Nombre propio #1: Barack Obama

No podemos ir en contra de la revista Time. Ni de El País, ni La Vanguardia. Tampoco podemos plantar cara al Washington Post, a la CNN … el nombre propio del 2008 es un nombre africano que significa esperanza y se llama Barack Obama.

No hay espacio para la originalidad cuando se trata de recoger el hito que este hombre ha conseguido. Está (casi) todo dicho sobre él cuando queda menos de un mes para que tome posesión de su cargo, pero nos atrevemos a marcar las 10 puntos que hacen de Obama el nombre propio del 2008:

1. Barack Obama es el primer presidente electo afroamericano, a pesar de tener una historia atípica y no proceder de los típicos círculos de poder.
2. Ha conseguido articular una campaña exitosa donde internet ha jugado un papel fundamental.
3. Ha sabido dar un tono trascendente a su mensaje, donde la superación de las diferencias y la inspiración juegan un papel central.
4. Obama ha conseguido acabar con un período republicano y romper las estadísticas.
5. La decisión del presidente-electo de alejarse de los grupos de presión le ha dado el favor de los ciudadanos.
6. Obama representa la política del siglo XXI, tanto por objetivos como por medios usados y discurso utilizado.
7. El presidente-electo ha sabido crear uno de los mejores equipos de campaña de la historia electoral americana.
8. Ha conseguido un récord de participación en un país tradicionalmente abstencionista.
9. Nuevos sectores sociales han entrado al sistema electoral y han expresado su opinión.
10. Ha sabido dar esperanza, como su nombre indica, no sólo en su país, sino a millones de personas en todo el mundo.

Nombre propio #2: la crisis

La omnipresente crisis económica es, tras muchos años, protagonista otra vez de un año que se cierra. La crisis, sin embargo, ha tenido dos grandes momentos de importancia: cuando no existía (o creíamos que no era tal) y cuando ella misma hizo acto de presencia con una fuerza inusitada.

Y como política y economía van tan de la mano como las aceitunas y los berberechos o el sol y la sombra, durante la campaña de las elecciones generales de marzo vimos el intento desesperado del PP de hacer entrar el tema en la agenda de aquellas elecciones. No quiero decir que les faltase razón o no, sencillamente que la ciudadanía no percibía la crisis como algo plausible en aquel momento.

Después fuimos testigos del negacionismo del Gobierno ante los efectos tempranos de la crisis, hasta que la burbuja estalló tras las vacaciones, el día que Lehman Brothers cayó y McCain dijo que la economía americana era fuerte.

A partir de ese momento se decidieron unas elecciones presidenciales americanas, el mundo se puso a hacer rescates financieros multimillonarios, reuniones multilaterales, fotos, palabras y efectos devastadores para la economía a escala mundial.

Ya sé que estáis cansados de oír la palabra crisis, pero que le vamos a hacer … ¡es uno de los nombres propios del año!

Nombre propio #3: Sarah Palin

Sarah Palin, la candidata de los republicanos a la vicepresidencia de los Estados Unidos, llegó a todos los rincones de la tierra cuando el senador John McCain la eligió como compañera de viaje en la campaña presidencial.

Palin se convertía en la segunda mujer candidata a la vicepresidencia y rápidamente hizo enloquecer el país. Enloquecer y seducir. Palin creó opiniones favorables y contrarias en proporciones similares, y es que para entender la esencia del personaje había que saber primero su historia.

Nacida en Idaho, Palin había jugado al baloncesto y había sido miss durante su juventud, dos etapas que marcaron su carácter. Y así, Sarah Barracuda entró en política en los años 90, primero en la política municipal y luego como gobernadora de Alaska.

Palin es un personaje de gran controversia: conservadora, defensora de la NRA y del creacionismo, jugó más en contra que a favor de McCain. Su inexperiencia y las estrambóticas primeras declaraciones como candidata, apostando para declarar la guerra a Rusia; fueron la música de fondo que marcó la carrera presidencial republicana.

La gobernadora de Alaska ha mostrado su interés en liderar el partido de cara a las elecciones de 2012, aunque la prudencia es poca a la hora de hacer pronósticos. En todo caso, su actuación será recordada durante muchos años.

Nombre propio #4: Internet

Internet es un protagonista del campo de la comunicación durante este año. Y no nos basamos en Rodolfo Chiquiliquatre para sostener esto, no.

Nos basamos sobre todo en el extraordinario uso que Barack Obama ha hecho de la red para conseguir tejer los soportes necesarios para llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Se ha hablado mucho sobre este tema, especialmente en este blog. Pero es conveniente volver a citar y ver como el que apuntaban expertos como Antoni Gutiérrez-Rubí en el campo político, o lo que ya sabían otros expertos de la comunicación 2.0, como el Adolfo Corujo, se está cumpliendo.

Nombre propio #5: la niña de Rajoy

“Quiero que la niña que nace en España tenga una familia, y una vivienda, y unos padres con trabajo.”

Así clausuró Mariano Rajoy el primer cara a cara electoral con el presidente del Gobierno el pasado 25 de febrero. Será recordado durante años como uno de los grandes momentos de las campañas electorales, cuando el líder de la oposición recurrió a la imagen de una niña para encarnar su mensaje político.

Pero el recurso no funcionó.

El quinto personaje del año no es la niña en sí misma sino el fenómeno que Rajoy ponía de manifiesto: la copia y el traslado a nuestro sistema político, electoral y comunicativo de elementos que han funcionado en otros países, sin hacer el mínimo esfuerzo de adaptación.

Rajoy se rodeó de colaboradores que habían conseguido grandes éxitos en países latinoamericanos, que utilizaron los mismos recursos que allí los llevaron a la victoria para intentar lo mismo con Rajoy, pero sin atender a las naturalezas del país y, sobre todo, del candidato.

De esta manera, Rajoy habló de una niña en el alegato final, y el país se puso a reír. También copiaron spots electorales mexicanos, un famoso ballenato y otras canciones que rezaban “con Rajoy, cabeza y corazón”.

Tras la victoria de Obama, volveremos a vivir una oleada más de copia de todo porque sí y veremos como esto seguirá siendo un nombre propio en 2009.

Y si no, echen un vistazo a la campaña de Basagoiti para las elecciones vascas de este año, como comentaba Juan Víctor Izquierdo hace unos días en el blog de Xavier Peytibi.

Nombre propio #6: Gordon Brown y Nicolas Sarkozy

Los dos aliados se merecen un espacio en este repaso anual. Porque su protagonismo ha sido importante este año aunque por motivos bien distintos.

Empezaremos por el primer ministro británico. No podemos decir que Gordon Brown haya tenido un año fácil, aunque encara el nuevo año con más fuerza de lo que hubiera podido imaginar hace sólo unos meses. Las cosas no pintaban nada bien para el laborista, que veía como su partido perdía poder en varias elecciones municipales, con derrotas que no se veían desde la época Thatcher.

Cuando ya podía sentir el aliento de su gran rival, el conservador Cameron, la crisis financiera mundial fue su tabla salvadora. Su liderazgo en la respuesta a la crisis en el Reino Unido le ha servido para que reconozcan dentro y fuera de sus fronteras, y para que las encuestas no lo defenestren antes de tiempo. Tanto es así, que en un lapsus linguae hace pocas semanas en la Cámara de los Comunes, Brown afirmó que había ayudado a “salvar el mundo“.

Sarkozy ha seguido con la hiperactividad que ya marcó el último año, pero este año lo ha hecho de manera muy especial y relevante desde la presidencia de turno de la UE. No quedan atrás sus esfuerzos para escenificar una respuesta conjunta a la crisis, para buscar una salida al punto de no retorno del Tratado Constitucional de la UE, su protagonismo compartido con Ingrid Betancourt después de su liberación …

Nombre propio #7: Carme Chacón

Un año de cambios, muchos cambios, que ha llevado a la catalana ministra de Defensa a protagonizar noticias, noticias y noticias. La imagen de una mujer, catalana y embarazada pasando revista a las tropas el día de la toma de posesión de su cargo, dio la vuelta al mundo.

Chacón fue la cabeza de cartel del PSC en las últimas elecciones generales y consiguió un hito que no se repetía desde las elecciones de 1982, que el PSC llevara a Madrid 25 diputados que fueron decisivos para la victoria de Zapatero.

La ministra de Defensa simboliza la apuesta del presidente para dar más protagonismo femenino a la política. Si deseas ampliar este ámbito, os recomiendo el libro “Políticas” de Antoni Gutiérrez-Rubí.

Este año Carme Chacón ha protagonizado momentos muy importantes a nivel comunicativo. Su primer acto como ministra lo fue, pero también los viajes a las tropas, las fotografías en algunos medios con su hijo Miquel al Ministerio de Defensa, etc.

Chacón es un nombre propio del 2008 y seguramente lo seguirá siendo durante muchos años. El vídeo de las fuerzas armadas del último 12 de octubre supo dar otra perspectiva del Ejército, un cambio en la concepción que se tiene de la institución. Por ello, podemos suponer que este cambio estará presente durante toda la legislatura.

Nombre propio #8: Esperanza Aguirre

Ha dado mucho juego a todos los que nos preocupamos por cómo comunicamos la política. Y debemos reconocer que nadie como ella es capaz de crear tanta admiración y tanta animadversión a la vez.

2008 ha sido el año de la presidenta de la Comunidad de Madrid por varias razones:

  • Es, en parte, responsable de la espectacular victoria del PP en Madrid en las últimas elecciones generales, salvando el resultado de Mariano Rajoy junto con los de la Comunitat Valenciana
  • Ha sido la vencedora moral de la guerra fratricida entre ella y el alcalde de Madrid para el control del PP. Por mucho que Rajoy haya adecuado la dirección a su gusto, la sombra de la Presidenta es omnipresente
  • Ha capitalizado la celebración del bicentenario del 2 de mayo
  • Ha protagonizado momentos especialmente interesantes en cuanto a imágenes imborrables o momentos con mucho mensaje. La visita a la selección española de fútbol, los calcetines después del ataque en Mumbay, las protestas en los hospitales …

Pero sobre todo es uno de los nombres propios del año porque ha sabido mantener un perfil activo durante todo el año, sin renunciar a su objetivo no declarado y sabiendo tejer una red de apoyos que parece inalterable. Méritos, no le han faltado.

Es uno de los nombres propios de este año y lo podrá ser muchos más años si, precisamente, este círculo no se la termina comiendo. Y ya tuvo una alerta

Más información: Wikipedia

Los nombres propios del 2008

  • ¿Quienes son las personas más importantes del 2008?
  • ¿Quién ha hecho más en el campo de la comunicación y la política para ser recordado?
  • ¿Cuáles son los 8 nombres propios del 2008?

    Iniciamos hoy una serie de posts que nos permitirán conocer estos nombres propios. Personas que, gracias a sus hechos, sus palabras y a su manera de hacer han cambiado, mejorado o incluso empeorado la comunicación política, y la política misma.

    Los criterios totalmente subjetivos. La visión, totalmente discutible. Pero estos son mis 8 nombres propios del 2008.

¿Y los tuyos?

El Gordo de la financiación

Sólo el azar podía dejar que un 22 de diciembre fuese la fecha en que coincidiera en el tiempo informativo el gordo de Navidad y la negociación de la financiación. Y digo que sólo el azar lo podía hacer porque la negociación sobre un tema tan crucial como éste está tomando demasiadas similitudes con un sorteo de lotería.

Estas últimas jornadas nos están dejando grandes conceptos escondidos detrás de las declaraciones cruzadas. Lo que más me gusta, el de la política en tiempo de descuento, sin duda. Por política en tiempo de descuento podríamos entender toda una concepción, no sé si decir estratégica, de la negociación política y sobre todo de la comunicación política. Esta teoría entronca directamente con el cortoplacismo de que hacemos gala demasiado a menudo y el sí porque sí. Y es que tal y como le preguntaban hoy a José Blanco en la rueda de prensa, ¿si Zapatero se reunirá con todos los presidentes autonómicos, llegaremos a tiempo el 31 de diciembre?

La semana pasada me refería a este tema en términos navideños. Supongo que tiene mucho de ilusorio creer que se puede llegar a un acuerdo en 9 días, un acuerdo satisfactorio para todas las partes, se entiende. Pero hoy quizás habría que cambiar el tono por el azar, la suerte y la lotería.

Hoy es el día de la salud. Y el trabajo. En el mundo de la lotería sirve, en el de la política no nos servirá con la salud o el trabajo, de hecho, aquí es donde reside la dificultad del momento político que se está dibujando. Esto no será fácil. Todo el mundo ha puesto las cartas sobre la mesa y dudo que nos podamos confiar  al espíritu navideño …

Hoy también “compito” yo contra el tiempo informativo de la lotería, en sentido figurado, claro. En este link puedes leer y ver la entrevista que me hicieron en La Vanguardia sobre el efecto Obama.