Laporta, gol en propia puerta

Si, tal como afirmaba McLuhan, el medio es el mensaje, el de Laporta no deja de ser un mensaje tan indefinido como su nuevo medio. De hecho, un mensaje tan indefinido como su propia postura. Porque tras meses de marear (y seguir mareando) la perdiz, el medio ha vuelto a ser el mensaje, aunque seguramente no el deseado.

La web personal de Joan Laporta inició su andadura con una caída del servidor. Sin duda, fruto del interés despertado por una inteligente campaña de expectativas que lleva meses gestionando con su extraña ambigüedad: claro para decir ciertas cosas, pero no lo suficiente para ir con toda la verdad de frente. El servidor sufrió de ese hambre que parecen tener miles de personas fuera y dentro de Catalunya por conocer los planes exactos de Laporta. O sea, escuchar de una vez por todas que sí, se presenta a las elecciones y de mano de quién.

El servidor de la nueva web de Laporta –un error técnico lo puede sufrir cualquiera, pero no puedes hacer que todos tus discípulos tiren al monte y luego no obres el milagro de los panes y los peces- se ha convertido en la imagen más clara de su propio mensaje: falla. No está a la altura cuando se le necesita. El mensaje enviado hoy por Laporta no deja de ser la misma retórica de siempre con el mismo fin de siempre. El presidente del Barça pide aunar esfuerzos para la independencia de Catalunya, pero sin explicar ni el cómo ni con quién. Un mensaje que produce el mismo efecto que esa caída del servidor: tras la espera, el jarro de agua fría. El coitus interruptus.

En muchos círculos de la política catalana el fantasma de la irrupción de Laporta en el Parlament este otoño se atisba en un sentido y en otro. Para muchos, la carrera de Laporta en política se parecerá a la del PI, el partido que en los 90 acabó políticamente con Rahola y Colom (aunque este último, tras pasar por ERC y el PI ha encontrado cobijo en CiU). Para otros, será un huracán político que los situará como tercera fuerza en el Parlament. Pero si Laporta acaba haciendo todo igual, quizás su participación electoral nos acabe dejando templados.

Por lo pronto, Laporta nos deja una declaración de intenciones. Quiere la independencia y quiere actuar, aunque no especifica cómo. Quiere hablar con la gente, pero en su web nos pide el correo (que será un puntal, seguramente, de su no campaña). Quiere empezar una nueva vía, pero lo hace con casi tanto oscurantismo como los políticos tradicionales. Dice querer el bien del país, pero muchos se huelen oportunismo y egoísmo. Esto no ha hecho más que empezar, pero el medio es el mensaje y el mensaje enviado hoy es más un acto de fe que una propuesta seria.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

8 thoughts on “Laporta, gol en propia puerta”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. La campaña la está llevando la agencia andorrana Segarra i Teres, la misma que llevó la campaña del invento más estrambótico de los últimos tiempos en este pequeño país: ApC, un grupúsculo de rebotados de ultra-derecha financiado por la millonaria María Reig que intentó catapultar a un supuesto profesor de ESADE llamado Eusebi Nomen. La campaña fue exactamente igual a la de Laporta: mucho Twitter, mucho 2.0, mucho marketing sobre la persona pero nada de fondo. Eso si: muchísimo presupuesto.

    En Andorra ApC al final ha hecho agua (no sacó más consellers que lo que hubieran sacado con las siglas con que se habían presentado anteriormente y actualmente solo se dedican a desestabilizar al debil gobierno socialdemocrata de Jaume Bartumeu) pero previamente a la elecciones lo invadieron todo con propaganda.

    Se repetirá la experiencia: Laporta2010 será un fracaso.

  3. Segarra i Teres fueron asesores de Obama, y ya sabeis lo que paso.

    Muy nerviosos os vemos a todos, muy buena señal

  4. Si ni ellos mismos querían llamarse asesores de Obama… Mira que… creer que a estos señores les llamaba cada día el mismo Obama es de ilusos. Te lo pego y así hablamos del tema:

    “A Terés no le gusta la etiqueta de “asesor de Obama”. “Más bien somos colaboradores del partido demócrata, a Obama le veremos de pasada”, precisa. Cree que el hecho de ser español ha sido determinante para ser elegido, porque le da una doble competencia: “Podremos aportar una visión europeísta e hispana”, en un país en la que la comunidad latinoamericana aumenta su influencia cada cuatro años sobre aquellos que pretenden optar a la presidencia.

    El asesor es consciente de que en la campaña “participa muchísima gente” pero sí cree que Segarra y él podrán “aportar su granito de arena”. La especialidad de Terés y Segarra es el campo audiovisual y los nuevos medios de comunicación, pero aún no tienen muy claro qué tareas le encargarán. “Nos han invitado a la Convención demócrata”, el acto que se celebrará en Denver (Colorado) entre el 25 y el 28 de agosto y en el que el partido designará a Obama como su candidato oficial. “Allí hablaremos con los jefes”, dice.

    Los españoles no tendrán que quedarse en Estados Unidos. “Podremos ir y venir puntualmente, pero no hace falta estar siempre”, explica. Terés realizará su trabajo desde casa, entre Andorra y Lleida, donde imparte clases de comunicación audiovisual en la universidad. “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *