El tamaño importa

Cuando nos referimos a desfiles militares, el tamaño importa. Demostrar quien la tiene más grande. La armada. Si durante la Guerra Fría, este tipo de paradas eran el modo de comunicar al mundo, no sólo el poder militar, sino el poder de controlar a la sociedad, de mantener unida a la sociedad civil bajo los mismos principios; hoy sigue siendo un potente instrumento de comunicación

Bajo la influencia soviética, los grandes alardes militares, con miles de hombres –ahora, ya en el siglo XXI, también mujeres- marchando a la perfección, mostrando al mundo los misiles y las armas más sofisticadas; eran el producto del particular pulso entre oriente y occidente.

Ayer, la República Popular China celebró el 60 aniversario de su fundación, y lo hizo por todo lo alto. Un desfile ensayado durante 8 meses que salió a la perfección y dejó al mundo con la boca abierta, ya sea por admiración o por pánico de ver esta demostración de poder con unos toques retro que incomodan a más de uno.

En todo caso, ahí va un ejemplo de como dominar el tiempo mediático y como poner en escena todo el arsenal, aunque en este caso, la munición que cuenta es la propagandística más que la destructora. Aunque puede ser igual de mortífera.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

2 thoughts on “El tamaño importa”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *