Charlando con Maragall

El Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya ha decidido que las potencialidades de la web 2.0 y la comunicación online deben ser un canal válido para dar a conocer a los numerosos y complejos públicos objetivo su tarea. Y realmente, no lo tienen fácil.

Si hay algo complejo en una administración es, junto a la sanidad y a la policía, la educación. Miles de trabajadores con sensibilidades muy distintas (personal de administración, docentes de escuelas grandes, de escuelas pequeñas. De las grandes ciudades y de los recónditos pueblos). Pero también miles de familias que día tras día confían la educación de sus hijos a los trabajadores de esta administración. Ante ese panorama, el reto al que la consejería debía hacer frente no era fácil. Y la solución planteada, más que osada, es hábil.

Hábil y positiva. Sin grandes pretensiones y con humildad, la consejería se plantea aprender conversando y las primeras experiencias les han mostrado que hay interés. Incluso necesidad. Interés y necesidad por encontrar un espacio para conversar.

Todo esto lo pudimos ver en una reunión en el Departament a la que fuimos invitados varios bloggers de campos bien distintos (la comunicación, la política, la asesoría, docentes…), pero que compartimos la pasión por las nuevas formas de comunicación.

Los caminos nunca son fáciles. Menos cuando tenemos una administración inspirada en el siglo XIX, con políticos del siglo XX y necesidades propias del XXI. Por ello, aunque es pronto para evaluar lo conseguido en estas primeras semanas de funcionamiento de los canales puestos en marcha, para mi el valor de la reunión del otro día está en la actitud.

Francesc Grau se hace eco en su blog de la conversación en petit comité que mantuvimos algunos de nosotros tras finalizar el acto. Creo que lo más relevante de la reunión es la actitud y la voluntad, especialmente del jefe del departamento, el conseller Ernest Maragall.

No es habitual ver a un responsable político tomar cartas en el asunto y hacerlo de un modo tan transparente, directo. Pero sobretodo humilde. Esa humildad necesaria para admitir una debilidad y hacer todo lo posible para conseguirla en oportunidad.

Precisamente, será ese carácter heterogéneo de los públicos el que pondrá en más aprietos a la estructura diseñada. Otras cuestiones aparecieron en el debate que también tendrá su importancia (en especial el papel de los directivos de la consejería en la firma de posts y comentarios), sin olvidar la cuestión de fondo: cómo ser líderes de un campo que es el gran desconocido en tantos centros.

Por ello, me gusta que el Departament d’Educació quiera educar con su lead by the example. Los centros escolares deben ver en las nuevas formas de comunicación una oportunidad y no un engorro o un temor. Eso lo saben bien en Via Augusta. De hecho, durante toda la reunión me vino a la mente una reflexión imprescindible de Adolfo Corujo sobre la resistencia inexistente de los grandes responsables en las compañías a la hora de tomar decisiones relacionadas con Internet. Ni en la empresa es tan extraño que los presidentes o CEOs apuesten por el medio como medio estratégico, ni lo va siendo en la Administración; como muestra Maragall.

Seguiremos expectantes la evolución de estos canales. Tiene grandes retos a superar.

Twitter

Blog

YouTube

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

One thought on “Charlando con Maragall”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *