caso único de Puigcercós o del nacionalismo catalán –como algunos intentan hacer-. Sin ir más lejos, el ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra soltó lindezas sobre eso de que los catalanes somos agarrados. Llegó a acusar a Maragall de no querer pagar una invitación y pidió a su colega de partido que, respecto a la financiación autonómica, se metiera “los cuartos donde les quepa” o “Quizá Maragall está acostumbrado a negociar siempre pidiendo la peseta y ha pensado que él le pediría al ministro pantanos, presas y encauzamientos y al tiempo le pediría algo más”. Sin olvidar que en la campaña electoral de 2003 habló de catalanes de primera y de segunda… a cuenta de su origen.

Aunque quizás lo más sonado vino de un concejal de ICV en Torredembarra publicó en su blog un montaje en el que pedía a los catalanes que apadrinaran a un niño extremeño para denunciar el déficit fiscal que las balanzas, publicadas en su día por el Ministerio de Economía y Hacienda, ponían de manifiesto.

El riesgo existe, pero se puede construir algo potente a cuenta de los tópicos. Gadis, una cadena gallega de supermercados, ha sabido construir su imagen de marca a través de todo lo que envuelve el hecho de ser gallego. Lo bueno, y lo malo. Sus anuncios son más que conocidos en Galicia y acaban de presentar el spot de este año. ¿Quién no quiere ser supergallego?

Aunque no vaya de mitos, sino de sensaciones, Cruzcampo y Damm son el ejemplo de cómo dos cerveceras buscan la identificación con el territorio. La magia de Andalucía y la cálida naturalidad del Mediterráneo.

Del extremo de la declaración incendiaria al publirreportaje con todo lo bueno de un territorio, el camino intermedio está en el humor y en el tratamiento de los tópicos sin complejos. Los asturianos de Litoral se atrevieron con catalanes, vascos y madrileños. Alta tensión. Y su campaña publicitaria no les quedó nada mal. Poner a uno catalanes en Montserrat a cortar troncos o a unos vascos a bailar chotis solo podía superarse con unos madrileños haciendo castells.