Agotar la legislatura

A la espera de saber si Zapatero agotará la legislatura o convocará elecciones anticipadas, yo sí anuncio que la agoto. Mi legislatura particular: hace cuatro años que, casi sin querer, empecé a escribir este blog. Tras más de 800 posts escritos, son muchas las ideas, los aciertos y los errores acumulados. Cuatro años acumulando satisfacción por lo que se siente al romper el blanco de la caja de edición de las entradas.

Pero, a diferencia de Zapatero, opto a la reelección. A seguir plasmando en unas líneas ideas, reflexiones, análisis y debates. Opto a poder seguir conociendo a tantas y tantas personas de las que os acercáis a menudo a este sitio. Puede sonar a tópico, pero la Red tiene muy poco de virtual. En todo este tiempo no hemos dejado de conocernos.

No quiero alargarme mucho en un post que tiene por objetivo darte las gracias. Sí, a ti, que estás leyendo este post. A ti, que has entrado muchas veces, que has comentado. A ti, que te has indignado con lo que he escrito. A ti, que lo has compartido. A ti, que te ha servido para comprender algo…

Artur Mas come con bloggers

“Nos quitamos la americana, ¿no?” Artur Mas rompe el hielo ante una audiencia de bloggers políticos y miembros del colectivo de apoyo al candidato “Absolut Mas”. “Si no os importa, claro” sigue el candidato, justo antes de pedirnos que durante esa comida debemos tutearnos. Nada de formalidades. Pese a ello, no deja de ser algo raro el hecho de estar compartiendo mesa con quién tiene todos los números de ser el próximo presidente de la Generalitat de Catalunya.

Se le ve algo agotado. Lleva con él un resfriado que parece que no le abandona desde hace algo más de dos semanas. Algunos miembros de su equipo comparten síntomas. La campaña electoral es dura. Se marca un objetivo: conservar la voz. Le esperan dos semanas frenéticas. Pero como buen político que es, no podrá estar callado mucho tiempo. Se le nota con ganas de explicar sus planes. Su proyecto.

El encuentro es una franca entrevista. Aunque la mayoría de los asistentes son personas cercanas a Convergència i Unió, los que no somos una minoría, el debate no se produce en términos excesivamente partidista. Eso no quita que las críticas a la fórmula que ha gobernado Catalunya durante los últimos siete años no sea dura. Pero antes de centrarse en el diagnóstico de la Catalunya actual, Mas se pierde en una reflexión sobre la independencia de Catalunya.

Los organizadores del evento le preguntan si han hecho bien en apoyarle. Si les llevará a un estado propio. Mas responde que él, en esto, es realista. Que no promete nada. Cita la población, los números de los que podrían apoyar la independencia… y de los que no. De las raíces españolas de muchos catalanes. No quiere prometer algo muy difícil de cumplir. Pero hará lo posible.

La conversación cambia de rumbo y nos quedamos en la economía. Mas habla de tsunami. Según el candidato, Catalunya está al borde del colapso. Y se imagina como George Clooney en la “Tormenta Perfecta”, sólo ante el peligro, debiendo decidir cómo mover el timón y hacia donde llevar el barco. Su plan pasa por poner en marcha tres acciones:

  1. Ordenar la casa. O lo que es lo mismo, austeridad en el gasto. “Ataban los perros con longanizas”, llegará a decir Mas del actual Gobierno.
  2. Hacer lo posible para que la economía crezca. “Eso lo deben hacer las empresas”, comenta.
  3. Conseguir más recursos en Madrid.

Precisamente ese punto nos lleva a un debate interesante: ¿cómo conseguir un concierto económico como el vasco? ¿Cómo gestionar las tensiones con Madrid? Y ahí, sin muchas respuestas claras, Mas nos pregunta qué debería hacer CiU si como contrapartida por el concierto, Zapatero –o Rajoy, quién sabe- les ofreciera entrar al Gobierno. “Con dos ministerios”, cita. Se hace el silencio en la sala. Pregunta incómoda la de Mas. Pero… ¿por qué lo piensa?

Le pregunto al candidato si ante tantos retos y tan pocas soluciones fáciles, ante un panorama tan negro, no debería ser él uno de los que usan el lema de “gent valenta” y qué planes más concretos tiene. El candidato responde y me quedo con la idea que si Mas llega a presidente va a tener un enorme reto ante sí: si hace los recortes de Cameron –le cita, como hizo Rajoy unas semanas-, depende de terceros para conseguir un casi imposible concierto económico y depende de la evolución de la economía; va a necesitar mucha pedagogía para explicarlo al pueblo de Catalunya.

Se acerca la hora del fin de la sesión. Nos pide que mantengamos en secreto algunas declaraciones un tanto polémicas. Plantea la supresión de la sexta hora en la educación primaria y secundaria. Bebe algo de cava para bajar la irritación de su garganta. Se despide y nos agradece la participación. Le vemos gravar en directo una de las entradas de su videoblog –y ahí me quedé con las ganas de saber si será el primer president de la Generalitat con videoblog- y algunos de los asistentes como Pau Canaleta, Francesc Canosa o Trina Milán damos nuestra opinión del acto. Siempre es un lujo tener a un candidato a la presidencia de la Generalitat dispuesto a hablar sin límites de tiempo. Experiencia interesante a tres días del inicio de la campaña electoral.

Charlando con Maragall

El Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya ha decidido que las potencialidades de la web 2.0 y la comunicación online deben ser un canal válido para dar a conocer a los numerosos y complejos públicos objetivo su tarea. Y realmente, no lo tienen fácil.

Si hay algo complejo en una administración es, junto a la sanidad y a la policía, la educación. Miles de trabajadores con sensibilidades muy distintas (personal de administración, docentes de escuelas grandes, de escuelas pequeñas. De las grandes ciudades y de los recónditos pueblos). Pero también miles de familias que día tras día confían la educación de sus hijos a los trabajadores de esta administración. Ante ese panorama, el reto al que la consejería debía hacer frente no era fácil. Y la solución planteada, más que osada, es hábil.

Hábil y positiva. Sin grandes pretensiones y con humildad, la consejería se plantea aprender conversando y las primeras experiencias les han mostrado que hay interés. Incluso necesidad. Interés y necesidad por encontrar un espacio para conversar.

Todo esto lo pudimos ver en una reunión en el Departament a la que fuimos invitados varios bloggers de campos bien distintos (la comunicación, la política, la asesoría, docentes…), pero que compartimos la pasión por las nuevas formas de comunicación.

Los caminos nunca son fáciles. Menos cuando tenemos una administración inspirada en el siglo XIX, con políticos del siglo XX y necesidades propias del XXI. Por ello, aunque es pronto para evaluar lo conseguido en estas primeras semanas de funcionamiento de los canales puestos en marcha, para mi el valor de la reunión del otro día está en la actitud.

Francesc Grau se hace eco en su blog de la conversación en petit comité que mantuvimos algunos de nosotros tras finalizar el acto. Creo que lo más relevante de la reunión es la actitud y la voluntad, especialmente del jefe del departamento, el conseller Ernest Maragall.

No es habitual ver a un responsable político tomar cartas en el asunto y hacerlo de un modo tan transparente, directo. Pero sobretodo humilde. Esa humildad necesaria para admitir una debilidad y hacer todo lo posible para conseguirla en oportunidad.

Precisamente, será ese carácter heterogéneo de los públicos el que pondrá en más aprietos a la estructura diseñada. Otras cuestiones aparecieron en el debate que también tendrá su importancia (en especial el papel de los directivos de la consejería en la firma de posts y comentarios), sin olvidar la cuestión de fondo: cómo ser líderes de un campo que es el gran desconocido en tantos centros.

Por ello, me gusta que el Departament d’Educació quiera educar con su lead by the example. Los centros escolares deben ver en las nuevas formas de comunicación una oportunidad y no un engorro o un temor. Eso lo saben bien en Via Augusta. De hecho, durante toda la reunión me vino a la mente una reflexión imprescindible de Adolfo Corujo sobre la resistencia inexistente de los grandes responsables en las compañías a la hora de tomar decisiones relacionadas con Internet. Ni en la empresa es tan extraño que los presidentes o CEOs apuesten por el medio como medio estratégico, ni lo va siendo en la Administración; como muestra Maragall.

Seguiremos expectantes la evolución de estos canales. Tiene grandes retos a superar.

Twitter

Blog

YouTube

Premios Bitácoras 2009

Muchos de vosotros, los que os pasáis por este blog para leer, participar y conversar, habéis estimado que merecía vuestro voto en los premios Bitácoras. Y por lo visto, habéis conseguido que figure en el TOP 10 de la primera clasificación parcial del mejor blog político. Y no salgo de mi asombro…

¡Muchas gracias por vuestros votos!

Yo voy a seguir votando, que aún tengo muchas categorías por decidir… Aunque hay tiempo hasta el 30 de octubre, mejor no dormirse en los laureles.

Cuando los políticos no tienen credibilidad en la Red

Alguien dijo alguna vez que Felipe González se teñía las patillas para parecer mayor a su edad y dar una imagen de credibilidad en los primeros años de democracia. Alguien dijo alguna vez, no hace mucho tiempo de ello, que los ministros deben ir con corbata para parecer creíbles. Pero siempre, es mejor serlo que parecerlo. También en Internet.

Cuando nos enfrentamos a la difícil tarea de organizar la presencia online de un político o de un partido político debemos atender a muchas cuestiones, desde diseñar un sitio web o un blog atractivo a que este funcione bien en buscadores, sea usable y accesible a aquellas personas con alguna discapacidad. Pero a veces se nos olvida que nuestra presencia debe ser, también, creíble.

Y para ser creíble no vale con poner el logotipo del partido, colgar una biografía personal del candidato o candidata y, como el que no quiere la cosa, pretender que el usuario crea ya de por sí que con la ventana abierta a la participación ya es suficiente. No, debemos sudar la camiseta.

Para sudar la camiseta, debemos tomarnos en serio nuestra presencia en la Red. Entender que si abrimos una ventana a la participación debemos hacerlo. Da igual que sea un perfil en Facebook, una cuenta en Twitter o un correo electrónico en tu web. La credibilidad te la ganarás participando, no sólo mostrando tu logo o colgando un par de vídeos que te recomendó hacer tu equipo de colaboradores.

Como sabéis, en muchas ocasiones abro este blog a la participación de voces de diferentes colores e ideas. Lo hice en las elecciones al Parlamento Europeo y recientemente con motivo de la Diada catalana… y no siempre es fácil conseguir contactar con quién querrías.

Por ejemplo, siempre he invitado a los partidos pequeños como UPyD o Ciutadans. En ambos casos usé una herramienta que tienen en sus sitios web: el correo electrónico. El equipo de comunicación del partido de Rosa Díez y el mismo Albert Rivera fueron los destinatarios de dos correos que nunca respondieron. Si no vas a responder a la consulta de los ciudadanos, ¿para qué pides que te contacten?

Alicia Sánchez-Camacho, la flamante candidata del PP catalán, hizo lo propio con su perfil en Facebook. Le envié un mensaje que nunca respondió. Y podríamos hablar también de las menciones y preguntas a Josep Antoni Duran i Lleida que siempre caen en saco roto….

Participar tiene su parte de compromiso y debe entenderse cuando uno da el paso. Que siempre es bienvenido, desde luego, pero no puede abusarse de la confianza del usuario. ¿De qué nos sirve inaugurar la mejor tienda en la 5ª Avenida si cerramos las puertas a cal y canto?

Este blog cumple dos años -o cómo no salí de internet-

“Albert, ¡sal de internet!”. Es una de las frases favoritas de uno de mis tíos. Aunque presuma de moderno, quizás no entiende que hoy de internet ya ni se entra ni se sale: se está. Que esto es una conversación de unas dimensiones que jamás habríamos podido imaginar y que la Red ha tenido, tiene y tendrá mucho que ver en los cambios que vivimos como sociedad.

Supongo que si Albert hubiese salido de internet, no hubiese dado con esto de los blogs. No se habría animado a empezar una bitácora sobre comunicación política y ahora no estaría pensando cómo escribir un post de aniversario sin parecer Penélope Cruz recibiendo un Oscar.

Pero esta conversación, si Albert hubiese salido de internet, seguramente se habría dado igualmente: no es este blog la excusa para ella, ya que la Red esta llena de personas como tu, que lees en este momento este post, interesadas por lo que aquí se escribe y que enriqueces, no sólo este blog, sino tantos muchos.

Por eso, como Albert no salió de internet y ahora estás leyendo esto, déjame darte las gracias. Si eres una de las personas a las que he conocido más allá de los pehachepés, los ceceeses y los hacheteemeeles, ya lo habrás visto en mi cara y en directo: no sabes cuanto me alegro de haberte conocido con la excusa de tener un blog. Si eres de las personas que entras, lees, comentas, replicas, te enfadas, te ríes, te sindicas; para el tercer aniversario espero que nos conozcamos. Y gracias, como no.

Pensé en como celebrar este segundo aniversario, pero esto no es más que un blog. La mejor manera de celebrarlo es saber que hay alguien ahí. Y que ese alguien eres tu. Que puedes ser un estudiante (y ojala algo te sirva para el trabajo que estás a punto de terminar), un político (que se indigna cuando te critico un poco, pero que se alegra también de vez en cuando), un sufrido compañero o compañera de trabajo (al que habré casi amenazado para que lea algo), un amigo o un familiar (que por cortesía/obligación te lee) o alguien que buscaba algo en Google y lo encontró.

Y si quieres ver cómo empezó esto, ármate de valor para leer en catalán, porque con Blogger eso de traducir cada día los posts no lo hacía…

Con la mirada puesta en Europa

El próximo 7 de junio estamos convocados a las urnas para elegir nuestros representantes al Parlamento Europeo. Durante 3 días se celebrarán estas elecciones de forma simultánea en los 27 Estados que forman la Unión Europea.

El Parlamento elegido tendrá delante la responsabilidad de afrontar grandes retos, con el Tratado de Lisboa (aquella constitución europea que votamos en referéndum en febrero de 2005) como compañero de viaje y con la necesidad de dar respuestas sólidas a un mundo cambiante y amenazador para tantos ciudadanos.

Ha sido el Parlamento el que ha evitado la entrada en vigor de una directiva que permetía aumentar a 65 las horas laborales semanales. Ha sido el Parlamento el que ha buscado la defensa de los viajeros que son casi vejados en los controles aeroportuarios. El Parlamento, y el cojunto de las instituciones europeas siguen trabajando y velando por tantos intereses que nos afectan diariamente.

Durante los próximos tres días tendré la oportunidad de conocer de cerca cómo funcionan y cómo son estas insituciones. La Representación de la Comisión Europea en Barcelona ha organizado un viaje con periodistas de medios digitales y bloggers a Bruselas, mostrando también sensibilidad hacia la red y lo que en ella se dice.

La agenda incluye las visitas a la sede de la Comisión y del Parlamento, así como las reuniones con destacados eurodiputados como Raimon Obiols o Alejo Vidal-Quadras.

Nos esperan días interesantes, de aprendizaje y refresco de todo aquello tratado en la carrera (un especial recuerdo al profesor de Derecho Comunitario, Manuel Cienfuegos), de desvirtualización con algunos bloggers y, esperamos, ¡de buenos gofres con chocolate y fotografías!

El blog político

Tras mi participación, junto a Trina Milan y Montse Cebrián en el debate sobre blogs en el programa “Al Dia” de Com Ràdio, aprovecho para traducir el post más leído de E-Campanya, cuando este blog estaba escrito únicamente en catalán. De forma periódica, rescataré los posts más leídos de esa etapa y los traduciré al castellano.

Entrada original en catalán del 1 de junio de 2008:

Maite Gutiérrez publica hoy en La Vanguardia un interesante artículo sobre el fenómeno blog. Hace un repaso a la vida de este medio y enumera las principales fortalezas del medio, augura un futuro esperanzador y pone énfasis en el elevado contenido de cambio, casi revolucionario, que estas bitácoras han generado.

Y es cierto: los blogs han supuesto una auténtica revolución en la manera de comunicarse. Han pluralizado las voces, han hecho grande la conversación, en definitiva, han permitido que entre todos podamos enriquecer nuestro conocimiento colectivo. Hay grandes bloques que permiten un aprendizaje casi privilegiado en ciertas áreas. Otros, son puntos de encuentros para colectivos. Hay blogs que nos permiten conocer el interior de las organizaciones. Incluso algunos nos dejan conocer la vertiente más personal y profesional de nuestros representantes electos. Y eso en un sistema parlamentario que nunca se ha caracterizado por un elevado contacto con los representados es más que reseñable.

Pero como ya reflexionábamos hace unas semanas, los blogs necesitan una estrategia que sirva a nuestros objetivos comunicativos. Todos tenemos alguno, incluso el fan de un grupo de música que quiere demostrar que nadie sabe más que él en la temática o quiere saber que no está solo en el mundo.

El artículo de La Vanguardia incide en los blogs políticos, y señala los grandes males -vicios, podríamos decir- de los blogs políticos. Creados sólo para buscar votos antes de las elecciones, falta de compromiso de sus autores, abandono tras ser elegidos … Males que conocemos de sobras y que no profundizaremos en ellos ahora. Os vuelvo a recomendar un artículo de Gutiérrez-Rubí que encuentro esencial para entender las reflexiones de futuro que tenemos que hacer sobre los blogs políticos, así como otro muy interesante de José-Luis Prieto.

Anna Lara, como el resto de compañeros y compañeras del máster en marketing político del año pasado, ha entregado su memoria donde ha reflexionado en torno al lustro de las webs políticas 2.0. Espero que nos dé su opinión a los comentarios sobre este fenómeno.

Que los blogs están cambiando la manera que tenemos de comunicarnos, es cierto. Que incluso ya tenemos herramientas de micro-blogging, también es cierto. Pero que tenemos muchos blogs sin un objetivo concreto también es cierto. Que necesitamos repensar para qué los queremos, como trabajamos, como conseguiremos comunicar… que hay que hacer algo para evitar que esto, al fin y al cabo, sea una conversación entre convencidos. Que nos hace falta dar un paso mayor para llegar, no a más personas sino a las personas adecuadas.

Por eso nos quedamos siempre con la tarea de los pioneros, que han abierto camino, ya vengan del mundo de la política o de la empresa.

Pobreza zero

Se nos escapa algo muy importante tras los grandes titulares que estas semanas llenan la prensa escrita y la digital.

Se nos escapa algo muy importante cada vez que vemos como la bolsa parece una montaña rusa.

Se nos escapa algo muy importante cada vez que nuestros gobernantes nos dan titulares, un nuevo banco se declara en quiebra, bajan los tipos de interés o la economía afecta a la carrera a la Casa Blanca.

Sí, se nos escapa algo muy importante. Detrás de todo esto hay personas. Personas que están viendo como la crisis financiera está afectando a sus vidas. Personas que han visto cómo en los últimos meses sus situaciones económicas han empeorado, no pueden hacer frente a sus gastos corrientes, no pueden hacer frente al pago de sus hipotecas, a las cosas más básicas.

Detrás de esta crisis se esconde el fantasma de un repunte de la pobreza. Y los efectos se empiezan a notar: en Barcelona se ha disparado la asistencia a los comedores de beneficiencia, a modo de ejemplo. También en Barcelona el Ayuntamiento destinará más fondos a luchar contra la pobreza en 2009, porque se prevé un aumento de ésta.

Pero más allá de nuestra realidad cotidiana la situación también empeora. En todo el mundo se hacen notar los efectos de esta crisis . Especialmente en países del tercer mundo donde sus economías son especialmente dependientes. Se hace notar por la retracción del turismo, por el aumento de los precios de las materias primas … por la especulación de un sistema en quiebra. Reacciones a la borrachera neoliberal. Y ahora toca la resaca.

Pero en realidad estamos asistiendo al pago por parte de muchos del fiestón de unos pocos.

Que no se nos escape detrás de cada eslogan, detrás de cada ocasión para arañar votos, detrás de cada estudio de opinión, detrás de cada dato macroeconómico preocupante, hay millones de familias que lo pasan mal.

Humanizar el discurso y poner todo lo que esté a nuestro alcance para solucionar esto es la mejor estrategia. Y cumplir esto, la mejor estrategia de comunicación.

No lo perdamos de vista, menos en un día como el de hoy en que toda la blogosfera se pone en marcha para conversar sobre este tema. Todos unidos, todos a una. Y tú, ¿ya participas en este blog action day contra la pobreza?