Presentación de “Explica’t amb una història. Onze claus per construïr un relat guanyador”

El pasado martes pudimos debatir con Pau Canaleta la importancia del relato en la comunicación política en la presentación de su libro “Explica’t amb una història. Onze claus per construïr un relat guanyador”. Una ocasión de lujo para ver hasta qué punto el relato nos ayuda a comunicar mejor.

Para los que no pudieron asistir, os adjunto en el post el vídeo que ha editado el Centre Cultural Blanquerna de la presentación. También podéis encontrar algunos posts como el de Josep Maria Rochera sobre el evento.

Gracias a todos y a todas por acercaros a Blanquerna y al Centre por su apoyo en la celebración de la presentación.

Las citas de comunicación política de este enero

El año no podía empezar con una nota más marcada en comunicación política. Este mes de enero participo en dos eventos que os cuento en este post.

El próximo 18 de enero Pau Canaleta presenta su libro en Madrid. Será en el Centre Cultural Blanquerna de la calle Alcalá, en pleno centro de Madrid. A escasos metros del Cervantes o del Círculo de Bellas Artes, presentaré la última obra de Pau, una interesante manera de acercarse al storytelling con “Explica’t amb una història. Onze claus per construïr un relat guanyador“. La entrada es libre y tras mi introducción, Canaleta nos dará algunas claves para construir relatos ganadores para políticos y para cualquier persona, empresa o institución que necesite comunicar mejor. Más detalles, en el evento en Facebook.

A finales de mes, Barcelona acoge el primer Congrés de Comunicació Política de Catalunya (CCPC). Será en la Facultad de Comunicación de Blanquerna (Universitat Ramon Llull), y durante dos días pasarán algunos de los mejores profesionales del país. En las dos jornadas veremos aspectos como el candidato, la oratoria, estrategias, lobbies, comunicación política online o la propia figura del consultor. Antoni Gutiérrez-Rubí, Joan Navarro, Toni Aira, Xavier Peytibí, Juan Víctor Izquierdo, Àstrid Alemany, Daniel Ureña, Yago de Marta, Àlex Terés, Saül Gordillo, Yuri Morejon, entre otros, son los ponentes del Congreso.

Moderaré la mesa “Estrategias de campaña” en la que participan Àlex Terés, Àstrid Alemany y Mikel Cabello. El Congreso se celebra los días 27 y 28 de enero y podéis consultar más detalles en su web. Os esperamos.

Libros para decidir el voto

¿Propuestas o características personales? ¿Ideas o capacidades? ¿Partidos o personas? Estas son algunas de las preguntas que muchos se hacen cuando el espectáculo mediático de las campañas electorales hace acto de presencia. Especialmente sobre la relevancia de unos elementos y otros para ayudarnos a decidir el voto.

Aunque el porcentaje de la parte más racional y de la parte más emocional –al fin y al cabo hablamos de eso- no es una fórmula clara, probada y cerrada; se dan tantas situaciones como personas. Para unos, el valor de las ideas y las propuestas es clave para decidir el voto. Para otros, las percepciones que tiene sobre un determinado candidato pueden ser determinantes para dar o no su voto. Un ejemplo algo casero: mi abuela suele asimilar a ciertos líderes políticos con gente a la que conoce por sus gestos. Si el político le recuerda a alguien que no es de su agrado, ese líder ya puede olvidarse de su voto.

Por ese motivo, no es baladí el esfuerzo que han hecho los líderes catalanes para transmitir algo más que sus propuestas. Me centro en el caso del president Montilla y del líder de la oposición, Artur Mas. Centran casi toda la atención mediática. Lo suyo es un cuerpo a cuerpo de propuestas. Eso sí, no pidan al ciudadano medio –bueno, al menos a ese 65% que sabe la fecha de las elecciones. Al resto mejor ni lo intentamos- que les diga más de tres propuestas electorales…

Ante la dificultad de convencer a más gente por los argumentos, las propuestas, los números, los hechos y las estadísticas, llegar al corazón del votante es una vía que no puede (ni debe) olvidarse. Para ello, las características personales del candidato son el modo de hacer ver al votante que la persona que ocupa –o quiere ocupar- el despacho de la Plaça Sant Jaume lo merece.

Los libros que han sido publicados durante los últimos meses son buena muestra de ello. No han sido autobiografías, sino biografías autorizadas, visiones externas sobre la figura de los dos hombres que se baten en duelo dialéctico estos días.

José Montilla recurrió al periodista Gabriel Pernau. “Descobrint Montilla. El somni català del president de la Generalitat” es la obra que recoge la vida del president a través de decenas de entrevistas a personas, del entorno inmediato del president y de otras personas que a lo largo de su vida han tratado con él.

La intención del libro parece clara: demostrar que tras el hombre gris, callado y tímido, se esconde una persona que siente. Pero lo más importante, poner en valor su historia de superación y sacrificio como contraposición a esa idea extendida que el president de la Generalitat no cuenta con preparación suficiente para el cargo.

El lector de la biografía presidencial descubre una cara amable y escondida de Montilla. Su historia emociona. Los atributos de trabajo, esfuerzo y determinación que destila el libro son los mejores argumentos para rebatir una imagen negativa del político catalán más conocido.

Algo parecido le pasa a Artur Mas. Su designación a dedo por parte del president Pujol en 2001 y las caricaturas que aparecieron de él en los medios –en aquel entonces le pintaban como un robot, frío, impersonal, impuesto- no le ayudaron. Tras su primer triunfo electoral y la imposibilidad de crear gobierno, su relación con Zapatero y el papel de Polònia en la formación de la imagen que muchos catalanes tienen de él –vanidoso, frívolo, pijo y preocupado en demasía por su aspecto físico-, Mas se presenta como el líder con grandes cualidades que no acaba de conectar.

Por eso, el libro de Pilar Rahola, titulado “La màscara del rei Artur” humaniza la figura de Artur Mas. De hecho, pretende desmontar diez mitos urbanos sobre el candidato de CiU, desde su condición de pijo a la relación de Mas con Pujol. Rahola se convierte en la sombra de Mas y accede a entrevistar a personas de su entorno para acabar con esas ideas preconcebidas… o demostrarlas.

Rahola no escurre el bulto de los temas relacionados con la corrupción –tampoco lo hace Pernau- y no duda en preguntar por aquello que más duele, como el hecho de ganar dos veces y no gobernar. De hecho, sorprende la franca rabia de la esposa de Mas, Helena Rakosnik, al hablar de este tema.

Si Pernau construye el relato, la historia del sueño catalán del president, Rahola consigue construir la imagen humana de un líder faltado de ello. El lector descubre que Mas separa familia y compañeros de aventura en la conquista a la Generalitat. Que no es un monigote de los Pujol o que durante el cáncer de su esposa, no falló ni a una de las sesiones. Es especialmente interesante el capítulo dedicado a la relación con el presidente Zapatero y lo pactado en Moncloa

Estos dos libros son obras para convencer. Para seducir. Para proyectar una imagen de liderazgo en quién los lee. Descubrir las virtudes de aquellos que deben decidir. Sí, las propuestas son la ruta… pero a todos nos gusta conocer quien está al volante. Lo que piensa y lo que siente. Libros que a más de uno le podrían ayudar a decidir el voto.

Game Change: algo más que un relato

Eso de que las campañas electorales en Estados Unidos son largas no es un mito. Incluso un año después de celebrarse, la campaña puede ser noticia; incluso entrar en la agenda política. Y no es para menos.

Se ha lanzado el libro sobre la campaña presidencial de 2008 que han escrito los periodistas Mark Halperin y John Heilemann: Game Change. Y en él, hay para todos. Demócratas y Republicanos. Los candidatos que finalmente disputaron la carrera presidencial y los que cayeron en las primarias.

Entre el mar de nombres propios, destaca el de los Clinton. Según el manuscrito, el presidente Clinton mantenía una relación con una amante durante las primarias. Una relación algo más seria que la que mantuvo con la ex becaria Lewinsky durante su mandato. Para estos periodistas, esta relación fue una amenaza constante en la campaña e incluso fue tema de discusión cuando Obama le ofreció a la ex senadora el cargo de Secretaria de Estado. Y en una interesante reunión, Hillary comentó que su marido, Bill, era una amenaza. Pero Obama la necesitaba para acometer todas sus reformas.

Pero la agenda política ha estado muy marcada por el libro. El líder demócrata Reid se refirió de forma racista al presidente Obama durante la campaña. No creía que podría llegar a presidente alguien con su color de piel y uso unas palabras muy desafortunadas. Los líderes republicanos han pedido su dimisión y el presidente ha aceptado sus disculpas.

“Game Change” dará mucho que hablar. Quizás vaya siendo hora de pedirlo a Amazon… Aunque la temporada de libros no ha hecho más que comenzar.

Donaire deja el Parlament

No podía ser de otra manera: hemos sabido que José Antonio Donaire deja el Parlament a través de su Twitter. Esta mañana lo anunciaba -aunque el pasado viernes ya comentó que esa sería su última votación- y seguidamente muchos usuarios se hacían eco, mostrando la tristeza porque perdemos a uno de los referentes del uso de Internet en la política catalana.

Seguramente muchos de nosotros echaremos de menos sus comentarios en las sesiones de control al Gobierno en el Parlament de Catalunya, el debate con la oposición desde el respeto (él y Carles Puigdemont han sido de los primeros políticos en demostrar que en la Red los antagonismos ideológicos no son tan estancos como nos hacen creer) y, como no, cuando nos preguntaba nuestra opinión y dirijía preguntas al presidente de la Generalitat que, en alguna ocasión, habían nacido de la Red.

En una época de indefinición, de miedo generalizado y al mismo tiempo incredulidad hacia el medio, Donaire, como pocos políticos, no ha tenido miedo para usar las herramientas de las que disponemos para mejorar la comunicación de la política y la relación con la política.

Desde este blog, el agradecimiento de un ciudadano por su labor y el agradecimiento de un blogger por su compromiso (que esperamos no decaiga) con el medio.

Libro: Eagle, la forja de un presidente

Pocas semanas antes de las trascendentales elecciones norteamericanas del pasado 4 de noviembre, un libro protagonizó varios artículos en la prensa del país. Desde periódicos gratuitos a grandes diarios como El País. Todos ellos tenían algo en común: Eagle.
 
Eagle es un cómic, pero para todas aquellas personas (como yo) que no están habituados a consumir este tipo de producto, les haré un apunte antes de proseguir: no tengáis miedo de cogerlo entre vuestras manos.
Los materiales promocionales y para la prensa del libro lo comparan con la mítica West Wing -quizá demasiado atrevida la comparación-, aunque el sorprendente ritmo y los giros tienen la virtud de saber entender la vorágine de la política americana y sus campañas .
¿Qué encontraremos en Eagle? Eagle es el relato del inicio de una campaña presidencial que tiene como protagonista a un candidato descendiente de inmigrantes japoneses que quiere ganar al candidato oficial del partido Demócrata. En este intento se mezclarán elementos de pura estrategia política, pasiones personales y el propio momento político que describe, inspirado en las elecciones del año 2000.
La historia está escrita mucho antes de que Barack Obama llegara al Senado americano. Mucho antes de su famoso discurso en la Convención de 2004. Y mucho antes que desde el capitolio de Illinois anunciase que estaba en la carrera por la presidencia del país. Como es lógico, mucho, mucho antes de la histórica victoria del demócrata.
Eagle tiene un ritmo trepidante, una enorme capacidad de llevarnos a deborar páginas y páginas. Pero os aviso: la saga tiene cinco entregas y acaba en la primera. Quizás en eso sí que se parece más a la serie de Sorkin …
Si deseas descubrir los pasos de Kennet Yamaoka y su lucha de poder con Alberto Noah, si deseas descubrir lo que su autor, Kaija Kawaguchi le ha preparado, este puente puede ser un excelente momento para hacerse con un ejemplar.

Libro: La empresa sensual

Jesús Vega de la Falla presentó este año un libro que ha tenido una buena acogida entre el público y muy especialmente entre el sector de directivos de empresas y organizaciones. Se trata de un libro fácil de leer que reflexiona sobre la sensualidad de la empresa, es decir, aquella que debido al trato que otorga a trabajadores y clientes logra establecer un vínculo emocional similar al enamoramiento.

“La empresa sensual” recoge sus propias experiencias al frente del departamento de recursos humanos de Inditex y en otras compañías como HP o el Santander. Vega también pone ejemplos de otras empresas como Starbucks o Apple, conocidas por generar un sentimiento de adscripción muy grande entre sus clientes.

La lectura del libro nos lleva a pensar también en sí en la política podemos encontrar mecanismos de seducción como los descritos en el libro, y es que en realidad la conducta que explica Vega es fácilmente exportable a otros sectores. También en la política.

AM – ¿Existen partidos o líderes sensuales? ¿Puede aplicarse tu teoría a la política? ¿Con qué limites?

JV – ¿Lideres sensuales? Kennedy lo era, Felipe González, Blair… Creo que Obama sigue esa tendencia (¿recordáis el video de la sexy Obama Girl que recibió millones de visitas en YouTube?). Si nos fijamos en los países democráticos, los candidatos que ganan las elecciones son cada vez más jóvenes (sin ir más lejos TODOS los Presidentes democráticamente elegidos en España  desde que se restauró la democracia han sido, como mucho, cuarentones), más atractivos físicamente, mejor dotados para la comunicación… Tanto los partidos como sus líderes perciben que la seducción se ha convertido en la mejor forma de atraer voluntades.

Los límites que deben aplicarse a la “política sensual” son los mismos que se aplican en la esfera privada. A todos nos gusta seducir. Y a todos nos gusta ser seducidos… siempre que sea en beneficio mutuo y siempre que la bondad de las estrategias utilizadas vayan respaldadas por la bondad de los objetivos.

AM – ¿Crees que algo tan ligado a la autoridad como la política puede ser sensual?

 JV – Un dictador no necesitaba utilizar estrategias de seducción para gobernar sus países, ya que contaba con otros instrumentos basados en el uso de la fuerza. Ahora más que nunca el ejercicio de la autoridad se lleva a cabo por representantes elegidos por los ciudadanos. Los políticos saben que no pueden vencer (imponer su criterio sin límites), pues se verían descabalgados del poder por aquellos mismos que se lo otorgaron. Los políticos saben que tienen que convencer, atraer, fascinar, enamorar. Técnicas sutiles que les van a permitir permanecer en el poder. Se trata de un ejercicio sensual del poder en consonancia con los tiempos. Los ciudadanos no permitimos ya el si porque sí. Pero nos dejamos seducir por aquellos que sutilmente nos hacen llegar sus puntos de vista.

 AM – ¿Crees que en política existe un cisma entre la sensualidad de la campaña electoral y el ejercicio del poder gris y vertical?

JV – En muchas ocasiones, sí. Un caso relevante y próximo es el de Cristina Kirtschner en Argentina. Pero hay otros casos que, a pesar del desgaste propio del ejercicio del poder, han mantenido un tono razonablemente sensual durante su gobierno como es el caso de Tony Blair. De nuevo es bueno acudir a ejemplos pertenecientes a la esfera privada. Puede que alguien quiera hacer uso de su sensualidad para un uso instrumentista del placer. Pero estos casos se hacen obvios muy pronto. No nos gusta que nos traicionen. Y no hay nada más anti-sensual que la traición.

 “La Empresa Sensual” esta publicado por la editorial Empresa Activa. Su coste aproximado es de 13 euros y lo podréis encontrar en la mayoría de librerías.  

El blog del libro