Un asesor para Cospedal, ¡por favor!

Una mala tarde la puede tener cualquiera. Podríamos pensar eso de la primera pregunta que la senadora y secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, dirigió a la ministra de Defensa. Sí, una mala tarde la puede tener cualquiera. El problema es cuando las malas tardes son la tónica y no la excepción.

Quizás de Cospedal ha tenido un gran problema al no saber medir las expectativas generadas y cumplir con ellas. Apareció en un momento de crisis máxima en el seno del PP –la misma que a día de hoy no les permite despegar y sacar buena tajada de la crisis económica- y su nombramiento fue algo parecido a la nominación de John McCain: el PP se dotaba en un cargo tan importante como la secretaría general de una representante atípica del partido. Un mensaje de cambio y de aproximación al centro. Sin embargo, como McCain, no convenció a los del medio y tiene que buscar refugio en los extremos.

Por ello, las expectativas no se han cumplido y episodios recientes han terminado por minar su credibilidad. Si hace unos meses se inventó una teoria de la conspiración de jueces y policias contra su partido, ahora es el turno a las preguntas vacías de contenido en el Senado.

Ayer, de Cospedal preguntó a Carme Chacón sobre el uso militar por parte de Estados Unidos del aeropuerto de Ciudad Real. Lo había leído en la prensa. La respuesta de la ministra fue clara y dejó en evidencia la falta de preparación de la senadora, que basaba en la prensa su postura. Ante ello, Chacón desgranó argumentos y un afilado ataque que provocó la estupefacción de su compañero de escaño, Pío García Escudero.

De Cospedal necesita urgentemente un asesor. Que le diga que no puede lanzar acusaciones desde la playa. Que le diga que no puede presentarse en su primera pregunta en el Senado tras 22 meses de legislatura con un sólo recorte de prensa. Que le aconseje que la coherencia y la sinceridad son los mejores atributos que debe tener un político. Y que debe comunicar. Quién sabe, quizás ese asesor pueda ayudarla y conseguir que tras unas expectativas tan dañadas, su imagen y su trabajo puedan salir a flote.

Una mala tarde la puede tener cualquiera, pero el espectáculo en el Senado merece una reflexión profunda en el equipo de Cospedal.

El vídeo completo de la intervención, en el blog de Francisco Polo.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

9 thoughts on “Un asesor para Cospedal, ¡por favor!”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Con un equipo tan malo y tan poco preparado como el que Rajoy ha diseñado es realmente complicado hacer una oposición que se acerque a la decencia.

  3. Lo que pasa es que, De Cospedal peca de soberbia, teniendo enfrente a Rubalcaba es sencillo saber quien te recomienda un asesor garantizado.

  4. Desde luego que la falta de rigor en sus declaraciones la hacen caer por su propio peso. Chacón es resuelta y ella en cuestión de asesores no tiene problema, tiene uno en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *