“El. El es el president”

Le recibieron entre aplausos y vítores. El heredero político de Jordi Pujol llegaba a su despacho como Conseller en cap rodeado de una marea de funcionarios y curiosos: había ganado por primera vez unas elecciones. Un mes y tres días más tarde, abandonaría el Palau. Pasqual Maragall tomaba posesión del cargo y daba carpetazo a 23 años de gobierno de Convergència i Unió. El domingo, cuando Mas era aplaudido en el Majestic, pensé en ese momento. En esos aplausos en la Plaça de Sant Jaume.

Le ha costado. Mucho. Siete años separan esos vítores a las puertas de Palau y el brindis en vasos de plástico en la sede de Convergència con un Pujol que le señalaba “El. El es el president”. Esos siete años de travesía en el desierto son, seguramente, los que le han hecho llegar. Ja tocava.

¿Y qué ha pasado por el camino? Una etapa única en la política catalana. Un nuevo Estatut aprobado, dos gobiernos en coalición, dos presidentes del PSC, innumerables crisis entre sus miembros e innumerables aciertos también. Siete años de ajustes y desajustes. De prosperidad y de crisis. Dos legislaturas de suflés, Dragon Khan, coronas de espinas… y de la calma aparente del gobierno de Montilla. Dos legislaturas de políticas de izquierda que fueron un sople de aire fresco. Como lo va a ser el gobierno de Artur Mas.

Mas llegará a ser el 129º president de la Generalitat por su perseverancia, más que por su campaña -que ha sido buena-. Por su sufrimiento, más que por sus mítines. Por su propio cambio vital, más que por uno u otro jingle de campaña. Mas ha cambiado… y lo ha hecho al mismo ritmo que Catalunya.

La crisis, la fórmula del tripartito, la figura del president Montilla, la sentencia del Tribunal Constitucional… todo ello son cosas muy importantes para explicar la debacle de PSC y ERC, la irrupción de SI y el mejor resultado nunca obtenido por el PP en Catalunya en unas elecciones autonómicas. En el fondo, sin embargo, será la figura de Mas el que lo explique. Como en su día lo fue la de Maragall.

Mas se vistió de president en la noche electoral. Más que nunca. El contundente resultado le respalda. Tiene una mayoría social que le apoya. Su épica ha triunfado. Va a necesitar darle contenido al traje y dejar de aparentar ser president para ejercer del mismo. Tiene retos difíciles y resultados inciertos. Va a necesitar explicarse bien. Suerte, president.

Foto de Alberto Estévez (EFE)

Las frases de una campaña

Las palabras se las lleva el viento… hasta que quedan escritas. Os propongo recordar algunas de las frases más memorables de la campaña electoral de las elecciones catalanas que ya llegó a su fin:

  • “Montilla, te vamos a hacer papilla” Carmen de Mairena
  • “Menos paro y más Artur” Josep-Antoni Duran i Lleida
  • “¿La receta de las patatas bravas es tuya?” José Montilla
  • “Defendemos el tripartito porque, si no, está Artur Mas” Joan Herrera
  • “En CiU son por fuera estatutarios, por dentro soberanistas y con corazón independentista” José Montilla
  • “Las promesas de Zapatero se cuentan por engaños” Joan Puigcercós
  • “Montilla y Mas deberían tomar sopas, que agudizan la creatividad” Carme Ruscalleda
  • “José Luis, Artur Mas no es de fiar” José Montilla
  • “Montilla no ha sabido nunca qué es Cataluña porque nunca ha salido de Cornellà” Joan Laporta
  • “Para algunos, la inmersión es un grano que quieren reventar, pero es nuestro ADN y no dejaremos que lo toquen” Artur Mas
  • “¡Gilipollas! ¿De qué reís con la que está cayendo?” Antoni Llena
  • “CiU llena el Sant Jordi, pero sus amigos vaciaron el otro Palau” Carme Chacón
  • “A Andalusia no paga ni Déu” Joan Puigcercós
  • “El PSOE es el primo de Zumosol del PSC, ‘tot i que’ el zumo está caducado” Artur Mas

¿Qué otras frases recordaréis de la campaña?

Geolocalicemos el voto: #jovoto

Os voy a proponer una cosa. Quizás no sirva de mucho, pero quién sabe, podemos empezar a hacerlo y a lo mejor arrastramos a alguno de nuestros contactos a la urnas. O les recordamos que mañana vamos a elegir a nuestros representantes en el Parlament de Catalunya. ¿Lo hacemos?

La cuestión es usar Foursquare cuando vayamos a votar. En Estados Unidos el propio servicio puso en marcha la iniciativa #ivoted para dar a conocer cuanta gente votaba y hacía check-in al llegar al lugar de votación. Te propongo que hagamos lo mismo. De hecho, que hagamos dos cosas con ello:

1. Dar de alta el colegio electoral.

Puedes configurar hoy mismo o antes de ir a votar el venue en Foursquare del colegio electoral. Entra con tu cuenta, búscalo y si no existe, a dalo de alta. Es muy sencillo:

  • Incluye todos los datos: dirección, etc.
  • Pon “Col·legi electoral” antes del nombre oficial del colegio. Yo lo he hecho así: “Col·legi Electoral CEIP Font Rosella”
  • Selecciona “Voting Booth” en el apartado de categoría del espacio. Antes deberás seleccionar la categoróa “other”

2. Haz check-in

Cuando llegues mañana al colegio electoral, puedes hacer check-in y al hacerlo, incluir el hashtag #jovoto en el apartado de comentarios. Compártelo con tus contactos en redes sociales. Que tus contactos sepan que has votado y has ejercido tu derecho al voto. Puedes aprovechar para movilizarlos.

¿Me ayudas? ¡Vamos a geolocalizar nuestro voto!

Foto de jimmothy05 en Flickr

6 ideas para la jornada de reflexión

La jornada de reflexión de las elecciones catalanas de 2006 fue atípica. El hecho que cayera en día laboral –martes, 31 de octubre-, le dio un carácter muy distinto. Hasta la tradicional foto de los canidatos en La Vanguardia fue diferente,  pudimos ver a los candidatos de los cinco partidos con representación parlamentaria –Artur Mas, José Montilla, Josep-Lluis Carod-Rovira, Josep Piqué y Joan Saura- posando juntos en las obras del tren de alta velocidad.

Los cinco, subidos a una viga, posaban sonrientes y confiados. Incluso relajados. Emulando a la famosa foto de los obreros comiendo en la construcción del Empire State Building en Nueva York, los hombres –ninguna mujer entonces- llamados a definir el futuro de Catalunya miraban a los objetivos con las piernas colgando.

Esa jornada de reflexión fue atípica y dio un contenido informativo común. Pero… ¿qué hacen nuestros políticos cuando el espectáculo de la campaña termina? La respuesta más común: descansar. Relajarse con sus familias y disfrutar de un día sin prisas, flashes y declaraciones. ¿Hacen bien? ¿Deberían hacer algo más?

Existen múltiples formas de comunicar atributos del candidato sin hacer un acto de campaña. Sin violar la ley, la jornada de reflexión puede ser un momento comunicativo relevante. Otra cosa es que la pesada losa de la tradición nos impida arrastrar al candidato del comedor de casa y las zapatillas a una acción que comunique qué tipo de presidente quiere ser.

Sarkozy no dudó en hacerlo el mismo día de las elecciones. ¿Qué mejor presidente podía tener Francia que un hombre a caballo? Eso debieron pensar sus asesores, que no dudaron en aprovechar el descanso del futuro presidente en la campiña francesa para conseguir una photo-op del candidato montado a caballo. De golpe, el candidato a presidente se atribuía toda la imagen de poder, de dirección y liderazgo que se le puede pedir a un presidente de la República. Reclamando la tradición centenaria de monarcas, dictadores y generales en posición de gesta, Sarkozy quiso despertar en los franceses la imagen de Napoleón.

En un contexto muy diferente, Barack Obama pasó las horas previas a su toma de posesión ayudando a una organización benéfica. Se acercó a unas viviendas en construcción y no dudó en coger el rodillo para pintar las paredes. Esa sola acción envolvía su propio mensaje de ayuda, cooperación y desarrollo. La idea de inclusión de otros temas en su agenda política.

¿Y hoy? ¿Qué cosas podrían hacer hoy los candidatos de los partidos con representación parlamentaria? A esta pregunta di respuesta en la II Maratón de Comunicación y os recuerdo a continuación mis seis ideas para los candidatos.

La bicicletada de Artur Mas

Artur Mas podría haber aprovechado esta jornada electoral para hacer deporte. Él y José Montilla son los candidatos con mayor edad, y aunque la experiencia es un grado incalculable, nos gusta ver en nuestros líderes vitalidad. Mas podría coger la bici en algún pueblo del corazón de Catalunya, en Osona, el Bages o el Ripollès. Rodeado de verde y acompañado. Reforzar dos de sus flancos: la percepción que él y CiU no se preocupan por el medio ambiente y esa idea de líder solitario, sin equipo. Algo falso que podría visualizarse practicando un deporte que tanto necesita de un equipo como el ciclismo.

La visita social de José Montilla

Mucho se ha hablado del colegio de los hijos de Montilla, un centro privado y alemán. ¿Y si José Montilla dejara el despacho por un día y diera una valiosa lección a sus hijos? El president podría visitar a título personal y sin cámaras una organización con vocación y acción social y enseñar a sus hijos la importancia de la cooperación, el desarrollo y la ayuda a quienes peor lo pasan. Conocer de esa faceta del president reforzaría su flanco izquierdo y humanizaría la imagen fría del candidato.

Las galletas de Joan Puigcercós

El candidato de ERC tiene una imagen muy tosca. Dura. Violenta. Ya sea por su expresión facial, la dureza de su barba o la imagen que ha construido (o destruido) Polònia, no es percibido por sus bondades. Las declaraciones sobre los impuestos en Andalucía no le han ayudado mucho. Sin embargo, Puigcercós es un gran padre de familia. ¿Por qué no aprovechar esa realidad? Quizás Puigcercós podría pasar el día en su tierra natal, Ripoll, y acercarse a un pueblo cercano como Camprodon. Este maravilloso pueblo catalán tiene, además de un fantástico centro histórico, a una empresa extraordinaria. Las galletas Birba, artesanas y deliciosas, se fabrican en el pueblo. ¿Y si Puigcercós visitara un centro económico para el pueblo como ese, a título personal, y dejara a sus hijos jugar a hacer galletas? Una foto de ese momento comunicaría mucho de Joan Puigcercós.

El Facebook de Alicia Sánchez-Camacho

La candidata del PPC actualiza personalmente su Facebook. Cuenta cosas personales, se relaciona con su electorado. Para vencer la imagen negativa que su lucha contra a inmigración ha generado, podría hacer de la red el espacio para parecer más humana. Sánchez-Camacho podría pasar este sábado en el Raval. Comprar en la Boqueria algo para cenar, entrar por la calle Església y tomar algo en alguna terraza. Compartir charla con los dueños de los negocios y terminar yendo hacia el mar por la Rambla del Raval.

El paseo hasta el Fòrum de Joan Herrera

Joan Herrera, el candidato de ICV-EUiA, podría pasar parte de este sábado paseando en bicicleta por el litoral de Barcelona, siempre y cuando el tiempo lo permita. Podría hacerlo con Lluc, si hijo. De este modo podría simbolizar en el más pequeño de los Herrera el futuro y los motivos por los que el candidato ecosocialista se presenta a las elecciones. La foto perfecta la tendría descansando un poco bajo las placas solares del Fòrum y mientras le enseña a Lluc para qué sirve esa gran estructura.

Albert Rivera se va al cine

Tras hablar sobre lengua, lengua y más lengua a lo largo de la campaña, Albert Rivera podría ir al cine este sábado con su pareja. Un buen momento para descansar. Lo importante en este caso es la elección de la cinta… y el idioma. Rivera podría hacer de eso un mensaje. La elección no es fácil ya que aunque él reniegue de la ley del cine aprobada por el Parlament de Catalunya, lo tendría bastante difícil para ver cine en catalán. Como la mayoría de películas comerciales no está doblada a esta lengua, Rivera debería ir a ver una que lleva ya varias semanas en cartelera: Herois. Una bonita historia cuyo título ya es de por sí un mensaje. En catalán, claro.

Mas, Puigcercós y Rivera piden el voto en 140 caracteres

Cuando quedan pocas, muy pocas, horas para el final de la campaña electoral, recojo los tweets finales de campaña de los candidatos. Artur Mas, Joan Puigcercós y Albert Rivera nos piden el voto.

Artur Mas (CiU)

Catalunya debe cambiar. Trabajaré cada día con rigor, ilusión, entusiasmo y humildad para levantar el país y conseguir una Catalunya mejor

Joan Puigcercós (ERC)

2 razones: después del TC y el 10J hay que avanzar nacionalmente con un referéndum de independencia y porque no hay que retroceder en políticas sociales

Albert Rivera (Ciutadans)

Si quieres, libertad, convivencia y q la politica este al servicio de los ciudadanos, REBELATE, Vota Ciutadans (C’s)

Como en el caso de las entrevistas de campaña, todos los partidos con representación parlamentaria fueron invitados a participar. Recogemos en este post los recibidos. Aprovecho este post para agradecer la paciencia y la colaboración de los equipos de los candidatos.

Microentrevistas de campaña: Artur Mas

“Soy más partidario de la seducción que de la imposición”

Artur Mas es el candidato de Convergència i Unió a presidir la Generalitat. Lo es por tercera vez consecutiva. No lo consiguió en 2003 ni en 2006, pese a haber ganado en esas dos ocasiones las elecciones. Las elecciones del próximo domingo son su auténtica prueba de fuego. ¿Lo conseguirá a la tercera?

Esta parece ser la definitiva. Las encuestas auguran un buen resultado a la coalición que preside y, ya sea en solitario o con algunos apoyos puntuales, parece tener asegurada la gobernabilidad del país. No hay mejor veredicto que las urnas, como es evidente, pero la espiral del cambio parece imparable.

En el aire quedan los efectos de la abstención en las aspiraciones presidenciales de Artur Mas. El resultado final. El reparto de los escaños. La efectiva movilización de todos los que, en las horas finales de la campaña, afirman que votarán por él y por Convergència i Unió.

Los retos que le aguardan a Mas si llega a ser Molt Honorable –y a juzgar por las encuestas y por su actuación en el debate a seis parece estar muy cerca de conseguirlo- son muchos y difíciles. Por ello, el candidato responde en escrupulosos 140 caracteres al cuestionario remitido a los seis candidatos de los partidos con representación parlamentaria.

Si Artur Mas llega a presidente…

¿Cuál será la primera medida que pondrá en marcha para acabar con la crisis?

Hacer una administración más austera y aliada de nuestro tejido productivo para que se pueda crear empleo, que es la primera de las políticas sociales.

¿Qué solución propone para acabar con el paro?

Ayudar a nuestras empresas y emprendedores, no poner trabas a su crecimiento, reducir costes contratación, mercado laboral propio, reforma SOC.

Se multará a las personas que no rotulan sus negocios en catalán?

Todas las leyes tienen su régimen sancionador, pero yo soy más partidario de la seducción que de la imposición.

¿…Independencia?

Proponemos el derecho a decidir de los catalanes, sin más límite el de nuestra cohesión como pueblo. Ahora creemos que es el momento de un nuevo pacto fiscal que es el que genera más consenso social y político.

Utilizará internet para comunicarse directamente con los ciudadanos durante su mandato?

Sí, ya hace tiempo que se ha demostrado que es una herramienta muy útil, no sólo para hacer llegar nuestro mensaje, sino también para escuchar lo que nos dice la gente.

Microentrevistas de campaña: Joan Puigcercós

No eliminaremos el Impuesto de Sucesiones para las rentas más altas como plantean CiU y PP

Las encuestas vienen alertando desde hace meses del castigo electoral que los votantes de ERC podrían infligir al partido de Macià y Companys. Esquerra plantea estas elecciones como un momento vital en el que pueda seguir siendo una fuerza decisiva en la política catalana. La cuestión no es menor: el PPC podría volver a ser la tercera fuerza con más escaños y arrebatarle a Esquerra ser bisagra en la próxima legislatura.

Quizás por lo importante del momento, el partido que lidera Joan Puigcercós ha optado por despertar a sus bases con una campaña centrada en historias personales, en la gente valiente. Dar relevancia a la gente. Mucho tiene que ver con esa necesidad de no esconder el voto o las simpatías hacia ERC, especialmente cuando en el ámbito independentista han aparecido nuevas ofertas electorales como Solidaritat Catalana, con Joan Laporta al frente, y Reagrupament, con un ex consejero de Esquerra como líder, Joan Carretero. Y es especialmente importante porque reclama la valentía de la gente de Esquerra ante la tentación de optar por las otras ofertas.

Puigcercós tiene el reto de amortiguar la caída y jugar en una campaña bipartidista. Así, consiguió su hueco con unas polémicas declaraciones sobre las inspecciones fiscales, que en Catalunya eran, según él, muy superiores al resto de España. Y ahí soltó su famosa frase que en Andalucía no pagaba impuestos ni Dios. Le siguió una actuación positiva en el debate a seis que ya casi nadie recuerda y retó a Mas a un compromiso preelectoral.

Pero… ¿qué piensa Puigcercós de otros temas? Le preguntamos. ¿Si fuera presidente…?

¿Cuál será la primera medida que pondrá en marcha para acabar con la crisis?

No tengo un remedio milagroso contra la crisis, y soy consciente de las limitaciones de la Generalitat. Ahora bien, debemos saber exprimir los recursos de los que disponemos. Tenemos la necesidad de fortalecer el tejido productivo de este país que es una de sus fortalezas, de incentivar a los emprendedores, de seguir potenciando la investigación y la innovación, de incentivar el crédito a la pequeña y mediana empresa … y puedo decir que no haría: eliminar el Impuesto de Sucesiones para las rentas más altas como plantean CiU y PP.

¿Qué solución propone para acabar con el paro?

Las grandes decisiones en política económica se toman en España. Y allí no tienen la clave para acabar con el paro. En este caso, necesitamos mejorar e incentivar la formación, mejorar los programas de inserción laboral y crear mejores condiciones para la proliferación de empresas en nuestro país haciendo más atractiva la apertura de sedes de otras empresas en Catalunya. Esto pide una política fiscal propia, más y mejores recursos que pasa por gestionar y administrar desde Cataluña todos los tributos que se generan.

¿Se multará a las personas que no rotulan sus negocios en catalán?

La gente tiene derecho a poder ser atendida e informada en catalán en Catalunya. Y por eso se deben hacer leyes y todas las leyes, todas, prevén una sanción ante su incumplimiento. Por otra parte, hay cientos de disposiciones que multan por no rotular en español, ¡cientos!

¿… Independencia?

Sin duda, si disponemos de una mayoría en el parlamento sería el paso natural y necesario y, posteriormente, ratificarlo en un referéndum.

¿Utilizará internet para comunicarse directamente con los ciudadanos durante su mandato?

Ya lo estoy haciendo. Pero tampoco quisiera engañar a nadie. Tengo unas limitaciones para responder y hablar con los ciudadanos, a todos individualmente no puedo llegar. Pero hasta allí donde soy capaz lo hago.

El penalti más largo del mundo

Esto del cara a cara me ha recordado a la película “El penalti más largo del mundo”. Esa en la que Fernando Tejero acaba siendo el portero que debe parar un penalti de un partido determinante que acaba suspendiéndose. Al cabo de unos días el partido se celebra y entre un partido y otro se arma la de Dios es Cristo. Lo del cara a cara entre Mas y Montilla, algo parecido.

No hubo debate. Dicen los otros partidos del arco parlamentario que dicho debate atentaba contra la pluralidad. Dice la Junta que esos debates deben solicitarse con cinco días de antelación. Dice Montilla que él lleva pidiéndolos toda la campaña. Y dice el Grupo Godó que ellos ofrecían sus cadenas. Incluso la consellera Geli proponía hacerlo en Andorra. Sí, ese oasis electoral que es algo así como las aguas internacionales de la política catalana. Solo falta que los directores de pistas de esquí casen pactos post-electorales.

Esperpéntica espera. Terrible show. Dos días de campaña perdidos, dicen algunos. ¿Perdidos? ¿Sí? ¿Seguro? Dos días muy bien aprovechados por el PSC y CiU. Dos días de protagonismo absoluto de los grandes. Al final va a resultar que haber dicho sí al debate y organizarlo como Dios manda hubiese sido lo mejor para los pequeños. Se han quedado con menos aire que si se hubiese celebrado. Porque a estas alturas… ¿quién recuerda las buenas actuaciones de los terceros en discordia?

Estas horas pasaran a la historia como el ejemplo paradigmático que los debates son, sobretodo, el antes y el después. La teoría y la práctica del después, de los spin doctors “contaminando” la opinión pública, del poder del que ganó… la conocemos de sobra. La del antes es más rara. Y este caso, un rara avis. Un debate que no se celebró que tendrá tanto protagonismo (o incluso más) que los matamoros del siglo XXI y las voces contra los olvidadizos en eso de pagar impuestos.

De este penalti más largo del mundo, en versión catalana y con votos de por medio, me quedo con la llamada que tuve hace un rato con mi madre. Debate en el aire, menos de una hora y media para su virtual celebración. “¿De qué debate me hablas?”. Ahí tienen la clave. Mucho ruido y pocas nueces. Atentos a la abstención del domingo.

¿Cómo ganar el cara a cara?

Si la Junta Electoral Central no dice lo contrario, esta noche Catalunya presenciará el primer cara a cara entre los líderes de los dos partidos mayoritarios. Nunca se ha celebrado un debate similar desde que en 1980 se celebraran las primeras elecciones autonómicas. Si el debate tiene lugar, estaremos ante un hecho histórico.

¿Por qué hemos llegado a este punto? Como en 1993, cuando se dio el primer cara a cara entre Felipe González y José María Aznar, se dan las circunstancias para que los dos líderes se enfrenten en un debate a dos:

  • Llegamos al cara a cara porque Montilla lo quiere. No es habitual que quien ostenta el cargo ceda a debatir con quién lo quiere, pero la situación del PSC en las encuestas hace que Montilla solo pueda ganar en este debate.
  • Artur Mas es un buen orador. Aunque tiene más a perder que Montilla, tiene la seguridad que puede salir airosa de un cuerpo a cuerpo.
  • La más elemental: los dos quieren. Las negociaciones se rompieron ante la formula que proponía el PSC, pero Montilla puso a Mas en la tesitura de aceptar el cara a cara… pero si debaten es porque quieren hacerlo.

Ante el debate, son múltiples los aspectos que deben cuidar. Sin duda, el hecho de repetir ante las cámaras en 48 horas permitirá que ambos líderes tengan aún en la memoria los consejos de sus asesores para hacer un buen cara a cara. Pero por si les falla en el último momento, proponemos tres consejos para cada uno de los candidatos.

Tres consejos para Artur Mas:

  1. Cuidar el lenguaje no verbal: en el debate a seis fue más fácil ceder protagonismo a otros, pero en un cara a cara las cámaras captarán todos los detalles. Mas debe procurar no aparecer altivo, ni sobrado ni confiado.
  2. Ser más directo en las respuestas: Mas es un buen orador pero cuando le hacen una pregunta complicada da vueltas para argumentarlo. Lo vimos en la comida con bloggers. Pero en televisión las frases cortas y memorables valen su precio en oro. Debería ir por ese camino.
  3. Mostrar interés en todo momento: Mas no debe dejar que un detalle sea usado para mostrar una imagen de él como una persona despreocupada o irrespetuosa con el president. Debe luchar por ser cazado distraído.

El president Montilla, en cambio, debería atender a estos tres consejos:

  1. Más sonrisas: Montilla debería hacer un esfuerzo por comunicar con su cuerpo. Debe poner todo su ahínco en acompañar su mensaje con un lenguaje no verbal adecuado.
  2. Sorprender: las expectativas sobre su capacidad para ganar el cara a cara son bajas. Por ello, tiene campo para poder crecer y sorprender al votante. Mucho tiene que ver la gestión de las expectativas en estas horas previas.
  3. Dejar de lado las notas y ser más natural: Montilla gana mucho al natural. Cuando no tiene una cámara enfrente, se suelta y dice las cosas como las piensa. Si esta noche dejará las notas a un lado y se comunicara directamente con el espectador, tendría mucho ganado. Tras semanas de campaña, los mensajes están más que interiorizados. No le sería demasiado difícil.

Estos son los consejos para los candidatos. Aunque, si me lo permiten, añadiría uno para los dos: ir al debate con corbatas mejores a las que llevaron en el anterior debate. Puede parecer una frivolidad, pero el modo de vestir comunica mucho de nosotros. Ni la corbata de un rojo extraño del president ni el mantel de picnic de Mas estuvieron a la altura de lo que querían expresar. Y si este consejo no lo toman los candidatos, que algún miembro del equipo se plantee hacer lo que hizo la Abigail Bartlet…

Foto de Andreu Dalmau (EFE)