Las elecciones catalanas en 5 enlaces (31 de octubre)

Hay una campaña paralela en términos de audiencia… en La Noria. El president Montilla fue entrevistado por Jordi González el pasado sábado y, al parecer, superó en audiencia a la visita del líder de la oposición, Artur Mas.

Si la batalla por audiencias parece que la ganó Montilla, Mas es el candidato que más espacios está abarcando en las revistas que no son espacios tradicionalmente políticos. Tras su aparición en Vanity Fair, el candidato de CiU concede una entrevista con un marcado tono personal en Lecturas.

En una campaña es difícil sorprender. Especialmente cuando nos encontramos con formatos encorsetados o demasiado clásicos. Por eso, la medicina que propone Reagrupament.cat con su líder al frente, Carretero, ha conseguido su hueco en los medios. Y es que al president Montilla le regalaron una caja de “Carreterina” en Sant Just d’Esvern.

Sin muchos aspavientos pero de forma eficaz, Esquerra va haciendo pasos en su campaña. El acto del pasado domingo en el Teatre Grec de Barcelona tuvo un formato diferente a lo habitual y su web de campaña parece ser una solvente herramienta online.

Si alguien tenía duda de la influencia de la coincidencia de las elecciones con el partido más esperado del año, el Barça-Madrid, las fotos de campaña de los populares catalanes son la muestra de que en estos comicios va a haber mucho partido… y muchos goles.

It gets better

Este tema no saldrá nunca en los medios cuando se hable de redes sociales. En la próxima tertulia en radio o televisión, cuando el sabelotodo de turno ataque a las redes sociales e internet con esa monserga de la seguridad, de la suplantación de identidad… incluso con aquello de la responsabilidad de Facebook, Tuenti o chats en los crímenes más variopintos; nadie saldrá con esto. Y es que la campaña “It gets better” para apoyar a los adolescentes homosexuales que sufren un brutal acoso en Estados Unidos es la muestra que las redes ayudan. Crean y no destruyen.

Me gusta mucho esta iniciativa que tiene en Youtube su espacio de referencia. No es para menos: la plataforma supone el 10% del tráfico de Internet a escala mundial y es un entorno especialmente usado por los jóvenes… pero ahí viene lo más importante: algo que se comparte de forma abundante en las redes sociales. El espacio de referencia para este grupo en el que se sitúa el problema.

Los graves casos de abusos a personas por su condición sexual no es un tema menor. Y el mejor modo de combatirlo, es visualizarlo y denunciarlo. Pero para ello, para que eso sea posible y se puedan evitar fatalidades, como los suicidios registrados en Estados Unidos (aunque no es para nada un problema estadounidense, que conste), es necesario crear un espacio en que quién lo sufre, pueda ver que no está solo. Para que luego digan que esto de Internet es frío. Para que digan que aísla.

Crear un entorno de complicidad, de respuesta a las dudas y de confianza. Y por otro, mostrar que esa realidad puede ser superada, que la lucha lleva a una victoria personal y colectiva. Evidenciar que nuestras sociedades no pueden permitirse ni un segundo más ese tipo de discriminación. Para ello, esta experiencia no sólo cuenta con testimonios de gays o lesbianas: también de voces de peso como el presidente Obama, representantes políticos o la ex primera dama, Laura Bush. Testimonios de la gente de Facebook o Google. Experiencias personales.

“It gets better”. Sí, será mejor con la ayuda de esta iniciativa.

¿Funcionará Rubalcaba?

¿Funcionará la nueva máquina de comunicación del Gobierno? Es lo que se pregunta la periodista de La Información Creu Ibáñez en su artículo. Para ello, entrevistó a algunos consultores de comunicación como Antoni Gutiérrez-Rubí, Yuri Morejón, Rafa Rubio y un servidor.

Os dejo a continuación mi aportación. Podéis seguir leyendo el artículo aquí.

“Para Albert Medrán, consultor de comunicación online y política, el problema viene todavía de más lejos. La marcha de Miguel Barroso como secretario de Estado de Comunicación en la mitad de la primera legislatura de Zapatero marcó un antes y un después.

“La situación para la ex vicepresidente María Teresa Fernández de la Vega no era cómoda por todas las contradicciones que existían entre los miembros del Gobierno” y está falta de coordinación se intenta remediar con la presencia de un hombre fuerte dentro del PSOE como es Rubalcaba.

Hasta ahora el Ejecutivo “no ha explicado bien ni sus medidas ni sus decisiones, dejando mucho espacio a los comentarios” y provocando que cunda “la idea de improvisación”, subraya Medrán.”

Foto del Gobierno de Aragón.

Entrevista al President del Parlament

“La gente puede entrar hasta las mismas entrañas del Parlamento”

El 17 de diciembre de 2003 Ernest Benach era proclamado presidente del Parlament de Catalunya. Con 43 años, el reusense se convertía en el 12º presidente del Parlamento y tenía por delante una modernización y apertura de la cámara que poco podía imaginar el mismo día que se convertía en la segunda autoridad del país. El pasado 28 de septiembre hablamos de esto y más en su despacho.

Un presidente joven que quizá choca con el carácter de presidentes que le han precedido. No fue un cargo en retirada, y eso se nota. Aunque puntualiza mucho que a muchos parlamentos europeos su caso es el habitual y habla de los pasos para revitalizar la insitución que hizo el presidente Joan Rigol.

Antes de comenzar la entrevista, cuando la cámara aún no graba, el presidente Benach me sorprende con un comentario sobre una nueva aplicación para el iPhone. Él es así: cercano y curioso. A lo largo de su presidencia, todas las veces que hemos coincidido ha sido así. Empezamos la entrevista y hay que hacer balance de estos siete años de mandato.

Un balance en pocas palabras

Benach valora positivamente su presidencia y el trabajo realizado al frente del Parlament en los últimos siete años. Le pido que lo haga en 140 caracteres. “Modernización, apertura, transparencia, internacionalización, y administración más eficaz con el ciudadano.” Sobran 37.

Dos legislaturas son poco. Tres, mucho. Benach comenta que quizá llegar a mandatos de 10 años como máximo sería una medida justa para poder desplegar todas las propuestas. En todo caso, el presidente abandonará, presumiblemente, el cargo en la próxima legislatura. Hasta que esto suceda, seguirá trabajando “la legislatura acaba el día que empieza la siguiente”.

En siete años se han conseguido logros importantes, tanto a nivel político como del propio funcionamiento de la casa. Da un paso atrás y se detiene para pensar en los momento más felices, aquellos de los que guardará recuerdo toda la vida. Y entre ellos, destaca uno: la aprobación del texto del Estatuto del 30 de septiembre de 2005. Los que olvidaría, además de los relacionados con la polémica del coche oficial, la reacción a la entrevista del entonces consejero del gobierno de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira con ETA en Perpiñán.

Política 2.0

Recuerdo perfectamente la primera vez que conocí al presidente del Parlamento. Fue en la entrega de los Premis Blocs Catalunya de 2008, donde recibí el galardón. Intercambiamos algunas palabras con quien, entonces, ya era uno de los políticos más activos en la red del país. Recuerdo que me comentó que era un lector asiduo de este blog donde tantas veces hemos reflexionado sobre la política e internet. Esta entrevista no podía dejar de lado este tema.

¿Cómo llega la apertura de una institución como el Parlamento gracias a la red? Benach comenta que es fruto de un proceso… aunque mucha responsabilidad la tiene su carácter inquieto y cotilla. Las ganas de descubrir cosas nuevas y aplicarlas. Un proceso que ha llevado al Parlament a ser una institución casi en tiempo real: los diferentes espacios de la red sirven para dar toda la información de lo que pasa. Desde las comisiones al bruto de las intervenciones. “La gente puede entrar hasta las mismas entrañas del Parlamento”.

Un proceso que ya está en marcha para cuando llegue el próximo presidente o presidenta del Parlament. En todo caso, Benach nos habla de los retos a los que han tenido que hacer frente en una “administración analógica, 1.0”. Desde el nivel organizativo a las dificultades de hacer ver que la participación era positiva y deseable. “Todavía hay gente que piensa que juegas a marcianitos”, comenta Benach.

Está convencido de que se ha hecho, de la irreversibilidad del cambio y de la transparencia con la que se han hecho las cosas. Aunque en un momento dudó. De lo que no duda es que “Internet cambiará la política, como ha cambiado la sociedad y la vida de las personas”.

No hay duda, el presidente cree en la red como ya mostró en su primer libro sobre el tema “Política 2.0”. Y seguro que lo veremos en los que vendrán…

Candidato 2.0

Benach es el número dos de la lista por Barcelona. Durante unas semanas tendrá que combinar su cargo de presidente del Parlamento con las responsabilidades propias de la campaña. “La campaña es un accidente”, comenta el presidente. En todo caso, no duda en que utilizará las herramientas 2.0 para acercarse a los ciudadanos y estar a su disposición. La música y un diario de campaña serán protagonistas durante este periodo.

En todo caso, aprovecho el momento para saber qué piensa él de la disyuntiva seguidores/votos. O de si lo que importa es crear red, comunidad … o sólo buscar los votos. Se muestra más partidario de la primera opción.

Retos

El final de la entrevista nos deja dos reflexiones importantes que hay que atender. El presidente señala que “o nos adaptamos o aquí pasarán cosas”. O sea, o la política es capaz de adaptarse al cambio que supone la red, o las consecuencias serán importantes. Pero sobre todo, Benach se queda con la ida que este proceso de hacer de internet una herramienta para la política nos dejará “una democracia con mucha más calidad”.

El próximo presidente o presidenta del Parlamento tendrá que hacer frente al perfil que Benach ha conseguido imprimir a la institución. No lo tendrá fácil. Recibirá un parlamento más abierto que nunca, un ejemplo y un orgullo para muchos ciudadanos. Benach hablaba del proceso que nos ha llevado hasta la situación actual. Un proceso que no puede acabar. Un proceso del que es responsable ya quién hay que felicitar. Hablar sobre estos temas al final de la legislatura era necesario y forzoso. Un placer hacerlo con franqueza y transparencia … tal y como se demuestra diariamente en la red.

Edición de vídeo de Pau Martí.

Políticos con iPad

Para bien o para mal, el iPad se ha convertido en un habitual en muchas conversaciones. Ya sea para romper el hielo antes de una reunión o con el café en una comida familiar: defensores y detractores del aparato de Apple salen por doquier. ¿Es para tanto? ¿Vale la pena hacerse con uno? ¿No hace lo mismo que un ordenador?

Seguro que estas preguntas han estado encima de la mesa de muchos políticos. ¿Comprar uno? Y por qué no, habrán pensado. ¿O dará una imagen elitista y pija del político que lo exhiba? Aunque también puede entenderse como un signo de modernidad, a la altura de los tiempos, integrando en el trabajo diario una nueva herramienta de gestión. Políticos como Esperanza Aguirre, David Cameron, Leire Pajín o el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, ya lo han probado. Y les gusta… vaya si les gusta.

David Martos recogió un testimonio único en la última visita de Esperanza Aguirre a los estudios de la Cadena SER. En un vídeo pudimos ver cómo se maneja la presidenta de la Comunidad de Madrid con la tableta de Apple, que ha hecho del iPad una herramienta más de trabajo que incluso ha sacado a relucir en algunas ruedas de prensa.

Pero el uso de los políticos no se queda ahí. Jens Stoltenberg dirigió Noruega desde su tablet durante el cierre del espacio aéreo europeo la primavera pasada por culpa de la erupción del volcán islandés.

Leire Pajín ha visto en el aparato de la factoría Jobs el soporte perfecto para no llevar encima centenares de papeles. Así, leyó su discurso en la toma de posesión como nueva ministra de Sanidad desde su iPad. No sabemos si usó alguna aplicación especial, pero el Twitter del PSOE lo comentó para sus seguidores.

Un gran fan de los productos de Apple es el primer ministro británico, David Cameron. Desde que ha llegado al 10 de Downing Street usa su Macbook Pro, su iMac e incluso ha instalado un reproductor sin cables para su colección de música que almacena en este último ordenador. No debemos olvidar que este fan de los gadgets fue uno de los primeros políticos en abrirse su espacio de videoblog y entender la potencia de las redes para llegar a los votantes.

¿Y Zapatero? ¿Montilla o Mas tienen un iPad en su cartera? Estos dos últimos han entendido el valor de las aplicaciones en dispositivos móviles como los iPad, pero también los iPhone. Así, y como ya vimos en otros posts, tanto el PSC como CiU cuentan con sus aplicaciones de campaña disponibles para cualquier usuario de forma gratuita.

De hecho, algunos estudios ya muestran como el iPad es un formato especialmente bueno para el sector de las aplicaciones. Es más, en el iPad se compran más apps de pago que en el iPhone, lo que está llevando a un desarrollo creciente de nuevas aplicaciones para varias necesidades. También políticas.

Sin ir más lejos, el Partido Demócrata entiende que el sector más joven debe ser clave en las midterm que se celebraran el próximo 2 de noviembre. Bajo la etiqueta de Gen44 –Obama es el 44º presidente de los Estados Unidos- se está intentando movilizar ese voto a través de aplicaciones para iPad y iPhone. ¿Cómo? Promoviendo el registro para el voto a través de estos soportes y aportando información y mensajes.

Y Obama ¿usa el iPad? Parece que el universo geek del presidente termina en la Blackberry por la que tanto luchó al llegar al Despacho Oval. Hace unos meses, en el commencement speech en la universidad de Hampton se mostró algo crítico con estos dispositivos y confesó no saber usarlos:

“You’re coming of age in a 24/7 media environment that bombards us with all kinds of content and exposes us to all kinds of arguments, some of which don’t always rank that high on the truth meter. And with iPods and iPads; and Xboxes and PlayStations – none of which I know how to work – (laughter) – information becomes a distraction, a diversion, a form of entertainment, rather than a tool of empowerment, rather than the means of emancipation. So all of this is not only putting pressure on you; it’s putting new pressure on our country and on our democracy.

Class of 2010, this is a period of breathtaking change, like few others in our history. We can’t stop these changes, but we can channel them, we can shape them, we can adapt to them.”

Aunque por no saber usarlos, demostró cierta pericia cuando un asistente al mitin de Seattle le pidió que le firmara el iPad. Lo hizo con la aplicación Ideas de Adobe y le marcó al presidente dónde debía estampar su foto con el dedo.

Ya sea por imagen, por su usabilidad o sencillamente por el placer de deslizar la yema de los dedos por esos aparatos, lo cierto es que cada vez son más los políticos que se suben al carro del iPad… quizás lo hagan pensado que aquí iPad, y después gloria.

Las elecciones catalanas en 5 enlaces (23 de octubre)

El PSC ha presentado polémicos materiales de campaña esta semana. Del más reciente, hablaremos en el siguiente punto. Pero el que quizás ha sorprendido más es el eslogan elegido por los socialistas catalanes para la precampaña: Artur Mas de lo mismo. Un juego de palabras con el nombre del líder de CiU, en castellano y que sigue con la línea marcada en esta campaña: hacer de la lógica de oposición la línea estratégica. Primero fue “el canvi real”, apostando por robar el concepto de cambio a CiU y ahora, el ataque al líder de la oposición… como si estuviera en el Gobierno.

Las novedades de campaña del PSC no se han quedado sólo en el eslogan. Ayer mismo presentaban el primer vídeo de precampaña. Un clip breve y conciso -48 segundos-, en el que se adapta una escena de la famosa película de los Monty Python “La vida de Brian”. En este caso, “La vida de Monti”. Seguro que conocéis la escena, una hilarante discusión del Frente Popular de Judea. En este caso, la discusión sirve para hacer balance positivo de la presidencia de Montilla. Asombroso parecido del actor con Artur Mas. Pero las novedades en vídeos no terminan ahí. Ciutadans presentó su vídeo de precampaña. Entendemos que es aquel vídeo en que, presuntamente, engañaron a los vecinos para que quitaran las senyeres de los balcones. En todo caso, es un vídeo polémico por el uso de un niño desnudo. Recordamos que Ciutadans llevó a la Federación Catalana de Futbol a los tribunales por el uso de niños en un spot a favor de las selecciones catalanas. El spot de Ciutadans, que según el partido está batiendo récords en Internet, sigue sin entender lo que es el relato y la brevedad en comunicación política. Eso sí, muestra que el desnudo sigue en el adn de la formación.

Artur Mas tiene un aliciente más para ser president de la Generalitat: la visita de Scarlett Johansson. Según cuentan los medios, el pasado miércoles coincidieron el líder de CiU y la actriz en la entrega de los premios Botón Mango. Sentados en la misma mesa, Mas se despidió de ella diciendo que si llega a Governor, espera que la actriz le llame. Mas estuvo hábil sobre la cuestión de su atracción y si su mujer estaba celosa: “¿Mi mujer, celosa? ¡Pero si podría ser mi hija! De hecho, tengo una hija de esa edad”.

Los particulares ya podemos comprar bonos de la Generalitat. Una decisión del gobierno catalán que llega a las puertas de la campaña electoral y que ha generado rifirrafes entre los diferentes partidos políticos. Así que la respuesta a si se harán con bonos para ayudar al país, tiene una marcada clave electoral. La mayoría de líderes políticos catalanes afirman estar demasiado hipotecados como para invertir en bonos. Montilla afirmó que compró los bonos cuando Pujol los emitió, aunque no confirma si lo hará ahora. Sólo Saura se muestra partidario de hacerlo “si puedo”.

La precampaña avanza y con ella, lo freak también. Esta semana hemos conocido la existencia de una web que pide el voto por un hámster, ya que “Un hámster sería capaz de hacerlo igual o mejor que los políticos actuales”. Pero ahí no queda la cosa. La CORI, la Coordinadora Reusenca Independent, ha anunciado su intención de llevar a Carmen de Mairena como número dos en su lista. Sería, en caso de poder formar gobierno, consellera en cap y “consellera de follódromos catalanes”. Apaga y vámonos.

Las claves del nuevo Gobierno de Zapatero

¿Por qué nueve cambios y no uno? ¿Qué ha llevado a Zapatero a abordar una remodelación en profundidad de su Gobierno? ¿Dónde ha quedado su intención, expresada de forma pública, de acometer sólo un cambio? Esas son las cuestiones que planean tras la toma de posesión de Alfredo Pérez-Rubalcaba, Manuel Chaves, Valeriano Gómez, Leire Pajín, Rosa Aguilar, Ramón Jáuregui y Trinidad Jiménez en sus nuevas funciones ministeriales.

Estos cambios deben leerse en una marcada lógica de lucha política: Zapatero no tira la toalla. La debacle electoral de 2012, que parece omnipresente, encuesta tras encuesta; y la profunda crisis económica –y política- que vive España exigen medidas drásticas. Y la remodelación responde a ello.

No pueden esperarse resultados distintas con las mismas herramientas, procedimientos… con la misma gente. Y aunque el equipo económico del presidente no sufre modificación alguna, la parte más política –si cabe- se ve modificada de forma profunda. Pero hay más lecturas y explicaciones a esta crisis de gobierno.

La geometría variable en el Ejecutivo

El presidente Zapatero ha hecho de la geometría variable, su forma de sacar adelante la presente legislatura. Fue investido en segunda vuelta con los votos de su partido, sin pactos estables de legislatura. Un modo de hacer política que ha exigido negociación continua y que, con el pacto alcanzado con los nacionalistas vascos y canarios, ha llegado a su fin.

En el Ejecutivo, en cambio, se impone un modelo de geometría variable en su formación. Zapatero acontenta a varias familias socialistas con la elección de sus ministros, desde los felipistas a los zapateristas; pasando por el guiño al mundo sindical y el intento de cerrar el flanco verde con la designación de Aguilar. La formación del nuevo Gobierno responde a ese intento de abortar cualquier revuelta interna en el tramo final de la legislatura. No han faltado amagos en las últimas semanas.

Todopoderoso Rubalcaba

Ha sido uno de los ministros mejor valorados desde su nombramiento. Así lo han mostrados las encuestas. También lo era De la Vega. Por ello, un peso pesado como la primera vicepresidenta de la historia de España, sólo podía ser substituida por otra pieza clave, de calado.

Rubalcaba es el ministro que acumula más poder en democracia y debemos entender ese movimiento como una señal claro de fortalecimiento del núcleo del presidente. Lo que queda de legislatura va a ser una carrera de obstáculos y el presidente necesita al mejor corredor. Rubalcaba lo es. Estabilidad, peso, entidad, dinamismo y acción; es lo que debe ayudar a construir Rubalcaba en este tramo final.

Un movimiento en clave de comunicación

“Lo habéis hecho bien, pero no lo habéis explicado bien”, así se expresaba Felipe González en el mitin de cierre de campaña del PSC el 6 de marzo de 2008. Lo hizo ante Zapatero y ante Chacón. Y expresaba algo que se sentía ya durante la campaña por la reelección: con la salida de Barroso del equipo de comunicación, el Gobierno se había visto en dificultades para hacer llegar su mensaje.

La vicepresidenta De la Vega ha sido una excelente portavoz del Gobierno a lo largo de los últimos seis años. Mucho le debe Zapatero y su presidencia a su labor. Pero el problema ha persistido hasta hoy día. Incluso se ha agravado.

La crisis dio más protagonismo a lo económico, con lo que De la Vega ha ido perdiendo capacidad de acción a lo largo de los últimos meses. De hecho, en más de una ocasión las tensiones con otros ministros han llevado a la voz más creíble del Gobierno a verse cuestionada. Por ello, un relevo en la voz del Ejecutivo se planteaba necesaria en esa lógica de preparación del asalto de 2012.

Rubalcaba, que ya fue portavoz de un gobierno con Felipe González, es uno de los comunicadores políticos más eficientes. Que la voz del Gobierno esté en su tejado es una buena noticia para Zapatero.

La reforma deseada

Zapatero pudo sacarse ayer la espina que tenía clavada desde la anterior crisis de Gobierno, en abril de 2009. En esa ocasión, la pésima coordinación y el papel de la prensa le aguaron su momento estelar con Obama y evitaron aprovechar todo el impulso y la corriente positiva que una crisis de Gobierno puede tener. En aquella ocasión, todo sonó a precipitado. En esta, hasta la oposición ha comentado las virtudes.

El presidente mintió al referirse que sólo haría un cambio. Por ello, sorprendió a todos con la profunda remodelación. Las filtraciones aparecieron sólo pocas horas antes del anuncio oficial, dominando así la agenda política y dejando en un segundo plano el apoyo de los nacionalistas a sus presupuestos.

En clave sucesoria

La reforma del Gobierno tiene una clara clave sucesoria, ya sea en la óptica de que Zapatero sea su propio sucesor o la de contar con Rubalcaba para ello. Aunque tampoco debe menospreciarse el papel de Carme Chacón en todo el entuerto: alejada del núcleo que puede sufrir más desgaste, la ministra de Defensa sigue estando en su sitio y puede estar esperando su turno. Tanto si es el propio Zapatero, Rubalcaba, Chacón o cualquier otro candidato, se encontrarán con un Gobierno más completo que el anterior. Si saben aprovechar el impulso, claro.

A los políticos les pasará lo mismo

Cuentan que Robert Fulton, el inventor del barco de vapor, se paseó por las cortes de media Europa intentando captar la atención de emperadores y monarcas. Creía que su invento cambiaría el modo de navegar y que los dirigentes de la potencias de la época verían en esos nuevos barcos, el mejor modo de conquistar mares y mercados.

El estadounidense terminó en la Francia de Napoleón. El imperio bullía tanto como sus ganas por ver al emperador apoyando su empresa. Consiguió que alguien le hablara a Napoleón de su invento… pero no cayó en gracia. “Europa está llena de charlatanes” que sólo ofrecían, según el emperador, inventos que sólo estaban en la imaginación de esos vendedores de humo. Nunca mejor dicho.

Napoleón pasó de Fulton cuando éste le presentó su proyecto e intentó que el gobierno francés le comprara la idea de desarrollar un submarino. Le rechazaron dos veces. Napoleón le dio la espalda, no estaba para ese tipo de visionarios… su día a día era mucho más importante.

El día que Napoleón se dirigía a la isla de Santa Helena, dónde fue desterrado, observó desde la embarcación que le llevaba uno de esos barcos de vapor que, sin duda, no tenían futuro alguno. El emperador depuesto, cautivo y deshonrado, veía surcando el mar aquello que estaba en la mente de lunáticos.

Ese barco es hoy Internet. A muchos políticos les pasará lo mismo.

El Estado de los catalanes

“¿Dónde estás España, dónde que no te veo?”, se preguntaba Joan Maragall, el poeta, en un lejano 1898. Esta semana, el sucesor en la presidencia de la Generalitat de Catalunya del nieto del poeta, visitó Madrid para dirigirse a una nutrida audiencia de periodistas, opinadores y empresarios de la capital. Con la “austeridad en el uso de la palabra que le caracteriza” como dijo Felipe González en su presentación.

El Fórum Europa fue testigo del discurso que será el dominante en la campaña electoral en ciernes: economía y nación. Crisis y la relación de Catalunya y España. Montilla descubrió las cartas con las que juega desde hace meses y mostró en la otra orilla qué plantea él.

“Los catalanes ya tenemos un Estado”. No se salió del guión. El PSC parece dispuesto a ocupar ese espacio de gente que sintiéndose catalana y española, en proporciones iguales o distintas, no ve en la soberanía la solución a los males del país. Un Estado que, en palabras del presidente, debe seguir reconociendo su pluralidad, algo que ya en 1898 constataba difícil el poeta Maragall al hablar en catalán a una España que no estaba acostumbrada a que lo hicieran en esa lengua.

Montilla tejió su discurso en base a ese concepto, a la necesidad de acoger en su propuesta a esa mayoría de ciudadanos que no son “ni separadores ni separatistas”. Apostó por el diálogo entre las orillas, a reconstruir puentes y construir nuevos en una senda común.

Pero para mi, fue esa frase del estado de los catalanes la que es la base del discurso y del mensaje de los socialistas catalanes en estas elecciones. Una rotunda afirmación acompañada de dos mensajes secundarios: el federalismo del Estado por el que abogan y la crítica a quienes estaban -o están. O no, o no se sabe- en ese grupo, los nacionalistas de CiU. Respecto a ellos, comentó que están en misa y repicando en lo que se refiere a la cuestión nacional.

Y de ahí, a la economía. El president hizo algunas propuestas y sacó pecho de algunos datos. Aunque los más gordos son una pesada losa que no debe ser reivindicada en exceso. Eso será tarea de la oposición. También habló del concierto “que no tiene cabida en la Constitución y en el Estatut” y quiso dar seguridad a quiénes decidan invertir en los bonos de la Generalitat.

¿Será finalmente la cuestión nacional o no será? ¿Será la principal de estas elecciones? Si atendemos a la proporción del discurso de Montilla en Madrid, lo será. Si observamos la polémicas entre partidos, lo será. Ahora bien, ¿será lo que quieran oír los catalanes?

Bicicleta, cuchara, manzana

Pasqual Maragall es un valiente. Es una de esas personas valientes, que no tienen miedo y piensan en grande. Con retos que pueden parecer inalcanzables, como lo fueron en su día pensar en una Barcelona que fuera modelo del mundo tras los Juegos Olímpicos o poder ver en Catalunya un nuevo Estatut. Por ello, cuando anunció que sufría de Alzheimer –esta semana hará tres años de ello-, planteó un nuevo reto: hacer lo posible para acabar con la enfermedad.

Pero Pasqual Maragall es un valiente, no sólo por fijar ese horizonte sino por dar pasos para conseguirlo. Tras estos tres años, su fundación está en marcha y trabaja cada día para conseguir su objetivo. Pero también tras tres años, podemos ser testigos, desde la butaca de un cine, de los avances en esa lucha. Y, muy a nuestro pesar, de los avances de la enfermedad que el president sufre.

“Quiero ayudar a derrotar esta enfermedad. Personal y colectivamente. En ningún sitio está escrito que sea invencible.”

El documental “Bicicleta, manzana, cuchara”, de Carles Bosch es un relato duro. Entrar en el universo de Maragall hiela el alma del espectador. Pero a la vez sabe dar con un hilo de esperanza al futuro, a lo que se puede conseguir. Aunque sea difícil, utópico.

Bosch no cae en el sensacionalismo. Ni en lo escabroso. Quizás por ello, lo arriesgado de un documental sobre alguien como Maragall es no caer en lo burdo ni en el recurso de la lágrima fácil. Lo conseguido es lo contrario.