Nombre propio #3: Nick Clegg

Se coló en el primer debate televisivo de la historia del Reino Unido. Casi sin avisar. Se coló, pero ahí estaba él, a la derecha del favorito en todas las encuestas. Joven, buen orador y con ideas diferentes. Ahí estaba Nick Clegg, la sorpresa de las elecciones británicas.

Y con su llegada, se dispararon las apuestas. Se infló la burbuja. ¿El Obama británico? ¿Arrasaría en las elecciones? Se impuso el sentido común y no venció a quién llevaba años preparando su asalto al 10 de Downing Street… pero se volvió a colar. Clegg fue necesario para formar gobierno y hoy es el viceprimer ministro del Reino Unido.

Clegg es la muestra de cómo una buena preparación y una buena comunicación pueden llevar a un partido de la periferia, al centro del poder. Otra cosa será ver como meterse en el ajo puede comunicarse de forma correcta y le permite no ser engullido por un partido mucho más grande y un sistema electoral adverso. Precisamente, ese ha sido el precio que deberá pagar Cameron, explorar una reforma de la ley.

Aire fresco en la política británica y en el bipartidista mundo de la campaña en Reino Unido. Personaje del año y figura, por el momento, ascendente. El tiempo dirá. Por lo pronto, dejó huella en 2010.

Posts relacionados
El primer debate electoral en Reino Unido (18/04)
El discurso de Nick Clegg (02/05)

Candidato Mas, president Mas: la cuenta atrás

TV3 emitió ayer, el día en que el 129º president de la Generalitat tomaba posesión del cargo, un reportaje que muestra las entrañas de los días previos a la victoria electoral del nuevo presidente. El reportaje entra en casa del candidato, muestra su faceta más personal y familiar y, lo más interesante, nos descubre cómo vivió Artur Mas la noche electoral.

Nombre propio #4: Artur Mas

2003 quedará en la memoria de Artur Mas como el año en que lo tuvo todo y se quedó sin nada. Pero fue precisamente ese momento vital, al que se le debe unir la repetición del tripartito en 2006, el que forja en gran medida el relato ganador que, en cierto modo, le ha permitido tener en este 2010 un gran resultado.

No es para menos: el 23 de diciembre de 2010 Artur Mas era investido por el Parlament como 129º president de la Generalitat de Catalunya. Una mayoría suficiente salida de las urnas en las elecciones del 28 de noviembre y la decisiva abstención del PSC –el partido desalojado del poder- en la segunda votación de investidura, han permitido que hoy mismo Mas tome posesión del cargo en el Palau de la Generalitat.

La victoria de Mas no ha sido flor de un día. Han sido siete años de aprendizaje. De muchos errores… y de otros tantos aciertos. Una carrera con un sprint final en 2010 que le ha llevado a la victoria electoral.

Por delante tiene la oportunidad de hacer grandes cosas. Pero dudo que tenga otro año diez como este 2010. Suerte, president.

Posts relacionados
CiU: por iPad, Mas e iPhone (19/06)
Artur Mas come con bloggers (10/11)
El zoom, Iniesta y un cara a cara. Crónica de un debate (22/11)
Microentrevistas de campaña: Artur Mas (26/11)
Mas, Puigcercós y Rivera piden el voto en 140 caracteres (26/11)
“Él. Él es el president” (30/11)
Artur Mas no es presidente electo (09/12)
La campaña catalana en 72 fotos (10/12)

Nombre propio #5: Belén Esteban

El fenómeno mediático sigue. Es más, en este 2010 no ha dejado de crecer. Telecinco y la presentadora han sabido jugar bien sus cartas: no es un elemento más de la cultura televisiva, es ya un elemento social en España. La Esteban lo sabe y no ha dudado en explotarlo.

Es más, a tenor de la reciente entrevista para El País Semanal –¡quien hubiese dicho hace un año que la Esteban protagonizaría la portada del semanal de PRISA!- la de San Blas es plenamente consciente de lo pasajero de esa ola, pero de la necesidad de subirse a ella.

Su popularidad, sus gritos, su modo de meter baza en las discusiones… su capacidad de intervenir en la opinión pública son más que notorios. Cuando Belén Esteban comenta y opina, miles de personas la siguen a pies juntillas.

Quizás por ello, este año hemos conocido por una encuesta que llegaría a diputada si se presentara a las elecciones. Y que en lugares como Catalunya, arrasaría.

La Esteban es un nombre propio de este 2010. Y seguirá dando titulares en 2011.

Posts relacionados
Belén Esteban presenta su candidatura a las elecciones (27/09)
Cuando Reagan aconsejó a Belén Esteban (07/10)

Nombre propio #6: Tomás Gómez

El año no empezó demasiado bien para el secretario general del PSM. Y las urnas dirán, el próximo mayo, si lo termina mejor que lo empezó. Si bien pasó gran parte del año siendo un desconocido para gran parte del electorado madrileño, la celebración de las primarias en el partido para decidir el candidato para los comicios autonómicos del año que viene aumentaron su conocimiento. Aunque no queda claro qué efecto tendrá en la intención de voto.

Empezó el año siendo un desconocido y sin apoyos evidentes en las encuestas. Pese a Gürtel, Esperanza Aguirre seguía -y sigue- liderando la intención de voto. Eso encendió las alarmas en Ferraz. Zapatero movió ficha y apostó por la entonces ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como candidata del PSM. Gómez se opuso y se puso en marcha el proceso de primarias.

Esas primarias, que tuvieron una lectura en clave nacional sobre el liderazgo de Zapatero, supuso la consolidación del liderazgo de Gómez en el PSM y la derrota de la ministra. Semanas más tarde sería recompensada con la cartera de Exteriores.

Desde entonces, Gómez ha seguido con su campaña de proximidad, pero alejado del foco que supuso las primarias. Para muchos, el hecho de ser ya conocido podría traducirse automáticamente en mayor fuerza del PSM en un contexto difícil como la política en la Comunidad de Madrid. Pero lo tendrá difícil. Su discurso sigue alejado del marco del imaginario político madrileño. Y unas elecciones que tendrán una lectura más nacional que nunca, por la crisis y el liderazgo de Zapatero; serán piedras en el camino de Gómez hacia la Puerta del Sol.

Posts relacionados:
La huelga de Tomás Gómez (01/07)
Trini, un nuevo sabor… para la comunicación (30/08)
Trini no pudo con el que dijo no a Zapatero (04/10)

Nombre propio #7: Dilma Rousseff

Cristina Kirchner, Michele Bachelet… América Latina ha estrenado el siglo XXI con mujeres en los más altos cargos en varios países. Este 2010 Brasil ha visto como elegía a una mujer presidente por primera vez en su historia. Dilma Roussef entraba en la historia como la primera presidenta electa del país el pasado 31 de octubre tras imponerse en segunda vuelta.

Roussef es la heredera natural de Lula, un icono sin el que no se podrá entender la primera década de siglo en Brasil y el gran impulsor de reformas importantes y con éxitos notables. Es imprescindible el artículo de análisis de Olga Cuenca en El País el pasado mes de noviembre.

La misma Cuenca apunta, a propósito de Roussef, que “ella no sólo es la depositaria del legado de Lula, sino que recoge el testigo para seguir ahondando en el progreso, en la democracia y en la consecución de los derechos civiles.”

Roussef tiene ante sí el reto de gobernar un país en expansión. Un país que quiere ser más y mejor. A las dificultades intrínsecas a lo arduo de la tarea, se le suma la sombra de Lula, que si bien ha sido decisivo para su victoria, quizás pueda serlo también para su éxito o fracaso como presidenta. En enero de 2011, asumirá el cargo.

Nombre propio #8: Sebastián Piñera

La de Sebastián Piñera es la historia de un empresario muy rico que llego a presidente. Un hombre de negocios, de altos vuelos, que sintió la llamada del servicio a Chile. La historia de quién ganó para la derecha las primeras elecciones presidenciales en el país latinoamericano desde el fin de la dictadura de Pinochet.

Piñera ya mostró el año pasado que, en comunicación, no venía a tientas. Hizo una buena campaña, supo dar con el mensaje, con el fondo y con la forma. Tuvo un apoyo mayoritario y el 11 de marzo de este año, asumió el cargo. Y lo hizo en condiciones muy extraordinarias: un país bajo la amenaza de la naturaleza por culpa del brutal terremoto y las réplicas sufridas. Temblores que se notaron durante la propia ceremonia.

Pero su toma de posesión también se daba en un contexto político muy relevante: una presidenta saliente amada y respetada por el 80% de los chilenos. La alargadísima sombra de la predecesora. Y el reto de marcar un perfil propio.

Piñera lo ha conseguido. Ha sido la crisis de los 33 mineros sepultados en una mina y su espectacular rescate, en directo para todo el mundo, el que ha apuntalado la imagen y la percepción del nuevo presidente. Líder, comprometido y resolutivo. Una experiencia en prime time para Chile y el globo que ha marcado los primeros meses de su presidencia.

Ejercer el poder no es fácil, como lo demuestran otras crisis aparecidas durante estos meses, pero Piñera ha demostrado tener una sensibilidad especial por entender que la acción política es el hecho a comunicar y que, con ello, comunica los propios atributos de su presidencia.

Posts relacionados

¿Cómo será la toma de posesión de Piñera? (11/03)

Nombre propio #9: Mark Zuckerberg

Si estuviéramos en los 90, Mark Zuckerberg sería un JASP. Sus logros y su edad dan buena cuenta de ello: con 26 años es el creador de la red social más usada en el mundo, ha sido elegido como la persona del año para la célebre revista Time y ocupa un importante lugar en la lista Forbes de los más ricos del planeta. Pero si Zuckerberg aparece en este post es por su contribución a la comunicación.

No es para menos: en 2010 Facebook ha alcanzado la nada desdeñable cifra de 500 millones de usuarios. Es el lugar dónde está la gente en Internet. Nos podrá parecer un espacio mejor o peor -al gusto de cada usuario, no nos meteremos en esto- pero es el gran espacio de la Red.

¿Por qué nombre propio en 2010 y no en 2009? Los números cantan. Se ha alcanzado la mayor cifra de usuarios. También en España, donde se situan por encima de los 10 millones de usuarios. 10 millones de españoles que usan con regularidad esta Red social. Cuestión numérica, de peso… pero también de uso.

La criatura de Mark Zuckerberg es hoy una plataforma transversal. Lo muestran las estadísticas de uso, el perfil de los usuarios, su traducción a 70 idiomas. Es un espacio clave para la comunicación de personas, marcas… y de la propia política. Hemos conocido escándalos que se han colado en la agenda política por aparecer en esa Red. Hemos visto como candidatos electorales tenían miles de fans y eso no suponía ganar unas elecciones. Hemos visto como, Facebook, es hoy el lugar donde está la gente y es una temeridad no estar presente.

Y todo eso empezó en la cabeza de un joven en Harvard, pelirrojo y de apellido impronunciable…

Posts relacionados

No me llames “mal follada” (errores de comunicación) (22/03)

#Política2.0 (04/05)

It gets better (28/10)

Nombre propio #10: Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias

El 8 de mayo el rey Juan Carlos I entraba en quirófano para someterse a una operación quirúrgica en la que le fue extirpado un nódulo en el que no se encontraron células malignas. Días antes, Zarzuela presentaba las nuevas fotografías oficiales de los príncipes de Asturias, con y sin uniforme. Casualidades o no, la figura del heredero a la Corona se ha visto expuesta con mayor profundidad a los medios.

Así, Felipe de Borbón y Grecia es uno de estos nombre propios del 2010. El año en que se percibió una intensificación de la figura del heredero. La baja del rey supuso un relevo en sus funciones de representación de la Corona en numerosos actos oficiales y compartió con la reina el protagonismo en el Mundial de Sudáfrica.

Las cadenas de televisión no estuvieron ajenas a esa realidad. Así, Telecinco se atrevía en octubre con un telefilm en dos episodios sobre el romance de los príncipes de Asturias que causó un auténtico revuelo de críticas en medios y redes sociales. Uno de los fenómenos de la Red en este 2010.

El príncipe de Asturias solo puede ir aumentando, de forma paulatina, su protagonismo en la vida pública española hasta que el jefe del Estado fallezca o decida, si llega el caso, abdicar. Serán años de una mayor implicación en los asuntos del Estado y una mayor presencia y actividad con la opinión pública. Es ley de vida. Y ese posicionamiento ha tenido en 2010 un capítulo muy importante.

Posts relacionados: La reina, nueva Dircom de Zarzuela (21/06)

El mensaje está en el fondo

Hazlo. Comunícalo. Escenifícalo. Escríbelo. Compártelo. Esa debería ser la secuencia de la comunicación. Pensar en un proceso global. No vale solo con hacerlo. Ni con decirlo pero no escenificarlo. Debemos hacer lo posible por no dejar que el mensaje se pierda. Estas reflexiones vienen al hilo de la inauguración del AVE Madrid-Valencia y al atril usado para los discursos del rey y del presidente del Gobierno.

En la estación de Valencia se dispuso un atril con una escueta leyenda bajo el escudo de España: “ALTA VELOCIDAD. MADRID-VALENCIA”. A las espaldas de los oradores, una cristalera con vistas a los andenes y la misma leyenda en relieve, casi ininteligible por el translúcido de los cristales. El equipo de comunicación entendió la necesidad de dotar al hecho de un escenario. De escribirlo para que quedara en la mente de los ciudadanos… pero erraron en la forma.

Una tipografía demasiado pequeña, un fondo en el atril poco atractivo y los cristales dejaron sin efecto ese esfuerzo por subrayar lo que se estaba realizando en ese acto. Puede parecer un detalle sin importancia, pero es más clave de lo que pensamos.

Es bueno recalcar lo que se dice y el cómo se dice. El mensaje escrito queda. Por ello, escribir en un panel la idea central de tu discurso es una buena idea. En eso, el equipo de George W. Bush demostró una gran pericia. El ejemplo paradigmático es el anuncio del fin de la guerra de Irak, en un portaviones, con el sello presidencial en el atril y un cartel a su espalda con un claro “Mission acomplished”. Misión cumplida.

Por ello, el equipo encargado de la inauguración no puede decir lo mismo que Bush. Se desaprovechó el atril y el panel de fondo para hacer llegar el mensaje. No vale una descripción, se necesita un mensaje. “Conectando España”, “España, a alta velocidad para el futuro”, “El progreso llega a alta velocidad”… mensajes de ejemplo que tienen calado. Un buen mensaje, con un mayor tamaño y con un fondo adecuado permiten recordar esa estampa, entender qué se está diciendo ahí y llegar a la mente del ciudadano por todos los flancos posibles: por lo que efectivamente dice el presidente en el acto y por el fondo que, de manera sigilosa, te cuenta lo que pasa.

Hace años de este acto sobre el sistema sanitario, durante la presidencia de Bush. Sin ese fondo, hoy no sabríamos de qué se hablo y qué se hizo. Pero no solo encontramos buenos ejemplos del uso del fondo y del escenario para encuadrar un mensaje. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, es uno de los líderes politicos españoles que no duda en recurrir a estos elementos con asiduidad. Un análisis de las fotos de su galería nos da una visión de conjunto de su capacidad para personalizar el atril según el acto o encontrar elementos escénicos para reforzar su imagen. Lo hizo en la recepción a Alberto Contador, el acto de retiro de barracones en un colegio público, la recepción al Atlético de Madrid tras su victoria en la Europa League o en la presentación de los abonos de transporte. Aunque quizás sea la foto que aparece bajo estas líneas, en un acto sobre seguridad, el que une mensaje y fondo como pocos.

El gobierno de la Generalitat de Catalunya, tanto bajo la presidencia de Maragall como de Montilla, ha recurrido con asiduidad a entender el valor del fondo. Sin ir más lejos, la propia firma del Pacto del Tinell que suponía la formación del gobierno de izquierdas, contó con un fondo propio. El mensaje, sin duda, está en el fondo.