Preferimos el porno

Los europeos preferimos el porno o la lectura de los medios online antes que recurrir a las fuentes políticas primarias. Y es que sólo dos millones de los casi 500 millones de habitantes de la Unión han visitado la web del Parlamento Europeo durante los días 1 y 8 de junio. A algunos les parecerá una cifra más que decente si atendemos a la enorme abstención que ha sacudido Europa. A otros, las cifras les resultan totalmente desalentadoras. Depende del prisma con que se vea.

Pero vayamos por partes. La presencia online de las instituciones comunitarias se enfrenta a varias dificultades: desde la necesidad de tener contenidos en todas las lenguas oficiales de la Unión a la disparidad de acceso, conocimiento y uso de internet en los 27 estados miembros. Son elementos a tener en cuenta en el diseño de una estrategia eficaz de comunicación online.

La acción del Parlamento reposaba en varios soportes: la mencionada web oficial y una web para las elecciones, perfiles en redes sociales como Facebook o MySpace, uso de Twitter y alimentación del canal en YouTube y Flickr.

El Parlamento ha hecho públicos algunos datos sobre la campaña, desde el que abre este post hasta el número de seguidores en Facebook (52.000) y MySpace (3.000). Son especialmente relevantes los datos de la noche electoral: 2.189 tweets durante la noche electoral –las elecciones fueron un trendtopic de Twitter- y 659 fotos subidas a Flickr.

La valoración del Parlamento parece ser bastante buena, aunque creo que estos datos sean los esperados para una inversión de 2.6 millones de euros. Si bien es cierto que vista la demoledora abstención que ha arrasado en Europa no se podía esperar gran cosa más, me parece evidente que el coste de esta campaña ha sido desorbitado.

A modo de ejemplo: mientras que los vídeos del Parlamento, para una audiencia de casi 500 millones de habitantes, recibió 440.000 visitas, los videos electorales de los partidos españoles acumula ya 353.982. Y la disparidad es aún más observable con iniciativas como la de Oreja Mayor, que ella sola acumula 107.148 visualizaciones.

El problema de fondo es la poca concepción estratégica de la comunicación del Parlamento, en este caso, en la Red. Esta campaña se inició demasiado tarde. Demasiado tarde para movilizar a gente con poca información en un contexto con una abstención tan al alza. Aunque no todo son malas noticias para los órganos comunitarios: su presencia en sitios como Twitter es envidiable en comparación a otras instituciones o partidos una semana después de las elecciones.

¿Será en 2014 internet un medio útil para mover el voto en Europa? Esperemos que sí…

Crédito fotografía: © For the European Parliament BRUNO AMSELLEM/SIGNATURES

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

5 thoughts on “Preferimos el porno”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Las cuentas parecen claras: 2 millones de visitas frente a un gasto de 2,6 millones de euros sale la módica cantidad de 1,3 euros por visita. Sería interesante conocer los porcentajes de rebote y el tiempo de estancia en la web…

  3. Gracias por el comentario Alberto. Tienes toda la razón, quizás no sea el mejor ROI… y desde luego, saber esos datos sería esencial para comprobar esa efectividad.

  4. Y como dicen en la UE, la estrategia online solo nos costó 0,5 euros a cada uno de los Europeos…Y estoy de acuerdo, ya que lo pagamos, el acceso al analytics de estás páginas debería ser público!!

  5. Juan Carlos, 0.5 euros no, eran 0.05 euros! Pero no te sobra razón: queremos saber la tasa de rebote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *