9 de mayo: Yo soy un ciudadano europeo

Había una vez un viejo espacio del planeta que siempre estaba sumido en guerras. Dos de ellas fueron tan potentes, que empujaron al mundo a la destrucción. Hasta que unos hombres (y digo hombres por que en esos tiempos las mujeres aún no tenían el lugar que hoy les corresponde en política) a la altura de los tiempos decidieron poner fin a esa situación. Buscaron la cooperación de sus naciones en lo necesario para construir las armas que servían para matarse entre ellos. Si compartían el material, no podrían batallar entre sí… La cooperación fue a más hasta llegar a crear algo parecido a un país conjunto, sin fronteras. Un espacio de paz y prosperidad.

Por si no lo sabes, este es el relato de nuestra Unión Europea. Esto es lo que enciende una chispa de orgullo en todas las personas que trabajan en las instituciones comunitarias y te explican qué es Europa. A mi, personalmente, me emociona y me hace ver la vida de otra manera; me hace sentir orgulloso de ser europeo.

Pero… ¿todos lo conocen? ¿A todos les emociona igual? ¿El 60% de los europeos que se abstendrán el próximo 7 de junio conocen la historia de la UE?

Hoy es 9 de mayo y en la UE celebramos el día de Europa. Celebramos la declaración Schuman, la primera piedra para la creación de todo este monstruo (en el sentido de enorme, no de malo) comunitario. Por si no lo sabías…

Y es que el desconocimiento es el gran enemigo de la Unión. Tenemos un relato potente, aunque mejorable en el modo de explicarlo. Por ejemplo, yo ya formo parte de una generación que fue educada en la escuela con estos valores. Que conoce y vive esta realidad. La tarea de las representaciones de la Unión en los países miembros va en esa vía y se hace bien… hasta terminar la escuela.

Hace unos días escuchaba la conversación de dos chicas en el metro. Una de ellas, acababa de cumplir los 18 y afirmaba con orgullo que ya podía votar. Pero que quizás no lo haría porque no sabe para qué sirven las elecciones europeas. Algo ha fallado, pues, en el paso de la escuela a la vida adulta. O quizás es que para alguien que no ha vivido una guerra, el relato tradicional no le funciona.

Reflexionemos sobre ello más a menudo, no sólo los 9 de mayo. Es más, disfrutemos hoy de nuestra condición de miembros de la Unión y clamemos bien alto “Yo soy un ciudadano europeo”.

pd: si el día de Europa fuese festivo… ¿nos sentiríamos más europeos? Espero vuestros comentarios…

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

One thought on “9 de mayo: Yo soy un ciudadano europeo”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *