¿Es que nadie va a pensar en los niños?

¿Es que nadie va a pensar en los niños?

La mujer del reverendo Lovejoy es la voz de la conciencia ciudadana en los momentos más tensos en Springfield. Esa ciudad única y a la vez tan común en Los Simpsons. “¿Es que nadie va a pensar en los niños?” repite una y otra vez la mujer.

El PSOE está intentando no morir. Tiene un fallo multiorgánico. Intenta sobrevivir. Lo urgente es enemigo de lo importante y esa voz que apele a pensar en los que viven fuera del partido no existe.

Esos niños son los casi siete millones de ciudadanos y ciudadanas que les apoyaban en 2008 y que ya no lo hacen. Los motivos son las causa de ese fallo multiorgánico. Pero a la vez son la sangre que empieza a faltarle a ese cuerpo cada vez más inerte.

No hay nadie pensando en los niños. Y sin niños no hay futuro. Esto debería planear en la cabeza de la masa que se concentra en las puertas de Ferraz. Una masa que blandirá antorchas como lo hacen los personajes amarillos. Bajo el busto del fundador del pueblo. Como el del fundador del partido que guarda la puerta de la sede federal.

¿Es que nadie va a pensar en los niños?

 

giphy

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *