“Esta señora es una guarra y una puerca”

Estamos demasiado acostumbrados al insulto por el insulto. A que en la política todo valga. Y a que determinados medios de comunicación, amparados en el derecho a la libertad de expresión, hagan de la descalificación su materia prima. Y no, por ese camino no.

El célebre programa de Interecomía “El Gato al Agua” recogió los insultos más denigrantes y soeces a una consejera. A un cargo público. Pero, sobretodo, a una persona. Eduardo García Serrano se quedó a gusto al insultar con una total ausencia de vergüenza a la consejera de Sanidad del gobierno catalán, Marina Geli. Zorra, guarra y puerca fueron los apelativos.

Un ejemplo de lo que se cuece en lo que muy acertadamente Antoni Gutiérrez-Rubí calificó como la Trinchera Digital Terrestre: ese espacio a la opinión que ha abierto la TDT en nuestro país. El lugar para que las opiniones más ultras se conviertan en dogmas. El espacio para que lo que dicen cuatro exacerbados entre en la agenda mediática y política.

Y así nos va. Es una vergüenza que puedan hacerse esos apelativos con total impunidad. Es deleznable y vomitivo. Ahora es el turno de Geli, pero también amparados en el derecho a la libertad de expresión esa cadena desprecia a colectivos de forma sistemática. Desprecio e insulto como arma, supuestamente, informativa.

Exigimos responsabilidad a nuestros políticos. Especialmente en tiempos de crisis. Pero también debemos exigirla a los medios. A los que deben escrutar la tarea de los políticos. Y no, así no se hace.

Tristeza, vergüenza y asco, profundo asco, es lo que siente uno al escuchar esas declaraciones. Les exigiría una disculpa, pero, ¿para qué, si ellos están por encima de todo?

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

8 thoughts on ““Esta señora es una guarra y una puerca””

  1. Esa es la clave, creerse por encima de todo.

    Estas palabras deberían marcar un antes y un después, pero miedo me da que sólo hayan sido el puntode partida.

    Creo que el silencio de los que había al lado lo dice todo…

  2. Totalmente de acuerdo con tu post, Albert. Es curioso, además, que un tipo como éste diga que vivimos en “un país absolutamente siniestro”. Echando mano de la sabiduría popular, me acuerdo de este refrán: “Aparta que me tiznas, le dijo la sartén al cazo”.

    Por cierto, me ha encantado el detalle de “con una total ausencia de vergüenza”.

    ¡Saludos!

  3. Pingback: Bitacoras.com
  4. Gracias por tu comentario, amigo. Creo que el refrán no puede ser más claro y más válido para el tema…

    Un abrazo!

  5. Realmente la libertad de expresión sólo les serviría sin con ello no denigraran de manera repetida la imagen de otro colectivo o persona, ya que interviene ahí el derecho al honor. Por otra parte el derecho a la libertad de información tampoco les ampara porque no se trata de un entorno técnicamente periodístico, con lo que realmente a estos señores se les podría atacar legalmente por ese comportamiento.
    Otra cosa es que se ignore el tema por ser quienes son…

  6. La perversión de menores entra dentro del código penal. No se puede alentar a los niños a prácticas sexuales que por su edad pueden perjudicarles mentalmente.Para la educación sexual ya estamos los padres,no hace falta ni webs ni recomendaciones sobre la moral por parte de ningún gobierno adoctrinando a nuestros hijos.

  7. No es cuestión de que no se pueda decir las cosas, es que estamos perdiendo el control de la situación, como padre, me siento responsable de la educación de mi hija, prefiero que se pueda insultar, ya que es la única manera de que te escuchen, a tener que pagar el coste de una sociedad absolutamente abducida por sus políticos. Es un delito pervertir a un crio de 13 años para que empiece a hacer felaciones, digo crio, ya que no se nos permite distinguir entre homosexual o heterosexual y todo en esta sociedad parece que vale, menos aquello que atenta contra las doctrinas antimorales instauradas en nuestros ayuntamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *