Turismo político: Obama

Obama Japan

No, no es cuestión de ir a Washington a visitar directamente al presidente de los Estados Unidos. Es una opción, pero dudo mucho que el Servicio Secreto os permita llegar hasta él. Tampoco me refiero a la típica visita a las dependencias de la Casa Blanca, también en la capital americana. Ni a Oslo para ver como le dan el Nobel a Obama o a protestar por este hecho. En esta ocasión, os propongo una visita un poco más exótica.

Este destino requiero de un avión y de unas cuantas-muchas horas de avión, porque Obama, además de ser el presidente de los Estados Unidos, es el nombre de una ciudad portuaria japonesa que tiene unos 32.000 habitantes.

Puede ser un pintoresco complemento a las típicas visitas a Tokio, el monte Fuji u Osaka, por lo curioso del nombre y por el hecho de poner los pies en una típica localidad de costa japonesa.

Esta ciudad supo aprovechar el tirón el presidente. De hecho, si no fuera por él no estarías leyendo estas líneas y yo no las hubiese escrito. Eso lo supo muy bien Seiji Fukiwara, un vecino de la localidad que no dudo en organizar un grupo local de apoyo al, por entonces, candidato demócrata en las primarias.

Puede ser interesante contactar con Fukiwara y tomarse unos makis o unos fideos en algún local típico mientras os cuenta cómo logró organizar a sus vecinos e intentar averiguar si recibieron respuesta a la invitación que le hicieron llegar a Obama para que visitar su ciudad homónima, con folletos turísticos y palillos de comer incluidos. Decidle que vais de mi parte…

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

3 thoughts on “Turismo político: Obama”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *