Born in the USA: un himno

Este es uno de los posts de los que le gustan a Adolfo, lo sé. Porque más de una vez hemos hablado de Bruce en nuestros viajes, generalmente (no sé por qué) en la T4 siempre acabamos hablando de él. Y hoy no es para menos: el histórico álbum de Bruce Springsteen “Born in the USA” cumple 25 años.

La canción de Springsteen tenía todos los elementos para convertirse en lo que fue: un himno. Una crítica a ese Estados Unidos de la guerra del Vietnam, la dura y tosca historia de los veteranos que habían luchado contra los “hombres amarillos” que aparecía en la próspera América de la era de Reagan.

De hecho, Reagan hizo lo que mejor se le daba hacer con esta canción: triangular. Traer la crítica a su campo y convertirla en su canción de campaña. 20 años más tarde, otra canción de Springsteen sería el himno de un candidato demócrata, John Kerry hizo suyo el “No Surrender“.

Más allá del poder comunicativo del Boss, que ya traté en este post tras el monumental concierto del verano pasado en Barcelona, podríamos llegar a decir que Springsteen es una herramienta más de marketing político: en Estados Unidos siempre ha sido relevante su acción política, especialmente contra la Guerra de Irak y contra George Bush.

El Jefe ya nos deleitó con su “Working on a Dream” para Obama y seguramente seguirá siendo una pieza activa en la política del país del Tio Sam.

En homenaje a esa gran canción, a ese himno que pone el vello de punta, este post.

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *