En las entrañas del poder

El poder desde dentro. En primera fila. Como espectadores privilegiados. Ese es el mayor reclamo de las cuentas oficiales de políticos, gobiernos y jefaturas de Estado en espacios como Flickr o Instagram. El modo de mostrar con transparencia lo que hacen los líderes a través de una imagen. Una realidad cada vez más extendida.

La Casa Blanca abrió su cuenta en Flickr en febrero de 2009, bajo la recién estrenada presidencia de Barack Obama. La elección del espacio y el hecho de optar por Souza como fotógrafo del presidente, dieron al canal motivos para su crecimiento. De hecho, ha sido fuente de noticia para los medios en más de una ocasión, cuando la interpretación sobre una instantánea presidencial ha llegado al debate público.

Pero la madurez del canal llegó con la operación que terminó con el asesinato de Ossama Bin Laden. Según Wired, el número de visionados que alcanzó la foto –en el momento de redacción de este artículo 2.531.100 la han visto- más famosa de la operación. El mismo artículo cita el éxito de las fotografías del enlace entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, alojadas en el Flickr de la corona británica.

Desde dentro. Para todos. Donde están muchos

Ni la Casa Blanca ni Buckingham Palace son los únicos en poner fotografías de los líderes a disposición del gran público. Jefaturas de gobierno y de Estado, presidentes de comunidades autónomas, alcaldes y partidos usan sus webs para subir sus fotos oficiales. Aunque no consigan generar el vínculo e intimidad que Souza crea en sus fotos, son un modo de acercarnos a su trabajo. Pero no lo hacen en el lugar más transitado.

Espacios como Flickr, que ha mejorado su capacidad de propagación en medios sociales integrando botones en la página de visionado de fotos, o Instagram, concebidos para compartir momentos a través de la Red, son los lugares en los que se encuentra la gente. Espacios concebidos para compartir. Los políticos, partidos o instituciones que se asoman, lo hacen allí donde está la gente.

Esa naturaleza es clave. Como lo es la facilidad de propagar el contenido. De hecho, actualizaciones con fotografías o vídeos en Facebook, son más leídas y compartidas que aquellas que no las llevan.

Participar en estos canales logra dar con tres objetivos: comunicar lo que pasa en la institución, hacerlo para todos y en el lugar donde están muchos.

El reto de generar contenido

Apostar por la transparencia y el acercamiento a las instituciones, a través de la propagación de imágenes en estos canales, tiene sus retos. El mayor de ellos, la generación de contenido y la actualización de los espacios.

Ser la sombra de Obama, como es el caso de Souza, permite tener un gran número de instantáneas de forma regular. Pero no solo existe la opción del fotógrafo de cabecera. El lehendakari (o lendakari, según la RAE) Patxi López actualiza su cuenta de Instagram desde el teléfono de su teléfono. Ya sean actos oficiales o instantáneas de su faceta más personal. Esta fotografía de la reunión de los barones territoriales del PSOE previa al Comité Federal que encumbró a Rubalcaba es una prueba de ello.

De hecho, la continuidad es casi más importante que la presencia. Si en las últimas elecciones autonómicas 23 candidaturas tenían una galería en Flickr (ya fuera personal o de partido), solo 9 siguen actualizando. Pero de esas 23, 9 dejaron de hacerlo incluso meses antes de los comicios.

Lo recogíamos en este artículo, “Un fotógrafo para Zapatero”: llegar a la ciudadanía a través del poder de una imagen debe ser tenido en cuenta. A muchos nos puede el deseo por estar en las entrañas del poder. Canales como los actuales, lo permiten.

Lo llaman política 2.0 y no lo es

¿De dónde salieron? Las miles de personas que llenaron las plazas, ¿quiénes son? ¿Por qué están y estaban ahí? ¿En qué momento decidieron salir a la calle y consiguieron captar toda la atención? Los partidos y los líderes políticos buscan respuestas y no logran encontrarlas. O quizás no quieran hacerlo. Pero en realidad, las tienen delante de sus narices.

A medida que el movimiento 15M avanza, podemos tomar distancia para destilar el fondo y la forma. Los objetivos, los éxitos y los fracasos. En ello, la respuesta del origen es casi tan importante como lo que pueda conseguir. Y el origen no está solo en una situación concreta, llamémosle crisis, ley electoral o el sistema financiero. El origen quizás debamos buscarlo en la relación de los ciudadanos con sus representantes, siempre en tensión. Y en la aparición de un medio de comunicación que ha cambiado ya demasiadas cosas. Y no va a dejar de hacerlo.

Las listas cerradas y bloqueadas, el papel de los partidos políticos y las barreras de entrada al espacio político, la imposibilidad durante años de contactar con los representados, la personalización de la política… son elementos importantes para entender como la llegada de un medio de comunicación como internet, puede tener efectos de calado en una relación que había caído en la rutina.

Reconozcámoslo: la política no gusta. Se puede entender su valor, pero no es algo que guste o despierte pasiones. Para la mayoría de la población, la participación cada cuatro años es más que suficiente y tampoco tienen pasión por introducir cambios. Pero el entorno de aquellos ciudadanos que sienten la política, la viven y, lo más importante, ven en ella la vía para cambiar las cosas; tienen en la red un aliado.

Organizaciones, asociaciones, grupos de interés y ciudadanos de a pie han entendido mejor que los políticos lo que se puede conseguir con internet. Son conscientes de la capacidad de propagación y organización. De cómo una buena idea, puede sumar seguidores. Conscientes de la posibilidad de terminar con las rémoras más pesadas de organizaciones y rutinas.

Acciones como estas desconciertan al poder tradicional. Actores más pequeños, más volátiles y menos reconocibles tienen capacidad para modificar la agenda.

Mientras muchos políticos se quedaron en la dimensión más básica de la política 2.0 –abrir un Twitter o un Facebook, participar lo justo o dejarlo en manos del becario-, muchos ciudadanos han entendido que se puede hacer política. Y vaya si lo han hecho.

La sorpresa llega a los centros de poder. Más cuando consiguen algo tan notorio como conseguir llenar las plazas de varias ciudades españolas antes de las elecciones. Acciones como estas desconciertan al poder tradicional. Actores más pequeños, más volátiles y menos reconocibles tienen capacidad para modificar la agenda.

Ahí viene el reto de los políticos y la política. ¿Cómo hacer frente a ello? Escuchar debe ser el primer paso. Escuchar las demandas y observar tanto el fondo como la forma. Escuchar para conocer si, aunque no se venga de la forma tradicional de participar en política, la política puede dar respuestas a tantas preguntas.

El movimiento 15M debió atragantar el desayuno de más de un líder político. ¿De dónde vienen? ¿Por qué protestan? ¿Qué quieren? Seguramente, se sintieron como cuando el profesor pone en un examen el tema que no te preparaste. No les falta razón cuando hablan de las formas tradicionales de hacer política y citan las reglas del juego existentes. Pero se quedan en la superficie.

La política 2.0 no puede quedarse en la mera apertura de canales. ¿De qué sirve que Mariano Rajoy tenga una página en Facebook si no escucha lo que proponen los ciudadanos?

Quizás esa superficie sea la que evita que las cosas cambien. La que hace que nuestros políticos ni escuchen ni vean los movimientos que nacen de la red como algo relevante. Sin ir más lejos, a las puertas de las elecciones municipales y autonómicas, Actuable y Avaaz recogieron más de 100.000 firmas para exigir a los partidos listas limpias de imputados por corrupción. Ningún dirigente de PP o PSOE se dignó a recogerlas y escuchar los motivos de los promotores.

No todos son así. En el Reino Unido, el viceprimer ministro Nick Clegg recibió y escuchó los argumentos de la gente que había apoyado la petición de 38 Degrees en defensa de la sanidad pública. Y se llevó, con sus propias manos, las cajas con las peticiones firmadas. Maneras distintas de entender que las cosas están cambiando.

Las cosas están cambiando. La política 2.0 no puede quedarse en la mera apertura de canales. ¿De qué sirve que Mariano Rajoy tenga una página en Facebook si no escucha lo que proponen los ciudadanos? La ciudadanía ha entendido el valor de las herramientas. Ha movilizado a miles de personas. Quizás de forma anárquica. Quizás con números pequeños.

Algunos políticos siguen diciendo que lo ocurrido con el 15M debe interpretarse. Debe estudiarse. En futuro. Sin ganas de atajarlo. Como si fueran animalitos que emiten sonidos extraños. Pero el tiempo apremia y no pueden demorarse más. Cuando las plazas se llenan, cuando más de 200.000 personas se unen en la red con una de las mayores peticiones online de la historia española; es que algo está cambiando.

Mientras los ciudadanos se movilizan, muchos políticos se escandalizan. La oportunidad de mejorar nuestra democracia está sobre el tapete. Está en la agenda de la calle. Tienen un Twitter, un Facebook y un blog. Hablan de ellos. Solo de ellos. Lo llaman política 2.0 y no lo es.

 

Entrada relacionada: “Manifiesto: Los límites del 2.0 en los procesos políticos”

 

Fotografía de Olmovich en Flickr.

El 20% de los candidatos no participa en Twitter tras las elecciones

 

Era la gran duda. ¿Seguirían participando en las redes sociales los políticos tras las elecciones? En Twitter parece que sí. De hecho, 8 de cada 10 candidatos autonómicos sigue conversando en Twitter. El resto, se plantó incluso antes del veredicto de las urnas.

Tal y como observábamos en el informe “Twitter en las elecciones autonómicas del 22 de mayo”, publicado semanas antes del inicio de la campaña, en estos comicios el 57% de los candidatos a la presidencia de las diferentes comunidades, participaba en Twitter. Tras las elecciones, la gran mayoría siguen en el canal.

 

Los derrotados, en silencio

Todos los candidatos que han dejado de conversar en Twitter han perdido sus elecciones. Gregorio Gordo, candidato de IU a la Comunidad de Madrid, no actualiza desde el 11 de mayo. José María Barreda (Castilla-La Mancha), Francisco Martínez-Aldama (La Rioja), Óscar López Águeda (Castilla y León) y Eva Almunia (Aragón) son los cuatro candidatos del PSOE que han abandonado el canal.

A excepción de Óscar López Águeda, que abrió su cuenta el 26 de febrero de 2011, el resto de candidatos participa en Twitter desde hace tiempo. Dos candidatos (Gordo y Barreda) lo hacen desde 2009. Martínez-Aldama y Almunia desde 2010. ¿Significa este recorrido en Twitter que el parón es solo temporal?

 

La jornada de reflexión, el momento clave

De entre los candidatos que ya han abandonado Twitter, la mayoría participaron por última vez horas antes del inicio de la jornada de reflexión. Óscar López Águeda y Eva Almunia actualizaron por última vez la noche de las elecciones y el día posterior a los comicios, respectivamente, agradeciendo el apoyo en ambos casos.

 

La participación sigue

El punto positivo es observar como la mayoría de los candidatos que ha usado Twitter durante esta campaña, sigue participando. De hecho, nueve candidatos actualizaron durante el día de ayer su perfil de Twitter.

El reto ahora está en manos de Mª Dolores de Cospedal, José Antonio Monago –o Guillermo Fernández Vara si consigue mantenerse en el cargo-, Ignacio Diego, Soria o Rivero, Luisa Fernanda Rudi, Esperanza Aguirre, Francisco Álvarez Cascos y José Ramón Bauzà. Los ganadores de las elecciones. Las personas que, aunque no lo recogieran sus programas electorales, pueden traspasar el umbral de la participación en las redes para hacer de la Red un espacio para abrir las instituciones.

Guía para seguir la noche electoral

Quédense con esta hora: las ocho de la tarde. En ese momento, toda la maquinaria de la noche electoral empieza a trabajar como un engranaje perfecto. En este post marcamos algunas de las claves imprescindibles para seguirla.

Las encuestas

A las ocho de la tarde, los principales medios de comunicación darán a conocer el resultado de las encuestas a pie de urna que se han venido realizando a lo largo de la jornada. Estas encuestas son importantes porque fijan el marco de la jornada, ya que las comparecencias de los líderes de los partidos se ven influenciadas por el resultado que muestran.

Las entrevistas

Entre la publicación de las encuestas y los primeros discursos de los líderes, el despliegue de los medios de comunicación suele darnos la oportunidad de ver a cargos de los diferentes partidos contestando a preguntas sobre la jornada. El modo en que responden, los mensajes que eligen, etc. son buena muestra de los datos internos que puedan tener y anticipa lo que vendrá.

Los discursos

Cuando el resultado esté avanzado, los líderes de los partidos políticos saldrán a valorar la jornada electoral. Ese discurso es clave para entender el análisis de los resultados que harán los medios y opinadores a partir de ese momento. En unas elecciones con tantos puntos de interés repartidos, los discursos que se hagan a nivel nacional desde los dos grandes partidos tendrán una especial razón: la lectura en clave nacional de las elecciones locales y autonómicas. A estas horas, el PSOE aún no tiene claro quién será el responsable de hacer esa lectura.

La participación

Es otra de las claves de la noche. Especialmente tras los datos obtenidos a lo largo de la jornada y el clima electoral que el movimiento 15M ha conseguido generar. Y con el dato, las múltiples interpretaciones: ¿dónde aumenta más la participación? ¿A qué partidos ayuda? ¿A qué partidos penaliza?

La incógnita UPyD

Las primeras elecciones autonómicas y municipales con UPyD pueden saldarse con unos buenos resultados para la formación de Rosa Díez. Deberemos estar atentos a la materialización de ello.

Los puntos de interés

8.116 alcaldías en juego. La presidencia de 13 comunidades autónomas pendientes de los resultados de esta noche. Y entre todos ellos, algunas plazas que cobran especial relevancia. ¿Qué puntos de interés tiene esta jornada electoral?

  • Esperanza Aguirre, pese a la Gürtel, a punto de revalidar su mayoría absoluta.
  • Alberto Ruiz-Gallardón opta a barrer electoralmente en Madrid.
  • CiU a punto de hacer historia y conseguir la alcaldía de Barcelona. Los dos grandes centros de poder catalanes volverían a tener el mismo color.
  • El PP opta a desalojar del poder, por primera vez en la historia, al PSOE en Extremadura y Castilla-La Mancha.
  • ¿Conseguirá Álvarez-Cascos la presidencia de Asturias?
  • ¿Empieza en Sevilla la victoria popular en las elecciones autonómicas de 2012?
  • ¿Qué apoyo tendrá Bildu?

El seguimiento online

Twitter será un canal clave para conocer tanto los resultados globales como para ir conociendo los resultados de varias mesas. Cada vez son más los presidentes y vocales de mesa, apoderados e interventores que narran las jornadas electorales. Iremos conociendo resultados, así como anécdotas e incidentes en directo.

Veremos también si el abandono de los canales online abiertos por los líderes empieza desde esta noche. ¿Darán su valoración de resultados también desde Twitter y otros canales online?

Próximas citas de comunicación

En las próximas semanas participaré en dos foros interesantes a nivel de comunicación: el Marca Ciutat de Roses y el Urban Sare de Vitoria-Gasteiz.

Este viernes 29 de abril Roses vuelve a acoger el seminario de referencia en Catalunya de citymarketing, el Marca Ciutat. Con un programa muy completo, durante la jornada del viernes se podrán conocer aspectos relevantes para toda ciudad, comunidad autónoma o país: trabajar la marca y la comunicación para conseguir resultados.

Los próximos 5 y 6 de mayo Vitoria-Gasteiz será el escenario del segundo congreso Urban Sare, centrado en la Web Social y la comunicación. Participaré en la mesa redonda dedicada a la comunicación en red con Yuri Morejón, Iker Merodio, Rafa Laza, Ruth Carrasco y moderado por Carlos Gutiérrez.

¡Nos vemos en Roses y en Vitoria-Gasteiz!

En tu fiesta me colé

Ya lo cantaba Mecano, “No me invitó, pero yo fui”. Y no se referían ni a Facebook ni a partidos políticos. Pero no puedo dejar de tararear la canción cada vez que recibo una notificación de esta red social en mi correo con la invitación a un acto. O una solicitud de amistad. Quieren colarse en mi fiesta.

Facebook es una red privada, donde cada usuario acepta con quién quiere estar conectado y con quién no. La lógica es la conexión personal con aquellos a los que conoces o puedes querer conocer. Que levante la mano quien no haya enviado solicitud de amistad a alguien que conoció en una fiesta. Personas a personas. Pero cuando entramos en el campo de las siglas de los partidos, caminamos sobre un terreno pantanoso. Cuando no se comprende la lógica del espacio. E intentan colarse en tu fiesta.

Mi Facebook es mi fiesta. Si quiero invitarte, te pediré amistad. Y si eres una organización o una empresa, lo haré en tu página. De hecho, me sumaré a tu fiesta. Porque los perfiles personales y las páginas son distintas. Cada uno para su tipo de usuario. Algo que muchos partidos, candidatos o agrupaciones no han entendido. Y deberían hacerlo.

Para muchos partidos, agrupaciones locales o candidatos, Internet es un canal de difusión más de su actividad. Un poco como cuando tenemos un robot de cocina (en este caso, Internet), y lo usamos solo para hacer batidos (sin comprender que puede ser una conversación o la vía para incluir la participación ciudadana en la toma de decisiones). Y es bajo esa lógica que el uso del canal también sigue ese vicio de querer abarcar a todos, a lo grande y a cuantos más mejor. Pero en Facebook se impone lo próximo, la utilidad y el interés.

La configuración de la información de un perfil nos permite saber la localidad en la que reside ese usuario, sus interés, etc. ¿Tiene sentido invitar al acto de presentación de una candidatura a alguien que vive a 600 kilómetros? La segmentación es una utilidad en Facebook –y en otros espacios de Internet- y no aplicarla es un riesgo para la credibilidad. Toma tiempo, sí, pero reporta más beneficios.

No intentes colarte en mi fiesta, porque valoro la utilidad de lo que hago en Facebook. Mis contactos son mis contactos porque me dan información de cosas que a mí me pueden interesar. Porque comparten enlaces, porque puedo saber qué hace aquel amigo del Erasmus… porque me es útil. ¿Qué utilidad ofrecen esos perfiles? Solo los que estén convencidos de poder ofrecer algo al usuario deberían atreverse a colarse en la fiesta. Si no, el usuario se sumará a aquellas páginas de las que perciba un beneficio.

En definitiva: si no nos une una amistad, si no nos conocemos personalmente –de hecho, conocer personalmente a unas siglas es muy complicado- lo mejor es entender la lógica del espacio. Crear una página con contenido pertinente y despertar el interés en quién lo reciba. El flechazo no siempre es instantáneo. El usuario no caerá siempre en tus brazos. Colarse en las fiestas de otros no es la solución.

Billetes en primera, eurodiputados y política 2.0

“Algunos luchamos por tener los pies en suelo.” Lo decía ayer en su Twitter Raül Romeva, uno de los cuatro eurodiputados españoles (Oriol Junqueras, de ERC, Ramon Tremosa, de CiU, Rosa Estarás del PP y él, de ICV) que apoyaron la enmienda para evitar que el presupuesto comunitario de 2012 contemple los vuelos en primera clase de los parlamentarios europeos. No era una excepción. Lo escribía ahí porque es lo que hace siempre: ser transparente.

Pero no todos son como él. Ni piensan igual. De hecho, la mayoría de los eurodiputados, con los representantes de PP, PSOE y UPyD a la cabeza, consideraron que esa enmienda no debía ser aprobada. Lo hicieron pensando, seguramente, que nadie se daría cuenta de ello. Bruselas –o Estrasburgo, en este caso- está muy lejos. Parece que en las lógicas de los partidos aún no se concibe que la ciudadanía se ejerce activamente en la Red.

Una ciudadanía activa que se manifestó en tuits y comentarios al respecto. De hecho, no pasó mucho tiempo desde el tuit de Romeva hasta que el Twitter oficial del PSOE diera explicaciones de porqué sus eurodiputados, a excepción de Maria Badia, habían votado en contra de la enmienda. La presión en la Red les obligó: el hashtag #eurodiputadoscaraduras llegó a ser tema del momento. La transparencia es eso: rendir cuentas y dar explicaciones. ¿Habrían rectificado PSOE y UPyD sin la presión de la Red?

Eso es política 2.0. Para eso sirve Internet. No es solo una recolección de usuarios. Ni la lucha por ver qué candidato tiene más iconos en la home de su página web. Si la tiene. No. Eso no es política 2.0. Política 2.0 es participar, conversar, debatir. Es preguntar a los representantes y que los representados tengan una respuesta. Es rendir cuenta públicamente por lo hecho y por lo votado.

Política 2.0 es lo que hace Romeva. Un eurodiputado que considera que la atención a sus seguidores en la Red tiene el mismo rango que una reunión en su despacho. Romeva lo reserva. Entiende que debe explicar lo que hace en su cargo, lo que vota, por qué lo vota. Justificar su sueldo. O como decía ayer, tener los pies en el suelo. Un eurodiputado que se niega a creer que Bruselas o Estrasburgo están lejos. Que se niega a hacer del Parlamento Europeo un cementerio de elefantes. Un político que entiende que la política también se hace en la Red. Con los pies en el suelo.

Obama podría poner en marcha hoy su reelección

Podría ser hoy. El presidente Obama podría dar el pistoletazo de salida a su campaña este lunes y todo apunta a que lo hará a través de la Red. Su comunidad online, que no desapareció tras las elecciones del 4 de noviembre de 2008, recibiría un mensaje antes que nadie anunciando que el presidente vuelve a estar en la carretera.

Según informa Politico, la campaña podría cumplimentar las formalidades con la Comisión Electoral Federal e iniciar así su andadura en el segundo trimestre del año, con el objetivo de empezar cuanto antes la recaudación de fondos para la campaña. Internet volverá a jugar un papel clave en ello.

No. Obama no ganó las elecciones gracias a Internet. Pero no las hubiera ganado sin el dinero que consiguió a través de él. Ni las hubiera ganado sin una estrategia que entendía todo lo que se podía conseguir a través de la Red. Por ello, no es extraño que la reelección se inicie también en la Red.

La llamada a la acción a una robusta red de usuarios que no ha perdido contacto con su presidente desde su victoria, tiene sentido y calado. Si Obama vuelve a la carga, su Red debe seguirle. Lógico. Pero no por lógico, habitual. Y si no, atentos al abandono de blogs y redes creados para las elecciones municipales del 22 de mayo en España.

A riesgo de dejar este post en papel –electrónico- mojado, estaremos atentos al lanzamiento de la campaña del presidente. Back to basics.

V Jornadas de Comunicación en la Universidad de Valladolid

Las Jornadas de Comunicación Política de la Universidad de Valladolid llegan a su quinta edición. Bajo el título “¿Cómo ganar elecciones?”, hemos podido ver en Segovia varios aspectos necesarios en una campaña electoral.

Las jornadas, organizadas por Ignacio Martín Granados y Miguel Vicente, han contado con la participación de Javier del Rey Morató, Fermín Bouza, Josué González, Alfredo Arceo, Juan Luis Manfredi, Alfredo Matesanz, María Victoria Domínguez, Miguel Ángel López, Aurelio Martín y yo mismo.

Esta fue mi presentación que nos sirvió para reflexionar sobre el papel de Internet para ganar (o no) elecciones: