Las tres ciudades inaugurales

Las tres ciudades inaugurales

Otra cosa no, pero si de algo puede presumir Estados Unidos es de estabilidad en sus tradiciones. Aunque su historia sea corta. Desde 1801, la toma de posesión del presidente se viene celebrando en Washington D.C. como capital federal. Pero no siempre ha sido la única ciudad en albergar este evento.

El Distrito de Columbia ha visto pasar ya 53 tomas de posesión. Con la del próximo 21 de enero, serán 54. Y casi siempre han tenido lugar en el mismo edificio: el Capitolio. De hecho, solo la toma de posesión del presidente James Monroe, en 1817, tuvo lugar fuera del edificio del Congreso. Fue en lo que hoy es el edificio del Tribunal Supremo, entre las calles 1 y A.

Desde la primera toma de posesión de Ronald Reagan, el 20 de enero de 1981, la ceremonia tiene lugar en las escalinatas occidentales del edificio del Capitolio, conocido como West Front. Para ello, se erige una enorme plataforma con las gradas para los invitados al evento. Su construcción se inicia meses antes de la fecha señalada en la constitución. Para la segunda toma de posesión de Obama, su construcción se inició a finales de septiembre de 2012. Puedes ver los avances de los trabajos en la web del comité organizador.

Dentro del Capitolio, las tomas de posesión de casi todos los presidentes han tenido lugar en otras estancias, desde ambas cámaras a las escalinatas este y sur del edificio. La segunda toma de posesión de Reagan, el 21 de enero de 1985, coincidió con un temporal en la capital. El frío desaconsejó la celebración de la ceremonia en el exterior, con temperaturas de -17ºC, y se cancelaron todos los eventos en el exterior para pasar la celebración al interior del Capitolio. Por primera y única vez en la historia, la toma de posesión tuvo lugar en la rotonda, el espacio central situado debajo de la famosa cúpula.

¿Y las tres ceremonias restantes? ¿Dónde se han celebrado? Quizás no lo sepas, pero Washington D.C. no ha sido siempre la capital federal de Estados Unidos. Antes de su fundación en 1791 y de la creación en 1790 del Distrito de Columbia, una entidad diferente a los hoy 50 estados que forman la unión, los Estados Unidos tuvieron dos capitales: Nueva York y Filadelfia.

Toma de posesión de Washington en Filadelfia

El 30 de abril de 1789, siendo Nueva York capital del país, se celebró en el corazón de lo que hoy es Wall Street la primera toma de posesión de un presidente americano. George Washington juró cargo desde el balcón del Federal Hall. El edificio, que fue restaurado, hoy es un monumento nacional y puede visitarse de forma gratuita. De hecho, su proximidad a la bolsa de Nueva York ayuda a que muchos visitantes de la ciudad hayan estado en sus escalinatas. Justo ahí, hay una gran estatua dedicada a uno de los padres del país y su primer presidente.

En su interior hay una exposición sobre esa toma de posesión, con datos sobre las ceremonia, reproducciones e historia. En la tienda se pueden comprar todo tipo de productos relacionados con la presidencia americana.

Washington fue la primera persona en usar la fórmula bajo la que se toma juramento al presidente electo. Volveremos a esa fórmula en próximos posts, pero fue la primera vez en que se oyó un “I do”. La serie de televisión “John Adams” reprodujo ese momento… que no fue exactamente así:

La segunda toma de posesión de Washington tuvo lugar en la otra capital de Estados Unidos durante los primeros años del nuevo país: Filadelfia. En la ciudad se declaró la independencia y tras la capitalidad de Nueva York, Thomas Jefferson consiguió que la ciudad volviese a ser capital en 1790 hasta la construcción de la ciudad de Washington. El 4 de marzo de 1793, Washington volvió a dar el sí en el Independence Hall. John Adams fue investido presidente en el mismo lugar el 4 de marzo de 1797. Sería la última ceremonia fuera de Washington D.C.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *