5 cosas que no debes olvidar al hacer un discurso de agradecimiento

La alfombra roja (verde en esta ocasión) y el glamour se dieron cita ayer en Madrid. Los Goya dejaron premiados, alguna que otra polémica (siempre habrá quien piense que x merecía el premio y no y) y anécdotas para guardar. Pero sobretodo, los Goya nos dejaron discursos. Quizás nunca ganes un Goya, pero seguro que en alguna ocasión durante tu vida te veas en la tesitura de tener que dirigir unas palabras de agradecimiento.

Tanto si alguna vez te ves recogiendo un Goya o un Oscar de plástico, estos cinco consejos no te van a venir mal:

  1. Controla bien el tiempo. En la mayoría de ocasiones, si ganas algo te habrán avisado con tiempo. Así que no tienes excusa para prepárate unas palabras teniendo en cuenta el tiempo que vas a tener. Las entregas de premios pueden ser tediosas y aburridas, y muchas veces los premiados tienen parte de responsabilidad. No hay nada peor que sufrir la verborrea de un premiado… bueno sí, la incómoda situación del conductor del acto cortándote.
  2. Ten presente a quién vas a agradecer. Seguramente hay muchas personas que merecen ser mencionadas. Desde los responsables de tu nacimiento a la profesora que en segundo de primaria te despertó la vocación. El primer novio que te descubrió la poesía o quién sea. Tu discurso debe tener bien presente las personas que merecen ser mencionadas, para no caer en nerviosismos.
  3. Y por qué les agradeces. En muchas ocasiones, un discurso de agradecimiento acaba siendo un rosario de nombres. A veces es mejor primar calidad que cantidad… o sea, sí una anécdota puede ejemplificar el agradecimiento hacia alguién importante, es mejor que sólo citar nombres. Quizás apelar al apoyo que X te dió en los momentos más duros con una pequeña historia de superación y aspiración sea mejor que dar con una lista.
  4. Ensaya… un espejo, tu pareja o tu madre pueden ser de gran ayuda. Observar que le pasa a tu cara cuando dices esa palabra impronunciable, mejorar la dicción o practicar una sonrisa que no te haga parecer bobo.
  5. Y si no lo consigues, unas notas. Pueden ser una chuleta en la mano, como nos mostraba Sarah Palin. Aunque si te pasas una tarde entera en la peluquería no parece lo más acertado. O unas notas discretas. O incluso llamar la atención sacando unas abultadas y llamativas tarjetas. Si te van a dar seguridad, preparalas. Intenta no leerlas, pero si no tienes más remedio, adelante.

Y pase lo que pase, evita siempre esto.

Comments
Un comentario to “5 cosas que no debes olvidar al hacer un discurso de agradecimiento”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La alfombra roja (verde en esta ocasión) y el glamour se dieron cita ayer en Madrid. Los Goya dejaron premiados, alguna que otra polémica (siempre habrá quien piense que x merecía el premio y no y) y anécdotas para guardar. P…..



Leave A Comment

Sobre este blog

/ Blog de Albert Medrán
// Cambiando el mundo en Change.org
/// Director de comunicación
//// Mejor blog de actualidad "Premis Blocs Catalunya 2008"