¿En qué momento se jodió nuestro Perú?

Mi amigo Pau Canaleta suele usar una de las frases más famosas de la política peruana para referirse a ese momento en que una situación parece haber perdido el norte. “¿En qué momento se jodió el Perú?” es la frase que Mario Vargas Llosa puso en boca de los personajes de Conversación en la Catedral y que podría aplicar perfectamente para la situación política en España.

¿En qué momento se jodió nuestro Perú? ¿Cuándo se hizo de la insubordinación la manera de hacer y comunicar la política en este país? Esa parece ser la pregunta que deberíamos hacernos a estas alturas a cuenta de la oposición que ejerce el Partido Popular, instalada en la inaplicación constante de varias leyes. Pero quizás antes deberíamos cuestionarnos en qué momento dejamos de creer que cumplir las reglas del juego era importante.

Desconozco cuál fue ese momento. Sólo sé que salió rentable. Al menos políticamente. Quizás la bronca en la que estamos instalados, la polarización de la política y la dificultad de tender puentes, pero sobretodo de entender que en democracia la mayoría gana; nos han llevado a caer en la tentación de creer que conductas antidemocráticas se pueden aceptar si se hace daño al adversario.

Los estrategas del Partido Popular podrán creer que instalarse en el torpedeo casi automático a todo lo que aprueban las Cortes –donde no tienen mayoría-, es la mejor manera de llevar a Rajoy a Moncloa. Las encuestas, más por otras cosas que por esta, les dan la razón. Pero llegarán habiendo jodido el Perú. Nuestro Perú.

Y este Perú nuestro particular lo jodimos cuando ante la insubordinación, no apareció una desaprobación mayoritaria. Cuando la gente decidió no censurar algo que no puede permitirse en democracia: pasar de las reglas del juego.

Los presidentes autonómicos insumisos, ya sea con la interrupción voluntaria del embarazo, los ordenadores en las aulas u otros ejemplos, hacen un flaco favor a la democracia mientras apuntalan sus liderazgos. Como estrategia de comunicación no tiene parangón: nuestro Perú está tan jodido que sólo vemos fortaleza donde en realidad está la cobardía de no aceptar la regla de la mayoría.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

9 thoughts on “¿En qué momento se jodió nuestro Perú?”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. No estoy para nada de acuerdo con la táctica del PP de ignorar las leyes (aunque es algo que han hecho todos los partidos, también el PSOE cuando gobernaba el PP), pero me parece curioso que llames al cumplimiento de la legalidad ahora, pero cuando se trata de acatar una sentencia del Constitucional (que vela por el cumplimiento de la norma de más alto rango) pones el grito en el cielo. No es por dar guerra, pero creo que hay cierta incoherencia en ello.
    ¡Un saludo!

  3. Entiendo tu comentario pero ojo: yo no he hablado de no acatar la sentencia. En el post del otro día en ningún momento decía eso. Otra cosa es que no esté para nada de acuerdo en esa sentencia, que crea que no debería haberse producido o cualquier otro tema o valoración. Otra cosa es que crea que deba manifestarme por lo que considero un asunto grave en un choque de legitimidades. Otra cosa es que crea que el TC ha hecho una acción chapucera. Pero a mi no creo que me hayas leído que no se deba acatar la sentencia. Sólo por matizar la falta de coherencia de la que me acusas, que sabía que alguien la plantearía ;)

    Gracias por pasarte de nuevo por aquí Javier.

  4. Profundizando en el tema de la incoherencia. Por lo que entiendo, deberíais alegraros, este es el sistema que queréis instalar, un nivel de autogobierno tal que pueda permitir este tipo de “insumisión” de manera habitual y normal, por ejemplo con un estado residual no habría manera de imponer determinadas cuestiones sanitarias (aborto, prestación sanitaria universal y gratuita), distinto tratamiento fiscal (IVA).

    ¿No es lo que está haciendo el PP lo que vosotros proponéis? ¿No son soberanos los ciudadanos de Madrid o Murcia para decidir si quieren que se pueda abortar o subir el IVA?

    Esta incoherencia no es patrimonio del PP, quien abrió esta lata, tristemente, fue el PSOE.

  5. Gracias por el comentario Pedro. Pero permíteme que te haga algunas preguntas: ¿Las reglas del juego las tenemos ahora o las tendremos en un futuro? ¿Qué dicen las leyes ahora? Lo que dicen. ¿Y que dicen las leyes sobre la aplicación de la ley sobre la IVE? ¿Que es de obligado cumplimento? ¿Sí? Alegrarme, no me alegro. Las reglas son las que son ahora. Que en Madrid no exista el impuesto de sucesiones y en Catalunya sí no es una insubmisión de unos ni de otros. Que las Cortes aprueben una reforma de la IVE y Murcia se niegue a aplicarlo sí es una insubmisión. Lo mires como lo mires.

    Por cierto Pedro, veo que me hablas en plural: yo en este blog hablo por mi y a título personal; no sé en qué grupo me incluyes.

    Gracias, otra vez, por pasarte y comentar.

  6. Es cierto, disculpa, ando quemado con lo que implica el Estatut. Te he visto en otros blogs y he sumado de manera un poco atrevida.

    Pero… la pregunta que haces es ¿Cuando se jodió el Perú? Y mi contestación lo que quiere reflejar no es que me parezca correcta la actuación del PP. Es que la terrible situación de hoy es fruto de un largo proceso de deterioro y rechazo a las instituciones comunes, y en ese proceso el PSOE ha sido un actor capital. Por supuesto, el PP no dice que no va a aplicar esa ley, si no que va a diferir a otras comunidades a las pacientes.

    He escuchado demasiadas veces esas trampas del lenguaje con el modelo territorial, primero en los nacionalistas y ahora en el PSC como para no reconocerlo como lo que es “Voy a llevar al límite la legalidad, sin respetar el espíritu de la ley” Y que ahora se le pida al PP que respete las esencias de lo escrito, cuando se están pidiendo “interpretaciones” para el Estatut. En fin…

    Gracias a ti por lo que escribes, sigo tu blog habitualmente (por cierto, te voy a copiar la idea de lo del café, me parece ingenioso, pero el crédito es tuyo, no se si te debo algo de copyright)

    Un saludo y suerte.

  7. Albert, ¿has visto el trabajo “La insumisión se instala en el poder”, de Fernando Garea, que pública hoy EL PAIS? Como ves, hay más gente preocupada por la suerte de “nuestro Perú”… Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *