Sexo, drogas, putas (y rock&roll)

Perdonen el soez titular de este post, pero esta es la estrategia que Damian McBride, estratega del Primer Ministro Gordon Brown, pretendía poner en marcha para contrarrestar el ascenso imparable del líder conservador David Cameron. Y no se trata de distribuir un vídeo porno de Brown, regalar drogas como si de un subsidio se tratara o incentivar la economía británica con la prostitución.

El objetivo era iniciar una campaña difamatoria dirigida a dañar la imagen pública del líder tory y de otros dirigentes del partido. Cómo si de un virus se tratara. La propagación debía venir a cuenta de internet, que se haría eco de los rumores que apuntarían a que David Cameron sufre una enfermedad de transmisión sexual o que su número dos sería consumidor habitual de drogas y cliente de prostitutas.

El descubrimiento de esta estrategia se ha vuelto en contra de los laboristas y, cómo no podía ser de otra forma, McBride ha dimitido de su cargo. Este episodio muestra como la guerra sucia, que existe (y mucho) en política es peligrosa para conseguir nuestros objetivos.

La publicidad negativa es muy usada en países como Estados Unidos, incluso en Reino Unido. Pero no es sólo por cuestiones legales que ésta no puede incurrir en elementos falsos, sino que el propio ciudadano es lo suficientemente inteligente como para discernir entre lo que puede y no puede creer.
La ciudadanía no desea tener a un primer ministro que haga actividades ilegales como consumir drogas o que apoye con su dinero la vejación del ser humano. No lo tolerará si no es cierto, pero será implacable contra quién siembre la mentira. Por no hablar del uso político del drama que viven muchas personas en el Reino Unido y en todo el mundo con enfermedades como el VIH…

Sin duda, estrategia desafortunada y contraproducente, que a estas alturas marca la incompetencia manifiesta de los equipos de Brown para levantar su popularidad. Gordon dejó de ser Flash, si es que lo fue alguna vez.

Más información

The Sun

El País

ABC

El Mundo

Albert Medrán

administrator

El blog de comunicación de Albert Medrán

One thought on “Sexo, drogas, putas (y rock&roll)”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *