Agotar la legislatura

A la espera de saber si Zapatero agotará la legislatura o convocará elecciones anticipadas, yo sí anuncio que la agoto. Mi legislatura particular: hace cuatro años que, casi sin querer, empecé a escribir este blog. Tras más de 800 posts escritos, son muchas las ideas, los aciertos y los errores acumulados. Cuatro años acumulando satisfacción por lo que se siente al romper el blanco de la caja de edición de las entradas.

Pero, a diferencia de Zapatero, opto a la reelección. A seguir plasmando en unas líneas ideas, reflexiones, análisis y debates. Opto a poder seguir conociendo a tantas y tantas personas de las que os acercáis a menudo a este sitio. Puede sonar a tópico, pero la Red tiene muy poco de virtual. En todo este tiempo no hemos dejado de conocernos.

No quiero alargarme mucho en un post que tiene por objetivo darte las gracias. Sí, a ti, que estás leyendo este post. A ti, que has entrado muchas veces, que has comentado. A ti, que te has indignado con lo que he escrito. A ti, que lo has compartido. A ti, que te ha servido para comprender algo…

Un mundo con muchos Francisco Polo

Permitidme que hoy adopte un tema y un tono más personal. Pero la ocasión lo merece. Mi amigo Francisco Polo, uno de esos pocos amigos que se cuentan con los dedos de una mano, pasa de década. Se planta en los treinta. No ha parado quieto en todo este tiempo y le queda tanta cuerda, que no puedo alcanzar a imaginar lo que puede conseguir.

Dicen que Internet es algo frío y virtual. Una realidad paralela que apenas cambia las cosas. Gracias a su blog y a las ganas que tenía de conocer a los blogueros a los que leía, le propuse a Paco que debíamos tomarnos una cerveza. Llevaba apenas unas semanas en Madrid y poco podía imaginar que tras dos cañas, Paco se convertiría en un amigo de los que cuentan.

Como suele pasar cuando le conoces, te abruma su capacidad por hacer cosas. Todas las cosas que ha hecho y las que hará. Cuando le vas conociendo más, descubres que no puede dejar de cuestionarse todo y hacer lo posible por mejorar. Este tipo de personas son un tesoro para nuestra sociedad.

Estoy convencido que las cosas irían mucho mejor en este planeta si hubiera muchos Francisco Polo. De hecho, los hay. Jóvenes –porque los treinta son los nuevos veinte- emprendedores que no se quedan quietos. Jóvenes que lo intentan y lo consiguen. Necesitamos muchos Francisco Polo. Que deciden ir a la luna, no porque sea fácil, sino porque es difícil.

Paco, por muchos más. Y por muchos cambios más.

“Our Nixon”, la película de sus colaboradores

El proceso del caso Watergate no solo se llevó las grabaciones de la Casa Blanca por delante. También supuso la confiscación de horas y horas de grabaciones en vídeo doméstico de los hombres del presidente. Casi 37 años después de la dimisión de Nixon, salen a la luz en forma de película.

Es el proyecto de dos creadores de cine experimental, Penny Lane y Brian Frye, que están a punto de lanzar la película “Our Nixon”, hecha a partir de esas grabaciones de los miembros del equipo presidencial. Una película que, además, busca financiación.

A través de Kickstarter, cualquier usuario con 1.000 dólares en el bolsillo puede convertirse en productor de la película. Aunque los donativos van desde un dólar, con una postal de la película enviada a tu correo, a ese máximo, pasando por donativos de 25, 50 o 500 dólares con varios productos por donativo; desde chapas a copias de la película.

Es, sin duda, una curiosa iniciativa que nos acercará a otra visión más de las bambalinas del poder y de uno de los hombres menos amados de la historia de Estados Unidos. Tenéis más información en The New Yorker y en los Apuntes de Jorge Orlando Mera.

Magnicidios en Madrid: asesinatos de Prim, Canalejas, Dato y Carrero Blanco

Los que vivimos o visitamos Madrid pasamos muy a menudo por lugares que, hace ya varias décadas, marcaron la historia del país. Lo hacemos casi sin darnos cuenta. Quedar con alguien en la Puerta del Sol sin ser conscientes que en ese mismo lugar un presidente del Gobierno fue asesinado. O pararnos en un semáforo en la Plaza de la Independencia, lugar donde el coche de otro presidente fue tiroteado. ¿Quieres saber más de los magnicidios que tuvieron lugar en Madrid?

A lo largo de los siglos XIX y XX, Madrid fue el escenario de los asesinatos de cuatro presidentes del Gobierno. Prim, Canalejas, Dato y Carrero Blanco perecieron en sendos atentados en varios puntos de la capital no demasiado lejos los unos de los otros. La Puerta del Sol, la Puerta de Alcalá, el barrio de Salamanca y Cortes son los escenarios.

Calle Marqués de Cubas: el atentado contra el General Prim

El General Prim, tras ocupar varios cargos políticos, fue presidente del Consejo de Ministros desde junio de 1869 hasta su muerte el 30 de diciembre de 1870. Su llegada a la presidencia del Gabinete se da tras la Gloriosa Revolución de 1868 y fue uno de los máximos valedores de Amadeo de Saboya como Rey de España. De hecho, murió horas antes de la llegada del breve monarca.

El 27 de diciembre de 1870 se terminaron de decidir en las Cortes algunos aspectos relacionados con la Casa Real. Un mes antes, las Cortes habían elegido por mayoría dar la corona de España al duque de Aosta, Amadeo de Saboya, que reinaría bajo el nombre de Amadeo I. Prim abandonó el Palacio de las Cortes, el actual edificio del Congreso de los Diputados, para preparar su viaje a Cartagena para recibir al nuevo rey.

Sobre las 19:30 horas, el General subió a su carruaje y siguió el camino habitual, girando a la izquierda en la calle del Turco, hoy conocida como calle del Marqués de Cubas. En la esquina de esta calle con la Calle Alcalá, en una de las puertas actuales del Banco de España y a escasos metros del Palacio de Buenavista –residencia, por aquel entonces, del presidente-, dos carruajes impedían el paso de la berlina presidencial.

Aprovechando la confusión, tres individuos se acercaron al carruaje y abrieron fuego, hiriendo de gravedad al presidente. Tras el ataque, el carro del presidente pudo seguir por la calle hasta llegar a Alcalá y se dirigió al Palacio. Prim entró por su propio pie y fue atendido por sus heridas. Moriría tres días más tarde a consecuencia de la infección de las mismas.

Puerta del Sol: Canalejas cae abatido

Canalejas ocupó cuatro carteras ministeriales, la presidencia del Congreso de los Diputados y la presidencia del Consejo de Ministros hasta su muerte en 1912. Destacado miembro del Partido Liberal, vivió años políticamente convulsos. Inició una serie de reformas, como el impuesto de consumos, creó el servicio militar obligatorio e intentó dar respuesta a las aspiraciones catalanas con el proyecto de Mancomunidad catalana con Enric Prat de la Riba. Presidió tres gobiernos distintos y tuvo que hacer frente a una sublevación republicana.

Pese a ello, las reformas no pudieron continuar, ya que el 12 de noviembre de 1912, mientras miraba el escaparate de la librería San Martín, fue tiroteado por el anarquista Manuel Pardiñas Serrano. La librería estaba en el número 6 de la Puerta del Sol, donde hoy encontramos una joyería y una efigie del presidente asesinado recuerda el trágico suceso. A las 11:25 horas, el anarquista disparó dos tiros certeros a la cabeza del presidente, acabando con su vida.

Se cree que en realidad el objetivo del asesinato era el rey Alfonso XIII, que debía estar en la Puerta del Sol a esa hora. El asesino de Canalejas trató de huir pero fue perseguido por un policía que le abatió, muriendo también ese día.

Canalejas fue enterrado el 13 de noviembre en el Panteón de los Hombres Ilustres. Con su muerte, el Partido Liberal perdió a su líder, siendo el origen de su fin como partido tras una larga pugna por el liderazgo.

Plaza de la Independencia y el atentado a Eduardo Dato

Nueve años después del asesinato de Canalejas, el presidente Eduardo Dato sufrió otro mortal atentado. Dato, al igual que Canalejas, también fue ministro en varios gobiernos de Su Majestad y presidió el Congreso de los Diputados.

Gobierna desde octubre de 1913 y lo hará hasta su muerte, con un paréntesis de algo más de dos años y medio. Fijó la política de neutralidad de España durante la I Guerra Mundial, accedió a la formación de la Mancomunidad Catalana y aprobó las Juntas Militares. Vivió años socialmente convulsos, con la tensión social como pauta. La recesión posterior a la Gran Guerra y el auge de la lucha del movimiento obrero –el pistolerismo catalán– son el telón de fondo de su asesinato.

El 8 de marzo de 1921, los anarquistas Pedro Mateu Cusidó, Luis Nicolau Fort y Ramón Casanellas Lluch atentaron contra el presidente. Salió, bien entrada la tarde, del Senado que está en la Plaza de la Marina Española, y se dirigió en el coche presidencial hasta su casa en la zona del inicio de la calle Serrano.

Desde las 19 horas, los anarquistas daban vueltas en Cibeles. Esperaban la llegada del coche presidencial. Justo en Cibeles, el coche de Dato siguió su camino hacia la Plaza de la Independencia, mientras el Ministro de Guerra, que iba en el coche trasero, cambiaba de dirección. El coche subía por Alcalá y al llegar a la Puerta de Alcalá debía girar a la izquierda hacia Serrano. Era el recorrido habitual. Los anarquistas identificaron ese momento como el más vulnerable.

Así, a las 19:14 el “Hudson” de color negro con matrícula ARM-121 frenaba y el sidecar de los asaltantes se acercó para disparar al vehículo durante más de dos minutos. Agotaron la munición a gritos de “¡Viva la anarquía!” y escaparon por Serrano hasta Ciudad Lineal con un sidecar Indian de color gris con un motor de 7 cv. El presidente murió en el acto: 18 balas impactaron en el coche. Los tres asesinos se beneficiaron de una amnistía durante la II República.

La operación Ogro: Luis Carrero Blanco y el atentado en Claudio Coello

El del almirante Luis Carrero Blanco es el último magnicidio de la historia de España. Participó en el bando fascista durante la Guerra Civil y fue uno de los hombres de confianza del dictador. Por ello, ocupó varios cargos gubernamentales hasta llegar a la presidencia del Gobierno en 1973, llamado a ser el responsable de continuar la obra del Caudillo tras su inminente muerte.

La “Operación Ogro” de la banda terrorista ETA acabó con su vida en diciembre de 1973, dando lugar a uno de los momentos clave del tardofranquismo, por la trascendencia política del asesinato, así como la espectacularidad del atentado.

Los terroristas alquilaron un semisótano en el 104 de la calle Claudio Coello, en el corazón del barrio de Salamanca. Excavaron un túnel por debajo de la calzada de la calle. Esa operación les permitió colocar los explosivos (unos 100 kg de Goma-2) que estallaron al paso de su coche oficial.

Ese 20 de diciembre, el almirante hizo su recorrido habitual. Salió de su domicilio en el número 6 de la calle Hermanos Bécquer y fue a misa en la iglesia de San Francisco de Borja en el 104 de la calle Serrano, en frente de la embajada americana. A las 9:25 horas, subía al coche tras salir de misa. Minutos más tarde, el coche presidencial saltaba por los aires y se elevaba más de 30 metros hasta llegar a la terraza interior del convento adyacente a la iglesia.

Carrero moría en ese atentado a pocos días de las fiestas navideñas y el mismo día que se iniciaba el proceso 1.001 contra el sindicato clandestino Comisiones Obreras.

Hoy puede encontrarse una placa en memoria del presidente. En el blog de David Martos podéis escuchar un reportaje sobre el asesinato.

Ver
Ver
Magnicidios en Madrid en un mapa más grande

¿Guardiola president?

El periódico La Vanguardia se pregunta sobre las cualidades políticas del técnico del F.C. Barcelona en un artículo en el que me entrevista. Lo reproduzco a continuación:

¿Guardiola president?

Pronunciar el nombre de Pep Guardiola en una conversación informal entre aficionados culés produce unos efectos que van más allá de lo estrictamente futbolístico. Y es que la combinación de profesionalidad, carisma y éxito deportivo sumado al poder simbólico que el Barça ostenta en Catalunya, han hecho del renovado técnico de Santpedor algo más que un simple entrenador. De hecho, no es extraño escuchar o leer las palabras “líder” o “gurú” para definirle (y alabarle) porque no solo comanda a su grupo sino a toda una afición. ¿Pero realmente Guardiola es un líder? ¿Un líder más allá del fútbol? Y lo que es más, ¿Puede el poder político catalán aprender dotes de liderazgo de la figura del entrenador?

Modelo de liderazgo
“Guardiola combina muy bien todo lo que un aspirante a líder quiere: transmite a la vez humanidad y excepcionalidad, ternura y autoridad”, responde el periodista y profesor de comunicación política de la UOC, Toni Aira, que añade que estas virtudes andan muy buscadas entre los políticos. Y es que, según Aira, un político “debe ser lo suficientemente humano para no dar sensación de lejanía pero también debe ser percibido como alguien que está por encima de la media, para que se merezca el cargo que ostenta”.

Pese a ello, el modelo de liderazgo que ofrece Guardiola parece bien distinto al del político de hoy en día. Para el consultor de comunicación y especialista en comunicación política, Albert Medrán, el modelo de Pep se basa en tres claves: “La empatía, la humildad y el esfuerzo”, cualidades que “cualquier político debería tener”. Para el especialista, Guardiola “supone unas formas de liderar distintas a lo que estamos acostumbrados” pero no ve por qué no pueden trasladarse a los políticos. “No creo que el liderazgo político deba basarse al 100% en la autoridad”, asegura y niega que el efecto de los asesores aleje a los políticos de modelos como el de Pep. “Es más bien lo contrario: el no quererse asesorar”.

En el capítulo de estricta estrategia comunicativa, Aira elogia al técnico azulgrana por “su capacidad de controlar la agenda” y, por lo tanto, de “no dejarse arrastrar por los medios de comunicación”. En su opinión, los políticos están más sujetos al lenguaje de los media que el técnico azulgrana, aunque matiza que fútbol y política son cosas muy distintas, y que en el caso del Barça, “todo el mundo se ha conjurado para que le vaya bien”.

Los expertos admiten además que Guardiola se ha erigido en una suerte de líder más allá del fútbol, en parte por el poco prestigio del que gozan los políticos en la actualidad. Para Medrán, esto se puede deber a “la necesidad de referentes en tiempos de crisis”. Por su parte, Aira considera que “el liderazgo político va muy buscado” pero advierte de que en Catalunya “se tiende a exagerar y a pasar de la filia a la fobia rápidamente”, y cita a Joan Laporta –”a quien se le llamó el Kennedy catalán”– como ejemplo. No obstante, que el modelo Pep existe lo demuestra el hecho de que su imagen haya aparecido en un acto de la Cátedra Liderazgos y Gobernanza Democrática de ESADE.

Los políticos elogian a Pep
¿Pero qué opinan los aludidos? Algunos líderes políticos catalanes consultados –en este caso, todos aficionados del Barça– no escatiman elogios para el entrenador de moda, hablan de esfuerzo, humildad y capacidad de comandar un grupo, admiten que se puede aprender de sus dotes para liderar un grupo aunque también remarcan las numerosas diferencias que hay entre el mundo del fútbol y el de la política.

En esto coinciden con la opinión del socialista José Montilla en una entrevista concedida a Mundo Deportivo, cuando todavía era presidente de la Generalitat. “Es una persona admirada”, se limitaba a indicar ante la posibilidad de que Guardiola se presentara a la presidencia. El secretario general del PSC aprovechaba además para abrir las puertas a que el técnico se afiliara a su partido porque “Pep ha demostrado ser un ciudadano ejemplar”.

En el caso de Oriol Pujol (CiU), Guardiola sí podría ser un buen líder político (“¿Por qué no?”, se pregunta) y da dos razones para ello: sus “dotes de liderazgo y su gran vis comunicativa”. El portavoz de los nacionalistas en el Parlament considera que todos “podemos sacar una gran lección” de las victorias de Pep, que resume en “para conseguir el triunfo, a veces hay que buscar lo mejor que tenemos en casa”, en clara referencia a la cantera azulgrana.

Más escéptica se muestra la portavoz del grupo de ICV, Dolors Camats, que aunque admite que Guardiola es un gran comunicador i entrenador, se pregunta si “eso le hace bueno para dirigir un banco, una empresa o un país”. Sin embargo, a la portavoz de los ecosocialistas le gusta del de Santpedor que “es una persona educada, exigente” y que “transmite valores de trabajo en equipo” a la sociedad. En un paso más, Camats recuerda que “cualquier persona podría tener dedicación política en algún momento de la vida” y sugiere a Pep, y a otros como el propio Messi, que lo intenten porque “a todos nos iría mejor”.

La presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, prefiere ser más prudente a la hora de establecer comparaciones y quita hierro al hecho de que personajes como Guardiola tengan mejor cartel que los dirigentes catalanes. “Tampoco todos los deportistas tienen un nivel global de valoración positiva porque cada uno tiende a ver su equipo con mejores ojos”, recuerda Camacho, y pone un ejemplo esclarecedor: “Seguramente la valoración de Mourinho no es igual entre los seguidores del Madrid o del Barça”.

Preguntado por si Guardiola podría ser un buen político, Joan Puigcercós (ERC), responde en condicional. “Me gustaría pensar que sí, por su talante positivo, optimista y nada dado a la demagogia”. Aunque el republicano remarca que “en absoluto” se puede equiparar el trabajo de Pep con el de un líder político; subraya además la “catalanidad desacomplejada” del técnico, en el sentido en que utiliza el catalán en todas sus ruedas de prensa.

Por su parte, a Albert Rivera (C’s) no le extraña la admiración social que causa el técnico, algo que explica, entre otras cosas, por su “honestidad” en contraste con la “corrupción” que se ve a menudo en la política. A pesar de no ser partidario de “liderazgos mesiánicos”, Rivera argumenta que hacen falta “liderazgos morales y creíbles”, función que, a su juicio, no cumplen los políticos y sí figuras públicas como Guardiola.

Finalmente, los líderes consultados aseguran que del artífice del mejor Barça se aplican su fair-play y su capacidad de reconocer las virtudes del rival, aunque reconocen que este juego limpio a veces se echa en falta en el día a día político.

Con todo ello, una duda queda en el aire: ¿Qué resultado lograría Guardiola en el caso de presentarse a unas elecciones?

Los discursos del presidente Bartlet

Una de las claves del éxito de El Ala Oeste de la Casa Blanca es el grado de realidad de sus guiones. El contenido y la forma. ¿Puede una serie televisiva sobre política obviar algo tan central como los discursos? La respuesta, evidentemente, es no.

Así, este interesante reportaje sobre la serie muestra la importancia de los discursos. Pero en especial, del rol de los speechwriters en la trama de la serie y en el valor de los personajes, personificados por Ziegler, Seaborn o Bailey.

Y ahí van algunos discursos de Bartlet que aparecen en el reportaje:

“More than any time in recent history, America’s destiny is not of our own choosing. We did not seek nor did we provoke an assault on our freedom and our way of life. We did not expect nor did we invite a confrontation with evil. Yet the true measure of a people’s strength is how they rise to master that moment when it does arrive. 44 people were killed a couple of hours ago at Kennison State University. Three swimmers from the men’s team were killed and two others are in critical condition. When, after having heard the explosion from their practice facility, they ran into the fire to help get people out. Ran in to the fire. The streets of heaven are too crowded with angels tonight. They’re our students and our teachers and our parents and our friends. The streets of heaven are too crowded with angels, but every time we think we have measured our capacity to meet a challenge, we look up and we’re reminded that that capacity may well be limitless. This is a time for American heroes. We will do what is hard. We will achieve what is great. This is a time for American heroes and we reach for the stars. God bless their memory, God bless you and God bless the United States of America. Thank you. ” Del capítulo 20 hours in America.

“…’Joy cometh in the morning,’ scripture tells us. I hope so. I don’t know if life would be worth living if it didn’t. And I don’t yet know who set off the bomb at Kennison State. I don’t know if it’s one person or ten, and I don’t know what they want. All I know for sure, all I know for certain, is that they weren’t born wanting to do this. There’s evil in the world, there’ll always be, and we can’t do anything about that. But there’s violence in our schools, too much mayhem in our culture, and we can do something about that. There’s not enough character, discipline, and depth in our classrooms; there aren’t enough teachers in our classrooms. There isn’t nearly enough, not nearly enough, not nearly enough money in our classrooms, and we can do something about that. We’re not doing nearly enough, not nearly enough to teach our children well, and we can do better, and we must do better, and we will do better, and we will start this moment today! They weren’t born wanting to do this.” Del capítulo College Kids

Los 100.000 de Actuable

Todos tenemos nuestros momentos de crisis de fe en este medio. ¿Internet sirve para algo? O sea, ¿realmente creemos que con la Red podemos cambiar el mundo? La verdad, cada vez que un cargo político olvida su participación tras unas elecciones o se sirve de titulares grandilocuentes para vender su modernidad, lo dudo. Pero cuando aparecen propuestas como las de Actuable, me reafirmo en la necesidad de la Red para cambiar las cosas.

Por ello, el hecho que Actuable haya alcanzado hace unos días los 100.000 usuarios es un motivo de alegría. Un estímulo para muchos. Más cuando en estos pocos meses de vida, las peticiones y retos que los usuarios han puesto en marcha en Actuable han dado frutos. Como los padres de parejas del mismo sexo que han visto desbloqueada la adopción de sus hijos, las respuestas de cargos políticos como Ana Botella, que se han visto obligadas a decir algo ante la presión de la ciudadanía. Pienso en la gran cantidad de personas que se han movilizado por causas importantes.

La cifra impresiona. Más en un país en el que tener voluntad por participar en los temas que nos afectan parece pasado de moda. La cifra impresiona, pero más saber que hay personas dispuestas a aportar lo que puedan por cambiar situaciones que nos rodean y que no debemos aceptar.

Enhorabuena a todo el equipo de Actuable. A Paco, Álvaro, Fernando y Manuel. Por algo vuestro proyecto ha ganado el premio Jóvenes Emprendedores Sociales 2010. A por los 200.000.

Nombre propio #1: Julian Assange

Julian Assange, el australiano que ha sido un práctico desconocido para gran parte de la sociedad española hasta hace unas semanas, es la persona del año. Lo es no por sus éxitos o fracasos, por lo bueno o malo de su acción; sino por su capacidad –o la de Wikileaks– para marcar la agenda política mundial.

No entro en el juicio de valor de lo que hace Wikileaks. Para unos, adalides de la libertad y la libertad de expresión. Para otros, ladrones de comunicaciones privadas y difusores de conversaciones que solo atañen a emisor y receptor. Pero sí que es relevante observar como es desde la Red, desde un portal y en colaboración con la prensa como se consigue poner en conocimiento general secretos de Estados, cancillerías, gobiernos, embajadores y empresas.

La mayor filtración de la historia. La constatación de las alargadas sombras del poder. Pero sobretodo, la forma de corroborar que el siglo XXI no es de los grandes y los poderosos, sino de los pequeños, ágiles y valientes. Los enemigos de los Estados ya no son otros Estados… ahora lo son redes terroristas internacionales que juegan otras guerras. Y organizaciones como Wikileaks, que no son agencias de inteligencia de un Estado enemigo, sino organizaciones dispersas que defienden unos ideales. Y gracias a la Red marcan la agenda.

El tiempo nos dirá qué efectos tuvo Wikileaks, pero Assange y su organización demostraron que era posible abrir las ventanas de los centros del poder desde el exterior.

Nombre propio #5: Belén Esteban

El fenómeno mediático sigue. Es más, en este 2010 no ha dejado de crecer. Telecinco y la presentadora han sabido jugar bien sus cartas: no es un elemento más de la cultura televisiva, es ya un elemento social en España. La Esteban lo sabe y no ha dudado en explotarlo.

Es más, a tenor de la reciente entrevista para El País Semanal –¡quien hubiese dicho hace un año que la Esteban protagonizaría la portada del semanal de PRISA!- la de San Blas es plenamente consciente de lo pasajero de esa ola, pero de la necesidad de subirse a ella.

Su popularidad, sus gritos, su modo de meter baza en las discusiones… su capacidad de intervenir en la opinión pública son más que notorios. Cuando Belén Esteban comenta y opina, miles de personas la siguen a pies juntillas.

Quizás por ello, este año hemos conocido por una encuesta que llegaría a diputada si se presentara a las elecciones. Y que en lugares como Catalunya, arrasaría.

La Esteban es un nombre propio de este 2010. Y seguirá dando titulares en 2011.

Posts relacionados
Belén Esteban presenta su candidatura a las elecciones (27/09)
Cuando Reagan aconsejó a Belén Esteban (07/10)