Candidatos que sortean entradas para Rihanna

En otras épocas, no tan lejanas, el incentivo era el viaje en autobús. Llegar a la capital, dotarse de banderas y escuchar al líder desde el ruedo. Los tiempos cambian y el incentivo, parece ser, sigo siendo el mismo: llenar los estadios. Pero no para escuchar al candidato, sino para ver a estrellas de la canción o a los gladiadores del balón. Así lo cree, al menos, el candidato del PP en Getafe.

Juan Soler, candidato del partido en Getafe y el diputado de la Asamblea de Madrid que se mofó del acento de Trinidad Jiménez, está usando anuncios de Facebook para promocionar su página. Pero no son anuncios al uso: guardan un premio. El candidato sortea entradas para el concierto de Rihanna y para el partido de la Liga BBVA entre el Getafe y el Atlético de Madrid. Si los usuarios no vienen a ti, llámales con un filete.

Soler pone de manifiesto el momento que vive la política 2.0. Para muchos, muchísimos, se queda en herramienta. Incluso para hacer del reclamo para captar atención hacia la política, algo tan banal como unas entradas. Para pocos, muy pocos, el modo de hacer de la política algo más transparente, abierto y participativo.

Por mucho que nos empeñemos, la política no puede basarse solo en la notoriedad. Ayuda y es relevante. Claro. Mejor que hablen de uno aunque sea mal. Pero no alcanzo a entender como el cambio que necesita una ciudad pase por un candidato que sortea entradas. En nada, sorteo de jamón en los mítines. Siempre toca, si no un pito, una pelota.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

7 thoughts on “Candidatos que sortean entradas para Rihanna”

  1. Y si nos quitamos prejuicios y dejamos de entender la comunicación política como una rama tan distante del resto de la publicidad? A la política española le falta parecerse un poco más al mundo de la empresa. Debería quitarse las telarañas y bajarse un poco del pedestal.

    Viéndolo desde otro punto de vista, a este político le interesa tanto promover la participación de los ciudadanos que monta un sorteo para acercarse a los que de otra manera no se acercaría. Chapeau!

    No podemos lamentarnos por la escasa implicación de la sociedad en política y luego mofarnos de los que prueban cosas novedosas (novedosas en política, porque en el resto de ámbitos de la comunicación las ofertas están a la orden del día).

  2. Gracias por tu comentario. Evidentmente, no lo comparto. Creo que una cosa es buscar la participación (para esto están las redes) y otra muy distina ofrecer como incentivo una entrada a un concierto o al futbol. Creo que, aunque la política debe aplicar aspectos del marketing y la comunicación convencional, la naturaleza de lo que es la política exije poner el freno a ciertas cosas. Y creo que esta es una. La política y nuestra democracia es la elección de nuestros representantes para gobernanos. En base a propuestas y a programas. En base a sus capacidades para liderar. En base a su capacidad emocional para gobernar. Y ahí, el sorteo de entradas, que es el caso que nos atañe, no creo que tenga cabida.

    Las cosas novedosas, por muy novedosas que sean, deben ser coherentes. Coherentes con el cargo, con la institución y con la candidatura. La comunicación política sin coherencia no es nada, y en este caso, esta oferta no lo es. Nunca verás en mi una barrera a la innovación. Pero creo, sinceramente, que este no es el camino.

  3. No estoy muy de acuerdo en esto:

    “La política y nuestra democracia es la elección de nuestros representantes para gobernanos. En base a propuestas y a programas. En base a sus capacidades para liderar. En base a su capacidad emocional para gobernar.”

    Para empezar porque creo que en estas frases se confunden política y comunicación política que, en mi opinión (y ahí creo que está nuestra principal diferencia) están a mucha, mucha distancia. Mejor dicho, política y comunicación electoral, que es realmente el caso que nos ocupa.

    Muy poca gente “elige en base a propuestas y a programas”. Eso lo hacemos una minoría de frikis que nos preocupamos de informarnos de los temas políticos con la devoción que se le pone a los hobbies. La mayoría de la gente se informa y forma su opinión política a base de cortes de tv, titulares y comentarios lanzados en una sobremesa.

    Considero que la iniciativa de Juan Soler es atrevida y además muy democrática, porque ha decidido jugarse su imagen ante los más puretas de la política y la comunicación política para acceder a un público al que generalmente se descarta (el público que hace clic en un sorteo de entradas de Rihanna).

    Belén Esteban también vota, ¿no?

    Un saludo!! :)

  4. Estoy de acuerdo contigo en lo referente al voto. En el punto en qué no todos los que votan leen lo que proponen los candidatos. Pero al final, la elección es una elección entre personas que presentan propuestas y programas. Por tante, elegimos en base a ello. En todo caso, estoy contigo que muchas veces el voto lo decide la imagen que tenemos sobre un determinado político.

    Pero vuelvo a lo que te decía. Creo que la comunicación política y, en este caso, electoral, no debe basarse en sorteos, por ejemplo. Más si atendemos que el sorteo de las entradas no busca un mayor conocimiento del candidato sino aumentar su número de fans. No siempre aumentar notoriedad supone mejorar tu notabilidad. No siempre aumentar el número de fans te hace aumentar el número de votos. Es más, en momentos como este es cuando la comunicación política muestra sus diferencias con la comunicación convencional.

    Interesante debate. Un saludo.

  5. Es una frivolidad de máximo orden. Desde fuera de Getafe, podrá observarse con cierta curiosidad, como un avezado intento de colegiar política y e – marcom. Pero pensad un momento en los vecinos de la localidad, votantes de un signo u otro. Se sentirán estafados con estas propuestas que son ajenas a la realidad. ¿Que será lo siguiente, cuando tenga que reparar una farola estropeada?¿Hacer una videocampaña para contratar al electricista más barato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *