El día que Chávez compró unos libros

Siempre me he preguntado cómo debe sentirse una persona muy conocida y con grandes responsabilidades, entiéndase un jefe de estado o un jefe de gobierno, al querer hacer actividades normales; las que haría cualquier persona de a pie. Ir al cine, pasear por un parque o ir a comprar el periódico los domingos. No debe ser fácil.

El cine y la televisión en muchas ocasiones se ha adueñado de esos momentos. Recuerdo la mítica película de Aaron Sorkin “The American President”, dónde el presidente desea regalar flores a su novia pero es una tarea muy complicada: no tiene tarjetas de crédito, no puede comprar por teléfono un ramo de rosas… termina comprando un jamón y, en un momento del film, se acerca a una floristería. Eso sí, su jefe de seguridad no sabe como contener la indignación por el hecho.

También en Sorkin vemos las visitas del presidente Bartlet a una librería, eso sí, en una visita agendada y segura. Nada que ver con la visita que ayer Chávez hizo a una tienda de la Casa del Libro en la Gran Vía de Madrid. En unos minutos, según indican las crónicas, seguidores y detractores del líder venezolano se han agolpado a las puertas del negocio, creando un espectáculo que es justo lo contrario a lo que un líder suele hacer en estas circunstancias: intentar pasar desapercibido. Tras su salida, junto al presidente de Repsol Antonio Brufau, se ha subido a un coche que ha conducido él personalmente.

Seguro que cuando el Rey, sí, el mismo que le mandó callar hace unos meses, hacía sus incursiones por Madrid, con su moto y su casco y la leyenda urbana que le acompañaba; no causaba tanto revuelo. Pero ya sabemos que cuando Chávez hace algo, lo hace a lo grande. Ya sean latas de comida humanitaria o cerrar televisiones por doquier.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

2 thoughts on “El día que Chávez compró unos libros”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ja…mi marido dice que este personaje es un “cantamañanas”…y yo creo que la fama (más que el poder) se le subió a la cabeza y que se debe pasar horas y horas mirando sus noticias en la tele. No entiendo a personas así, cómo puede llegar a gobernar un país un persona así…no lo entiendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *