Listas limpias de corruptos

“Esquilo y sus contemporáneos griegos creían que los dioses envidiaban el éxito de los hombres y enviaban una maldición en forma de hibris contra una persona en el punto álgido de su poder; una pérdida de la razón que al final causaría su caída. Hoy en día, no damos tanto crédito a los dioses. Preferimos llamarlo autodestrucción.”
Nixon-Frost

La corrupción política es intolerable. No hay medias tintas. No tiene colores. Da igual de dónde venga: es dañina para nuestra sociedad. Es tan intolerable como los intentos de esconderla. No se puede ser permisivo con los que se extralimitan en el ejercicio de la representación de todos. Tampoco con los que intentan, a través de la comunicación, evitar que los culpables sean responsables de sus hechos.

La hemeroteca es rica para estas cosas: repleta de casos, declaraciones y cierres en falso de casos de corrupción. Miles de frases y declaraciones de aquellos políticos que cubren a sus compañeros. La España socialista de los 90 dio ejemplos muy claros de esa impunidad. Como la trama Gürtel, que pone de manifiesto obscenidades que a muchos nos cuesta comprender. Camps, sin ir más lejos, ese “hombre honrado” que negó haber recibido unos trajes de miles de euros gratis, para luego aceptarlo y ahora estar imputado.

Yo no quiero esperar a la autodestrucción a la que se refiere Reston, el personaje de la obra de teatro de Peter Frost. Me gustaría ver como los partidos expulsan a esos políticos corruptos de sus listas. Me gustaría ver como ningún profesional de la comunicación se presta a encubrirlos. Por ello, he apoyado esta petición de Actuable.

Lo consiguieron en Brasil. Con un 25% de los parlamentarios investigados por corrupción, la masiva campaña online dio resultados. Se aprobó una ley que prohibía que los políticos condenados pudieran participar en las elecciones. Sin los más de 2.000.000 de firmas y las 500.000 acciones online, un Congreso con políticos corruptos en sus escaños no lo hubiese aprobado. Ficha Limpia, la mayor revolución política online del país, lo consiguió gracias a Avaaz.

Ahora, Actuable ha convencido a Avaaz de que le apoye en esta acuciante necesidad de la vida política española: limpiar las listas electorales. La fiesta de la democracia no puede verse mancillada por aquellos que se lucran con ella. Ya sea con trajes, coches de lujo, relojes o bolsas de basura llenos de billetes. Por ello, la petición exige a los partidos que los expulsen de esas listas y las mantengan limpias. Listas libres de corruptos. Libres de la hibris de los dioses. Y yo la apoyo.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

One thought on “Listas limpias de corruptos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *